Escrito por

El flujo vaginal durante la ovulación

Seguro que más de una vez te has preocupado a lo largo de tu ciclo menstrual sobre el tipo de flujo que tienes y si éste es normal o es un indicador de algún tipo de problema. En este artículo hablaremos precisamente del flujo vaginal durante la ovulación. Esperamos poder resolverte todas las dudas que tengas al respecto.

Qué aspecto debe tener el flujo vaginal durante tu ciclo menstrual

Aunque no seamos del todo conscientes, nuestro cuerpo se comporta de una determinada manera acorde con nuestro ciclo menstrual. Hay una serie de cambios que vamos experimentando y uno de los indicadores más certeros y claros es el flujo vaginal. Tal  y como hemos explicado, nuestro cuerpo actúa de una forma según el momento del ciclo menstrual en el que nos encontremos. Esto quiere decir que el flujo vaginal puede y debe variar a lo largo de del mismo.

Así que, a grandes rasgos, no tienes por qué alarmarte si el flujo cambia de color durante el ciclo menstrual. Lo importante es saber detectar en qué momento del ciclo estamos y por qué tiene el aspecto, color, olor, cantidad y textura que tiene. El flujo vaginal suele cambiar dependiendo de la etapa en la que nos encontremos dentro del ciclo menstrual. Por tanto, para saber qué aspecto debe tener para ser calificado como normal, primero habrá que distinguir entre cada una de las etapas y especificar qué aspecto debe tener el flujo vaginal en cada una de ellas.

Las cuatro etapas del flujo vaginal

El cuerpo de la mujer pasa por cuatro estaciones diferentes o etapas durante su ciclo menstrual. A continuación, explicaremos en qué consiste cada una de estas etapas y por qué tipo de flujo vaginal se caracterizan:

Etapa dinámica: del día 7 al día 14

En esta etapa el moco cervical es muy denso para proteger a nuestro organismo de la entrada de organismos no deseados. A esta etapa se la conoce como los días “secos”, ya que, normalmente, el flujo vaginal es escaso y de color blanco. La mujer se siente reactivada tanto desde el punto de vista de que se reinicia el ciclo como desde el punto de vista anímico.

Etapa expresiva: del día 15 al día 21

A medida que nos acercamos a los días de regla o menstruación, el flujo vaginal pasa de ser blanco, denso y escaso a ser más un flujo vaginal más abundante e ir cambiando de color hasta volverse transparente y acuoso. En esta etapa es cuando somos más fértiles y tenemos más probabilidades de quedarnos embarazadas. Se cree que la mujer se muestra empática y receptiva en estos días.

Etapa creativa: del día 21 hasta el día de la menstruación

Este periodo es orientativo, ya que la menstruación no cumple con exactitud los días establecidos. Esto significa que lo que nosotras conocemos como síndrome premenstrual, que se da durante esta semana, puede acortarse si se adelanta la regla. Estos días son los menos recomendables para quedarse embarazada, ya que el flujo vaginal es pegajoso y a veces hasta puede estar lleno de bultos, cosa que no favorece la entrada de espermatozoides.

Etapa reflexiva: del día 1 al día 7

De igual manera, si se adelantase o retrasase la regla, la etapa reflexiva podría acortarse o alargarse. Nuestro cuerpo tiene varias tareas, como puede ser la ovulación o la menstruación (la manera que tiene nuestro cuerpo de limpiarse y regenerarse) y no siempre las hará a la misma velocidad o en los mismos tiempos. Esto significa que no somos máquinas ni esto es una ciencia exacta. Puedes tener una regla regular y experimentar algún retraso o adelanto de uno o dos días de manera puntual.

Durante la ovulación, el flujo vaginal suele aumentar en cantidad y tiende a aparecer manchado con sangre de color parduzo. Se trata de un flujo vaginal acuoso pero elástico además. Esto no es un signo alarmante, simplemente significa que el cuerpo  ha expulsado el óvulo del folículo y, durante el proceso, se han roto vasos sanguíneos. Solo aquellas mujeres que sean más sensibles podrán observar esto durante su periodo.

El flujo vaginal para identificar los días fértiles

Existe una semana en concreto, como ya hemos mencionado al distinguir las cuatro etapas por las que pasa nuestro cuerpo durante el ciclo menstrual, durante la cual somos innegablemente más fértiles. De nuevo nos gustaría recordaros desde embarazo10.com que, aunque esta sea la norma, esto no implica que sea una fórmula infalible.

Aún así, desde el punto de vista científico la etapa que va del día 15 del ciclo al 21, aproximadamente, es la mejor etapa para concebir. Esto se debe a que el flujo vaginal se vuelve cada vez más acuoso y transparente, signo inequívoco de que esos son nuestros días más fértiles. Los últimos días antes de la menstruación son los más fértiles, esto es un hecho. Y la manera que tenemos como mujeres de comprobarlo es precisamente a través del flujo vaginal. Por lo demás, cuanto más sepamos acerca de nuestro propio ciclo, más nos conoceremos a nosotras mismas y a nuestro cuerpo.

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y que la próxima vez que veas cómo cambia tu flujo vaginal a lo largo del ciclo sepas el por qué. De esta manera seguro que te evitas algún susto o alguna visita al ginecólogo innecesaria. No obstante, si sufres algún tipo de molestia como picor o hinchazón te recomendamos que te pongas en manos de un especialista, puesto que el flujo vaginal en esos casos sigue siendo de color blanco, aunque hay otros indicadores que te ayudarán a saber si algo va mal (mal olor, textura, densidad…). Si te interesa saber si tu flujo blanco es normal o tu flujo es de color amarillo o verde y no sabes qué hacer, te dejamos los siguientes artículos: