Escrito por

Incompetencia cervical: Qué es, Causas y Tratamiento

Uno de los riesgos a los que están sometidas algunas mujeres embarazadas es el de sufrir una complicación conocida como incompetencia cervical, que indicaría una presunta debilidad del tejido cervical, causando un nacimiento prematuro durante el segundo trimestre. Veamos entonces todo sobre la Incompetencia cervical: Qué es, Causas y Tratamiento.

Qué es la Incompetencia cervical

La incompetencia cervical, también llamada insuficiencia cervical, es una dilatación cervical indolora que resulta de la expulsión de un feto vivo durante el segundo trimestre.

La incompetencia cervical se produce cuando, debido a un defecto estructural o funcional, congénito o adquirido, el cuello uterino no puede soportar un embarazo hasta su finalización. En otras palabras, el cuello del útero tiene una estructura débil y no demasiado tonificada,  lo que no permite que permanezca cerrado durante todo el embarazo.

Riesgos para el embarazo

Durante la gestación, el cuello uterino representa un valioso soporte mecánico que impide la salida prematura del feto. La presión ejercida por este último, que aumenta con el crecimiento, puede conducir a una dilatación excesiva del cuello uterino incontinente, incluso en ausencia de contracciones uterinas.

La incompetencia cervical, es por lo tanto una causa de parto prematuro, que a su vez es la principal causa de mortalidad y morbilidad neonatal.

Incidencia y riesgo

Debido a la ausencia de criterios de identificación claros, la incidencia de incompetencia cervical no está claramente establecida. Sin embargo, según los datos disponibles, parece afectar aproximadamente al 1% de la población obstétrica; en otras palabras, una mujer embarazada de cada 100 tiene este problema.

El riesgo general de recurrencia a un aborto debido a incompetencia cervical es probablemente inferior al 30%, por lo que nos preguntamos qué tan importante es el papel que desempeñan las anomalías estructurales. El riesgo es mayor en las mujeres con 3 abortos anteriores durante el periodo del segundo trimestre.

Síntomas de la Incompetencia cervical

La insuficiencia cervical es a menudo asintomática hasta que se produce un parto prematuro. Algunas mujeres tienen síntomas tempranos, como sensación de presión vaginal, sangrado o manchado vaginal, dolor abdominal no específico o dolor en la parte inferior de la espalda o flujo vaginal. El cuello uterino puede presentarse además blando, desaparecido o dilatado.

Causas de la Incompetencia cervical

La causas por las que se produce un problema de incompetencia cervical no se conocen bien, pero parece incluir una combinación de anomalías estructurales y factores bioquímicos (como por ejemplo una inflamación, infección); Estos factores pueden ser adquiridos o genéticos.

Factores de riesgo

La mayoría de las mujeres con incompetencia cervical no tienen factores de riesgo; sin embargo, se han identificado los siguientes factores de riesgo:

  • Trastornos congénitos de la síntesis de colágeno (por ejemplo el Síndrome de Ehlers-Danlos).
  • Biopsias cónicas previas (en particular cuando se ha extraído 2 cm del cuello uterino).
  • Prevención de laceraciones cervicales profundas (generalmente secundarias al parto vaginal o por cesárea).
  • Uso excesivo de la expansión instrumental excesiva o rápida (un factor de riesgo que en la actualidad es algo raro).
  • Defectos del conducto de Müller (por ejemplo el útero bicorno o septo).
  • 3 abortos previos durante el segundo trimestre.

Tratamiento de la Incompetencia cervical

Dos son los tratamientos que podemos encontrar para tratar la incompetencia cervical, por un lado está el cerclaje cervical y por el otro, aplicar dosis de progesterona vaginal.

Cerclaje cervical

El cerclaje cervical  (fortalecimiento del anillo cervical con material de sutura no reabsorbible ) se puede indicar cuando el médico así lo considera tras realizar hallazgos ecográficos en la paciente. Los ultrasonidos que practica el médico, le pueden indicar la necesidad de un cerclaje que aplicará de inmediato.

El cerclaje parece prevenir un parto prematuro en pacientes que ya hayan tenido un aborto durante el segundo trimestre. Para otras pacientes, es probable que el procedimiento se realice solo si tienen un historial que sugiera fuertemente incompetencia cervical y si la ecografía detecta un acortamiento cervical antes de la semana 22 a 24 de la gestación.

La limitación del cerclaje a estos pacientes no parece aumentar el riesgo de parto prematuro y reduce en dos tercios el riesgo de sufrir una incompetencia cervical. La evidencia reciente sugiere que el cerclaje podría ayudar a prevenir el parto prematuro en mujeres con antecedentes de parto prematuro idiopático y cuyo cuello uterino tiene una longitud inferior a los 2,0 cm.

Progesterona vaginal

La progesterona vaginal (200 mg cada noche) es un tratamiento con el que se puede llegar a reducir el riesgo de parto prematuro en algunas mujeres. Se podría usar en mujeres con antecedentes de partos prematuros idiopáticos o acortamiento cervical (detectado con ultrasonido) en el embarazo actual, particularmente en mujeres que no cumplen con los criterios de cerclaje. Sin embargo, no está claro si la progesterona vaginal reduce aún más el riesgo en mujeres tratadas con cerclaje.

De hecho, la progesterona es una hormona que se sabe que es importante para prevenir las contracciones y para apoyar un embarazo a término, es por este motivo que existe evidencia mixta sobre el uso de suplementos de progesterona para prevenir el acortamiento cervical, pero puede ser recomendado por el médico en lugar de hacer el mencionado cerclaje cervical. La progesterona se administra con inyecciones diarias aunque en algunos casos pueden ser también semanales. El tratamieno puede iniciarse en el segundo trimestre o antes. Esta hormona pueden insertarse por vía vaginal o rectal hasta aproximadamente 34 a 36 semanas. Deberás visitar tu hospital local o tu médico de cabecera para que sean ellos los que te prescriban y te pongan las inyecciones de progesterona.

Por otro lado, cuando se sospecha del riesgo de poder sufrir un parto prematuro después delas  22-23 semanas, es posible que el médico prescriba además los medicamentos corticosteroides (a través de los cuáles se puede acelerar la maduración pulmonar fetal) además de recomendar a la paciente que haga reposo.

Puntos clave

  • Por lo general, el riesgo de insuficiencia cervical no se puede predecir antes de que ocurra un parto prematuro por primera vez.
  • De todos modos es recomendable hacerse una ecografía transvaginal después de la semana 16 si las mujeres tienen factores de riesgo o síntomas.

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos