Escrito por

Flujo vaginal con mal olor: causas y soluciones

Antes de nada, debemos ser conscientes de que hay muchos tipos de flujo, dependiendo del momento del ciclo en el que estemos. Dicho esto, hay que tener en cuenta que detectar alguna anomalía con respecto al flujo puede ayudarnos a saber si tenemos alguna enfermedad o algún tipo de infección. En este artículo, trataremos de explicar las causas y soluciones del flujo vaginal con mal olor.

Por qué tiene mal olor el flujo vaginal

Hay varios causantes que detonan este problema. Aunque no lo creas, es muy habitual que las mujeres desarrollen este problema a lo largo de su vida. Lo mínimo es que este mal olor o una serie de molestias que explicaremos más adelante aparezcan por lo menos una vez en la vida reproductiva de una mujer.

Flujo vaginal con mal olor por que aparece

A continuación, entenderemos las causas que hacen que tengamos este problema, pero, antes, nos gustaría desde embarazo10.com destacar algunos casos a evitar si no queremos liberar un flujo vaginal con mal olor. Por ejemplo, debes evitar las duchas vaginales, evitar participar en una relación sexual sin protección e intentar prestar la suficiente atención a la higiene femenina en esa zona. En estos casos es fácil entender el por qué de nuestro flujo atípico.

Causas de flujo vaginal con mal olor

Pero, tal y como hemos dicho antes, este flujo vaginal con mal olor puede deberse a una serie de enfermedades o infecciones que enumeraremos ahora sin falta. Ni que decir tiene que si crees que has podido contraer alguna de estas enfermedades es muy importante hacerle una visita a tu médico o a tu ginecólogo.

Enfermedades de transmisión sexual: la clamidia y la gonorrea son las enfermedades de transmisión sexual más comunes que provocan, por un lado, molestias a la hora de orinar y, por otro lado, que se segregue un flujo bastante parecido al pus. Si ves que tienes alguno de estos síntomas, no dudes en acudir con urgencia e inmediatamente al médico para iniciar un tratamiento.

La enfermedad inflamatoria pélvica: este problema se desarrolla cuando las bacterias vaginales se desplazan de la vagina al útero. Esto suele producirse en la etapa final de una enfermedad de transmisión sexual. Suele tratarse de la última etapa de la clamidia, enfermedad sexual mencionada en la causa anterior.

La vaginosis bacteriana: este tipo de problema es la principal causa del mal olor de nuestro flujo vaginal. A veces se soluciona solo, puesto que se trata de un proceso de desarrollo de bacterias natural en el que, en un momento dado, nuestra vagina experimenta un exceso en el crecimiento de dichas bacterias. Se trata de un desequilibrio en la cantidad de bacterias fácilmente remediable mediante antibióticos. No obstante, esto es algo que debe recetar el médico.

Flujo vaginal con mal olor abstracto

Infección por hongos vaginales: se trata de un problema muy similar a la vaginosis bacteriana mencionada anteriormente. Una manera de detectarlo es gracias a un flujo espeso blanco que liberamos. En este caso no serán necesarios los antibióticos, sino que bastará con un tratamiento anti-hongos vaginales de varias tomas. Esta infección es comúnmente conocida como candidiasis vaginal.

Soluciones para el flujo vaginal con mal olor

Como ya hemos comentado en el apartado anterior, la manera más rápida y eficaz de solucionar este problema es acudir al médico o al ginecólogo para que nos inspeccione, determine cuál es la causa del flujo vaginal con mal olor y nos recete el tratamiento más adecuado para curarnos lo antes posible.

Flujo vaginal con mal olor epitelio de la vagina o capa mucosa

No obstante, mucha gente cree que se puede eliminar el mal olor del flujo vaginal con remedios caseros. Aunque desde, embarazo10.com nuestro consejo es que te pongas en manos de los expertos, nos gustaría compartir contigo algunos remedios caseros que quizás te sean de utilidad:

-Come dos yogures al día para mantener a raya a las bacterias o aplícate yogur en la zona con un algodón.

-Come dos dientes de ajo crudos y  un vaso de agua (vigila que no esté fría) al día, antes del desayuno.

-Prepara una bañera llena de agua y añade dos o tres tazas de vinagre de sidra de manzana. Puedes lavarte de este modo dos o tres veces a la semana hasta que se pasen las molestias.

Esperamos que vayas al ginecólogo, pero, nunca está de más tener algún as en la manga por si quieres atajar el problema por tu cuenta.

loadInifniteAdd(44636);

También te puede interesar: