Gonadotropina Corionica Humana: la hormona del embarazo

El organismo de la mujer es un vaivén de hormonas, desde que se aproxima a la pubertad hasta años después de pasar la menopausia, y durante todos estos años, experimenta procesos en los cuales hacen su aparición distintas hormonas. Una de estas, y de hecho la más conocida, sobre todo cuando nos referimos a embarazo, […]
Embarazo10.com

El organismo de la mujer es un vaivén de hormonas, desde que se aproxima a la pubertad hasta años después de pasar la menopausia, y durante todos estos años, experimenta procesos en los cuales hacen su aparición distintas hormonas. Una de estas, y de hecho la más conocida, sobre todo cuando nos referimos a embarazo, es la Gonadotropina Corionica Humana: la hormona del embarazo. Y es que la presencia de esta, es uno de los principales indicios que confirman el embarazo de la mujer.

Qué es GCH, la hormona del embarazo

Esta hormona se produce durante el modo y solamente cuando un bebé se está gestando en el vientre materno. De modo que si detectamos la presencia de la GCH, significa que hay un embarazo. La Gonadotropina Coriónica están evidentes en la sangre y también en la orina femenina.

gch-hormona-del-embarazo-istock2

Durante el primer trimestre de embarazo, habrá mayores concentraciones de esta hormona en el torrente sanguíneo, pues no obstante, la GCH trabaja en beneficio del útero y tan solo en los primeros días de gestación, la presencia de estas hormonas se duplica cada 48 horas para luego ir disminuyendo de nuevo.

Tiempos para calcular de cuánto estás embarazada:

La hormona gonadotropina coriónica la produce el propio embrión, así que cuando suframos este problema, sabrás que el bebé quiere decirte que está presente y formándose en tu cuerpo.

Una ventaja añadida de esta sustancia es que tan solo necesitas la sangre para comprobar que efectivamente está presente. Así que detectar la hormona supone una prueba fiable de embarazo.

Pero además, sobre esta hormona hay que llevar un control, porque dependiendo de sus niveles, podemos saber si el embarazo está transcurriendo bien. Por ejemplo, cuando los niveles de gonadotropina coriónica se elevan en exceso, hay que estar alerta, porque puede producirse un aborto natural, o también un embarazo ectópico. Cuando hay un embarazo molar, es decir, un embarazo donde hay una deformidad de la propia placenta, la cual termina por perjudicar el desarrollo del embrión y, posteriormente feto, también los niveles de gonadotropina se disparan.

Además, ¿sabías qué? Esta hormona gonadotropina coriónica es la responsable de esas odiosas náuseas matutinas que sufrimos las embarazadas durante nuestro primer trimestre de gestación. Así que ya conoces el nombre y apellido de la culpable de que estés pasando, o hayas pasado un embarazo tan malo en cuanto a vómitos y náuseas.

En un primer término es el mismo embrión el que estimula la producción hormonal, mientras que más tarde será la placenta la que se encarga de provocar su producción.

Pero, ¿para qué tenemos gonadotropina coriónica en nuestro cuerpo cuando vamos a ser mamás? O lo que es lo mismo, ¿qué función tiene esta hormona? Pues en verdad, la gonadotropina tiene un papel más importante del que has estado imaginando a lo largo de estas líneas. Porque aunque nos provoque náuseas y malestar, es gracias a ella que el embrión se desarrolla, porque se encarga de administrar los factores nutricionales al respecto.

Y espera porque aún tiene más funciones esta hormona. Por ejemplo, la hCG también hace que el cuerpo lúteo pueda mantenerse en buen estado y sea viable desde que empieza el embarazo y hasta que este llega a buen término.

gch-hormona-del-embarazo-istock3

Aparte, la gonadotropina interviene en la secreción de progesterona, otra hormona cuya función es revestir el cuerpo lúteo con capilares y vasos sanguíneos gracias a los cuales el bebé a creciendo y desarrollándose. Recordemos que el cuerpo lúteo protege al feto para que no le perjudiquen los factores de su entorno.

La gonadotropina también favorece a la mamá y al hijo tras el parto, porque estimula la secreción de leche materna para que pueda producirse la lactancia.

A partir del octavo día de embarazo, la hormona gonadotropina coriónica puede apreciarse en un análisis de sangre. Mientras que para que aparezca en la orina tenemos que esperar 14 días desde la fecundación. ¿Escuchaste alguna vez hablar de «beta», pues que sepas que hacía alusión precisamente a esta hormona, si es que hablaban de embarazo y gestación.

Valores en el examen de GHC

En el término medio está la virtud cuando se habla de esta hormona. Porque la gonadotropina coriónica hemos visto que debe estar en armonía en cuanto a sus valores. Pues tanto los valores bajos como en aquellas veces que se encuentren los valores al alza, podemos tener problemas serios en nuestro embarazo. Veamos algunas cifras.

Síntomas de que estás esperando un bebé:

Advertisement

Los valores 5mIU/ml son normales. Si suben de esta cifra, anuncian que la persona que estamos analizando está embarazada. Sin embargo, y pese a este embarazo positivo, lo habitual es que la cifra suba bastante más. Este valor irá duplicándose rápidamente y puede llegar a unos 50 mUI/ml.

gch-hormona-del-embarazo-istock4

¿Si los valores no suben? Podría ser porque el embarazo no se ha completado y hay un embarazo ectópico o una amenaza de aborto. O incluso que se ha sufrido un aborto incompleto.

Cuando los valores han subido mucho, podría deberse a que estamos ante un caso de embarazo múltiple con más de un feto.

¿Por qué me siento mal en el embarazo? Esta es una pregunta muy común entre las mujeres. Tan común como lo es el hecho de que tengamos asumido que sentirse mal durante el primer trimestre es normal. Y precisamente se debe a la gonadotropina coriónica. Al tratarse de una hormona, el organismo tiene que acostumbrarse a ella, y hasta que lo hace, se resiente con esos síntomas de mareos, náuseas, hinchazón, etc.

Sin embargo, y a pesar de todo, queremos tranquilizarte. Porque aunque hemos hablado de valores «normales», y hemos comentado que unos valores más altos o más bajos hay que tenerlos en cuenta para vigilar el embarazo, esto no es vinculante. Cada embarazo es distinto, y puede haber mujeres que experimenten sus niveles de gonadotropina coriónica de manera distinta. Y eso no significa que el embarazo vaya a salir mal.

Advertisement

Te puede interesar:

Galería de imágenes Gonadotropina Corionica Humana: la hormona del embarazo

Embarazo10.com

También te puede interesar