Hidrocele: qué es, causas y tratamiento. ¿Puede afectar a la fertilidad del hombre?

El escroto -conocido también como saco escrotal- consiste en la cubierta de piel dentro de la que nos encontramos no solo a los testículos, sino también a parte del cordón espermático, los vasos sanguíneos y las diferentes vías excretoras del hombre. Cuando existe hidrocele significa que el escroto se llena de líquido, el cual puede rodar uno o […]

El escroto -conocido también como saco escrotal- consiste en la cubierta de piel dentro de la que nos encontramos no solo a los testículos, sino también a parte del cordón espermático, los vasos sanguíneos y las diferentes vías excretoras del hombre.

Cuando existe hidrocele significa que el escroto se llena de líquido, el cual puede rodar uno o ambos testículos, ocasionando la hincazón del mismo. Aunque se trata de una condición más común en bebés, ¿sabías que también puede ocurrir en hombres adultos?. Y se diferencia claramente del varicocele y sus síntomas.

Se estima que alrededor de un 10% de los recién nacidos varones tienen un hidrocele, el cual suele desaparecer sin ningún tipo de tratamiento médico en particular durante el primer año de vida. No obstante, también ocurren solo en aproximadamente el 1% de los hombres adultos, ya sea como consecuencia de una inflamación o una lesión dentro del escroto.

¿Qué es el hidrocele? ¿En qué consiste?

Consiste en un tipo de hinchazón del escroto que se produce cuando el líquido se acumula en él; concretamente, en la vaina delgada que rodea al testículo.

Es decir, se trata de una afección producida por la acumulación de líquido en el saco que normalmente rodea el testículo.

Podemos diferenciar dos tipos de hidrocele: el hidrocele no comunicante (en la que no existe conexión entre la cavidad abdominal y el saco alrededor del testículo) y el hidrocele comunicante (en la que el saco no se cierra, de manera que el líquido situado alrededor del testículo puede fluir hacia el abdomen).

¿Cuáles son sus causas?

Antes del nacimiento, los testículos se van desarrollando cerca de los riñones. Aproximadamente hacia el séptimo mes de desarrollo fetal, los testículos se mueven desde el abdomen hacia el escroto.

Cuando el testículo se desplaza hacia abajo trae consigo el revestimiento en forma de saco de la cavidad abdominal, el cual permite que el líquido presente en el abdomen rodee el testículo.

No obstante, este saco se suele cerrar antes del nacimiento, evitando que el líquido adicional pase del abdomen al escroto, y finalmente el líquido se absorba.

Sin embargo, si en algún momento se produce la apertura del saco peritoneal en el canal, el líquido puede terminar filtrándose hacia el escroto, causando un hidrocele.

Especialmente en la etapa adulta o en la pubertad, existen otras causas que pueden producir un hidrocele. Son las siguientes:

  • Infección del escroto o alguno de los testículos.
  • Bloqueo en el cordón espermático.
  • Cirugía de hernia inguinal.

¿Cuáles son los síntomas del hidrocele adulto y cómo se trata?

Lo cierto es que cuando se produce un hidrocele los síntomas son bastante evidentes, ya que es común notar -y ver- la hinchazón de un lado o ambos lados del escroto, al encontrarse inflamados.

Además, el hombre que lo sufre suele sentir cómo el testículo se siente pesado, como si fuera un globo lleno de agua. Y aunque puede ocasionar algunas molestias, en muchas ocasiones es indoloro.

En cualquier caso, de presentarse dolor podría significar la existencia de alguna condición más seria, como por ejemplo podría ser el caso de una torsión testicular o una infección. De ser así, es necesario ponerse en contacto con un médico de inmediato, o acudir a urgencias.

En el caso de los hidroceles en recién nacidos es común que generalmente desaparezca sin tratamiento a la edad de un año. Pero si el hidrocele aparece en un adulto como consecuencia de una inflamación o una lesión en el interior del escroto, tras la evaluación adecuada por parte del médico, puede ser necesaria su extracción quirúrgicamente.

Se realiza con un procedimiento ambulatorio mediante una cirugía conocida médicamente con el nombre de hidrocelectomía, que puede realizarse mediante anestesia general o local.

¿Y cómo se practica? Primero se hace una incisión en la parte inferior del abdomen o en el escroto, con el fin de extirpar el hidrocele. Luego es posible que se coloque un tubo con el fin de drenar el líquido, así como el vendaje durante unos días.

Dado que el hidrocele podría reaparecer una vez extraído, se recomienda un examen de seguimiento por parte del especialista.

Advertisement

Hidrocele

¿El hidrocele es peligroso? ¿Puede causar infertilidad o esterilidad?

A diferencia de lo que habitualmente se piensa, lo cierto es que los hidroceles no dañan los testículos de ninguna manera, y tampoco son médicamente consideramos como peligrosos.

Además, generalmente no afectan a la fertilidad, salvo que en ocasiones pueda estar asociado con una condición testicular subyacente que puede causar a su vez complicaciones graves, como hernia inguinal, infección o tumor, que sí pueden reducir la producción o la función del esperma.

Estas son, de hecho, algunas de las complicaciones que habitualmente surgen cuando un adulto padece un hidrocele.

Referencias bibliográficas consultadas:

  • Doudt AD, Kehoe JE, Ignacio RC, Christman MS. Abdominoscrotal hydrocele: A systematic review. J Pediatr Surg. 2016 Sep;51(9):1561-4. doi: 10.1016/j.jpedsurg.2016.06.012.
  • Rioja J, Sánchez-Margallo FM, Usón J, Rioja LA. Adult hydrocele and spermatocele. BJU Int. 2011 Jun;107(11):1852-64. doi: 10.1111/j.1464-410X.2011.10353.x.

También te puede interesar