Escrito por

Humo, niños y asma

Los niños con asma que están expuestos al humo de tabaco tienen mayores grados de hiperactividad, agresión, depresión y otros problemas de comportamiento, de acuerdo a los investigadores en el Cincinnati Children’s Hospital Medical Center.

En un estudio publicado en el Diario de desarrollo y del comportamiento Pediátrico, los investigadores dicen que los problemas de comportamiento, junto con el aumento de altos niveles de exposición, así como los bajos niveles en humo de tabaco, pueden ser perjudiciales para el comportamiento.

“Estos resultados nos deben alentar a hacer mayores esfuerzos para prevenir la exposición al humo de tabaco en los niños, especialmente entre las poblaciones de mayor riesgo, como lo son los niños con asma”, dijo Kimberly Yolton, autor principal del estudio y un investigador en el Salud Ambiental Infantil en el Centro Cincinnati de la Infancia.

Curiosamente, a pesar de que las niñas en el estudio fueron en promedio, expuestas a niveles más altos de humo de tabaco que los varones, la exposición no se tradujo en un aumento de problemas de comportamiento entre ellas.

En los varones sin embargo, los problemas de comportamiento aumentaron al doble, dijo la doctora Yolton.

“El mayor incremento se observó en problemas de comportamiento, pero es interesante que además de exteriorizar conductas como la hiperactividad y la agresión, también se registró un aumento en la interiorización de comportamientos, como la depresión”, explicó el Dr Yolton.

Pocos estudios han encontrado un vínculo entre el humo del tabaco y la depresión en los niños“.

Aunque no existen datos específicos para explicar por qué el humo del tabaco causa problemas de comportamiento en niños con asma, dice Yolton, pero representa una de las pruebas en la cual la nicotina contenida en el  humo del tabaco afecta el desarrollo y el funcionamiento del sistema nervioso, así como el desarrollo del niño y su comportamiento.

Via| Eureka

Image; flickr