Hematoma retrocorial: qué es, síntomas y por qué puede ser grave

El conocido como hematoma retrocorial es un tipo de trastorno que, se estima, afecta a cerca del 3 por ciento de las embarazadas, y aunque no es tan conocido o común como otros trastornos, complicaciones o problemas propios del embarazo, lo cierto es que cuando se produce puede conllevar serios riesgos para el buen desarrollo […]

El conocido como hematoma retrocorial es un tipo de trastorno que, se estima, afecta a cerca del 3 por ciento de las embarazadas, y aunque no es tan conocido o común como otros trastornos, complicaciones o problemas propios del embarazo, lo cierto es que cuando se produce puede conllevar serios riesgos para el buen desarrollo de la gestación, ya que como conoceremos a lo largo de la presente nota, puede ocasionar el desprendimiento del saco gestacional, disminuir el aporte de nutrientes y oxígeno al feto, o incluso la pérdida del embarazo. Por tanto, ¿qué es y cuáles son sus causas? ¿Qué complicaciones pueden ocurrir?.

Hematoma retrocorial

¿Qué es y en qué consiste el hematoma retrocorial?

Conocido médicamente bajo el nombre de hematoma retrocorial, se trata de una acumulación de sangre en la zona de la placenta, que puede ocasionar diferentes complicaciones durante el embarazo, o bien convertirse en un riesgo serio de aborto.

Como sucede con prácticamente cualquier parte del cuerpo, tanto las membranas amnióticas que rodean al embrión, como la propia placenta, pueden sufrir la rotura de algún vaso sanguíneo en algún momento de la gestación, lo que puede derivar en una acumulación de sangre en la zona, y posteriormente la formación del hematoma.

Como posiblemente sepas, un hematoma consiste básicamente en una acumulación de sangre. Sin embargo, cuando esta acumulación o cúmulo de sangre se produce en la zona de la placenta, es cuando médicamente se conoce bajo el nombre de hematoma retrocorial.

Se produce básicamente cuando se produce la rotura de algún vaso sanguíneo de la placenta o de las membranas amnióticas.

¿Cuáles son las causas del hematoma retrocorial?

Por el momento, tal y como opinan muchos expertos, la realidad es que no se conocen las causas exactas que tienden a producir la formación o aparición del hematoma retrocorial. No obstante, sí se sabe que existen ciertos factores que pueden predisponer a sufrirlo. Por ejemplo, es más común que surja en aquellas mujeres que, antes o durante el embarazo, han padecido alguno de los siguientes problemas o trastornos:

  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Alteraciones hematológicas.
  • Enfermedades de origen autoinmune.
  • Un golpe en el vientre durante la gestación.
  • Consumo de alcohol o tabaco.
  • Edad avanzada.
  • Endometriosis.

Diagnóstico del hematoma retrocorial

¿Cuáles son los riesgos del hematoma retrocorial en el embarazo?

Todo depende de la posición y el tamaño que tenga el hematoma en cuestión (es decir, la proporción respecto al tamaño en sí del propio embarazo). Así como del momento gestacional en el que éste se produce:

  • Localización o zona. Cuanto más cerca se sitúe el hematoma de la placenta muchísimo más peligroso podría ser, puesto que puede ocasionar una separación entre la pared del útero y la placenta (causando su desprendimiento).
  • Momento. Como te comentábamos, el momento del embarazo en el que el hematoma aparece es también de vital importancia. Así, por ejemplo, si ocurre en algún momento del primer trimestre de embarazo, el riesgo de aborto será mucho mayor, en comparación a si se produce en el resto de trimestres.

¿Por qué puede ser tan grave para la evolución normal del embarazo?

Se trata de un problema que puede llegar a ser bastante serio, especialmente cuando no se trata (aunque el tratamiento médico de elección en la mayoría de las ocasiones es el de hacer reposo relativo). ¿Por qué? Muy sencillo, puede causar una serie de problemas o complicaciones, tales como:

  • Desprendimiento de la placenta.
  • Rotura prematura de las membranas.
  • Aborto.
  • Parto prematuro.
  • Retraso en el crecimiento fetal.
  • Hipertensión arterial en la embarazada.

Tratamiento del hematoma retrocorial

¿Qué puede hacer la embarazada?

No hay duda que cualquier sangrado durante el embarazo puede convertirse en un motivo de preocupación. En definitiva, el embarazo no debería causar ningún tipo de sangrado vaginal. Así, en la gestación, algunos tipos de sangrado pueden convertirse en un gran problema, mientras que otros no tanto.

Ante la aparición de cualquier tipo de sangrado, lo más importante es acudir siempre al ginecólogo, quién llevará a cabo la conveniente exploración médica y, posiblemente, también lleve a cabo una ecografía con el fin de determinar qué ha ocurrido. De esta forma, si encuentra un hematoma, puede localizarlo y también medirlo.

Eso sí, siempre hay que tener en cuenta que ante el menor síntoma anómalo, o duda, lo más adecuado es acudir al especialista, para que pueda determinar qué ha podido ocurrir y, sobre todo, ayude a prevenir posibles complicaciones.

Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!
Hematoma retrocorial: qué es, síntomas y por qué puede ser grave
4.80 / 5
4.80 - 6 Votos

También te puede interesar