Escrito por

Métodos Anticonceptivos femeninos y masculinos

Información actualizada sobre Métodos Anticonceptivos femeninos y masculinos para que puedas escoger cuál es la mejor forma de controlar el embarazo y protegerte de la enfermedades de transmisión sexual.

En la antigüedad comenzó el desarrollo de los métodos anticonceptivos con plantas medicinales o distintas técnicas.

Ahora en la actualidad podemos elegir cuándo quedarnos embarazadas y según nuestras necesidades y nuestra biología, qué método es el que más nos conviene.

Algunos métodos son más eficaces que otros y que además de evitar el embarazo nos ayudan a mantener relaciones sexuales saludables, pues evitan el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Métodos anticonceptivos masculinos

A pesar de que muchas personas sólo conocen los preservativos como método anticonceptivo masculino, son más opciones las que tenéis a vuestra disposición:

Preservativo o condón

Metodos anticonceptivos masculinos preservativos

El preservativo o condón masculino es una funda delgada de látex o poliuretano que se tiene que deslizar sobre el pene erecto.

Es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados pues es un método de barrera que sirve para prevenir el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual.

Sólo se puede usar un condón por cada relación sexual y ha de mantenerse durante todo el acto. Es decir, hay que ponerlo siempre que se vaya a introducir en la vagina y retirarlo con cuidado una vez que se haya producido la descarga de espermatozoides.

Parche anticonceptivo para hombres

Metodos anticonceptivos masculinos parche

El parche anticonceptivo para hombres es una opción cómoda y fácil que reduce la movilidad de los espermatozoides, lo que provoca que sea mucho más difícil poder fecundar un óvulo. Esto se consigue a través de una combinación de testosterona y paraclorofenilalanina, el cual inhibe la serotonina.

Vasectomí­a reversible

A diferencia de la ligadura de trompas, la vasectomía es una intervención quirúrgica reversible. Consiste en el cierre de los conductos por los que circulan los espermatozoides, sin que provoque la pérdida de eyaculación o dificulte la calidad de las relaciones.

Métodos anticonceptivos femeninos

Los métodos anticonceptivos femeninos son los más publicitados pero es muy importante tener en cuenta que sólo el preservativo femenino es un método de barrera y, por tanto, es el único que protege de la posibilidad de las infecciones de transmisión sexual.

Píldora anticonceptiva

La píldora anticonceptiva es un método hormonal, lo que implica que tiene efectos secundarios y que no protege de las ETS. Esto es un aspecto fundamental y que muchas mujeres desconocen, pues es importante utilizar métodos de barrera aunque se mantengan relaciones con una pareja a largo plazo.

Su administración es sencilla, pues simplemente hay que coger el hábito de tomar una pastilla todos los días y aproximadamente a la misma hora. Veréis que algunas anticonceptivas tienen una fila de otro color y es que esa es la semana de descanso, donde tendrá que haber la menstruación.

Como siempre, antes de tomar cualquier medicación os recomendamos leer el prospecto para que podáis conocer cuáles son los efectos secundarios, tanto a corto como a largo plazo, para que podáis tomar una decisión.

loadInifniteAdd(44636);

Parche anticonceptivo para mujeres

El parche femenino, al igual que el masculino, es un adhesivo que se pone en la piel limpia y seca. Este tipo de anticonceptivo también es hormonal, por lo que se van a ir liberando determinadas hormonas (gestágenos y estrógenos) a través de la piel que impidan la posibilidad de embarazo.

Este anticonceptivo hay que cambiarlo cada semana durante 21 días, después se produce el descanso que es donde habrá la menstruación.

Preservativo femenino

A pesar de que el preservativo femenino no siempre resulta fácil de encontrar en las farmacias y es muy caro en comparación con el masculino, es una de las oportunidades de disfrutar de unas relaciones sexuales con la máxima protección.

La primera reacción al verlo puede resultar negativa pero os recomendamos probarlo ya que llega a ser muy fácil y seguro de utilizar. Se puede colocar varias horas antes de la relación y se puede quitar tiempo después, no es como el preservativo masculino que hay que retirarlo al momento. A su vez, también dicen que tiene una mayor fiabilidad y se rompe menos.

Tenéis mucha más información en este artículo “Preservativo femenino

Diafragma

El diafragma tiene forma de capuchón de látex o silicona y se introduce en el interior de la vagina, bloqueando el cuello del útero para impedir la entrada de los espermatozoides. Éste hay que cambiarlo cada año y se recomienda el uso de espermicida como complementario, para aumentar la protección pues no es el método anticonceptivo más seguro.

loadInifniteAdd(44637);

Capuchón cervical

A diferencia del diafragma, el capuchón cervical tiene un tamaño inferior y puede permanecer insertado durante más tiempo. En este caso, también se recomienda el uso de espermicida como complementario. No es difícil de poner pero sí que llevará un poquito de práctica, como en el caso anterior, para que resulte cómodo y rápido.

Anillo vaginal

El anillo vaginal es un anillo de plástico, con una duración mensual y que se coloca en la vagina, donde libera las mismas hormonas que hemos mencionado anteriormente, tanto los del parche como la píldora, por lo que cuenta con ventajas similares y las mismas contraindicaciones. El anillo funciona durante tres semanas y la última es para la menstruación.

Dispositivo Intrauterino (DIU)

El DIU tiene forma de T y es un dispositivo de plástico que ha de ser colocado por el ginecólogo, éste no puede ser introducido por una misma. Es un método anticonceptivo sobre el que hay algunas opiniones de expertos encontradas, lo que ha provocado que en el mercado podáis encontrar el DIU tradicional de cobre o un DIU que libera hormonas y es más actual.

Ligadura de trompas

La ligadura de trompas es una operación quirúrgica irreversible, con la que se ligan las trompas de Falopio para evitar la fecundación y, por tanto, este procedimiento provoca esterilidad.