BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Las causas de la aparición del flujo vaginal blanco

El flujo vaginal blanco está considerado como el flujo habitual o “normal” que suelen tener las mujeres previo y tras el periodo. Este flujo en cambio, aparece también en el embarazo y a pesar de su color puede variar en su textura y olor de modo que te explicamos ahora más sobre ello y todas las causas de la aparición del flujo blanco vaginal.

Por qué aparece el flujo vaginal blanco

causas-flujo-blanco-vaginal

El flujo vaginal normal tiene varios propósitos: limpiar y humectar la vagina, así como ayudara prevenir y combatir las infecciones.

Lo normal es que el flujo sea de color blanco, ya que de ser de color amarillo o verdoso puede indicar que estamos padeciendo una infección, mientras que si es marrón o tiene un poco de sangre, se corresponderá al flujo habitual que se descarga tras haber tenido la menstruación.

Cómo puede variar el flujo vaginal blanco

A pesar de que el flujo vaginal blanco es lo “normal”, este puede variar en textura e incluso en intensidad de color llegando a ser muy claro o transparente.

Junto al flujo vaginal blanco, este puede ser delgado y pegajoso o elástico y espeso de modo que podremos diferenciar entre distintos tipos de flujos dentro del color blanquecino que presente en los días previos al periodo.

Aparición de flujo blanco a causa de una infección

Es importante qué sepáis que cuando el flujo blanco se produce como signo de una infección, esta ocurre debido a varios factores como ahora veremos.

De este modo, podemos sufrir una infección y que aparezca flujo vaginal blanco debido a:

Relaciones sexuales

Si mantienes relaciones sexuales sin preservativo con una persona que posiblemente este contagiado por hongos y/o tenga alguna enfermedad sexual puede que acabes contagiada.

Debes acudir al médico y que te hagan las pruebas que descarten una infección más importante.

Ingesta de antibióticos

Si llevas tiempo tomando antibióticos, puede que estos te acaben provocando una bajada de las defensas en el cuerpo y por tanto, además de otros síntomas, puede aparecer una infección vaginal.

El uso de tampones

Los tampones de por sí, no te van a provocar infección alguna pero sí es cierto que si mantienes un tampón mojado dentro del cuerpo durante muchas horas, provocará la aparición de flujo blanco, mal olor e incluso puede derivar en una infección.

Cáncer de útero/vaginal

Es el caso más grave, pero también es el menos frecuentes. De todos modos, es un signo de alerta ya que en algunos casos el primer síntoma de cáncer de útero ha venido precedido por la aparición de una secreción anormal blanca, muy viscosa y con un olor fuerte.

Cambios del flujo vaginal blanco

Es importante entonces estar atentas ante los posibles cambios en los fluidos vaginales. Los siguientes cambios pueden indicar un problema:

  • cambio en el olor (especialmente un olor desagradable)
  • cambio de color (especialmente verdoso, grisáceo, o cuando se asemeja a la pus)
  • cambio en la textura (por ejemplo, espumosa o del aspecto de requesón)
  • picor vaginal, ardor, hinchazón o enrojecimiento
  • sangrado o manchado vaginal cuando no se ha producido un período menstrual

Es muy importante consultar a un médico si tiene alguno de los síntomas de flujo vaginal que os hemos enumerado, incluso si estamos embarazadas y también se produce un flujo blanco del que ahora os hablamos.

Flujo blanco durante el embarazo

La mayoría de las mujeres embarazadas se sorprenden cuando tienen flujo vaginal ya que este suele asociarse al hecho de tener el periodo.

En realidad, el crecimiento de algunas hormonas provoca que un pequeño flujo blanco pueda aparecer en el comienzo de nuestro embarazo, algo que es muy normal aunque no le sucede a todas las mujeres.

Otro de los motivos por los que se produce flujo vaginal blanco durante el embarazo, se debe al hecho de que durante el embarazo, el cérvix (cuello del útero) y las paredes vaginales consiguen se reblandecen, de modo que el flujo ayudar a prevenir cualquier infección que pueda ir de la vagina hacia el útero y de este modo se protege.

También hacia el final del embarazo, la presión de la cabeza del bebé sobre el cuello del útero puede provocar una descarga. El flujo como ya he dicho suele ser blanco, pero hacia el final del embarazo puede aparecer un poco manchado de sangre, lo que indicaría que estamos a punto de dar a luz.

Si quieres saber más acerca de cómo debe ser el flujo vaginal de una embarazada, aquí te dejamos un artículo donde te contamos todo:

Tipos de flujo vaginal blanco

Flujo vaginal blanco y espeso

Un flujo blanco y espeso puede que sea motivo de preocupación para muchas mujeres pero lo cierto es que es de lo más normal. Has de saber que a medida que avanza tu ciclo, el flujo vaginal comenzará a espesar.

Además, muchas mujeres experimentan este tipo de flujo durante e periodo de la ovulación. Si la descarga es más espesa de lo normal lo más probable es que sea sólo una señal de que estás ovulando.

Mucho flujo vaginal blanco

En algunos casos, sin embargo, la descarga con mucha cantidad de flujo blanco (sea más o menos espesa) puede ser una señal temprana del embarazo. Para algunas mujeres, esta es la primera señal que notan, y se denomina leucorrea. Este tipo de descarga es o bien es totalmente inodoro o tiene consigo un olor muy leve.

También puede deberse a que te encuentras a punto de tener el periodo, justo antes, y por ello aumenta la cantidad de descarga. Algo que también suele producirse cuando estamos en el último día de nuestra ovulación.

Justo antes de la ovulación, la vagina produce una gran cantidad de fñujo más (hasta 30 veces más que después de la ovulación). Durante este tiempo, el flujo puede ser acuosp o elástico.

Lo mismo podemos decir del momento en el que se termina el periodo. Nuestro cuerpo produce una mayor cantidad de flujo vaginal para de alguna manera protegerse de las posibles infecciones. Esto es perfectamente normal y no es motivo de preocupación, siempre que no haya picor acompañado de la descarga y que el color se mantenga blanco. En caso contrario es mejor acudir a un médico para que valore si tenemos o no una infección vaginal.

Flujo vaignal blanco espeso sin olor

Cuando nuestro flujo vagina sea espeso pero no tenga olor no debemos preocuparnos por nada. Ya hemos mencionado cuáles son las causas de que el flujo blanco sea espeso, de modo que el hecho de que además sea inodoro es perfectamente normal.

Ademas, puedes experimentar este tipo de descarga en el comienzo de tu ciclo, durante la ovulación y al final del ciclo de modo que mientras no tenga olor alguno no debes alarmarte para nada.

Flujo vaginal blanco cremoso

Por otro lado, si el flujo vaginal es blanco pero cremoso puede indicar también un embarazo, así que presta atención a la sincronización. Si el período se retrasa, considera la adopción de una prueba de embarazo o visita a tu médico para confirmar el embarazo. La descarga puede ser una señal temprana del embarazo.

Cuando notamos que la textura es algo más cremosa de lo normal se deberá a una mayor secreción provocada por la implantación en el óvulo de modo que podría ser interpretada como una señala temprana de que estás embarazada.

Flujo vaginal blanco con olor

Un flujo blanco con olor no es un signo alarmante pero tampoco algo que tengamos que dejar pasar. Muchas mujeres notan un olor fuerte cuando su periodo está por llegar de modo que podría ser debido a esto, aunque también podría indicar el comienzo de una infección vaginal.

En conclusión,si el flujo es grumoso y tiene un olor fétido, consulta a tu médico inmediatamente. Esto puede ser un signo de una infección y requerirá tratamiento.

Cómo controlar o eliminar el flujo blanco

Existen varios remedios o consejos para eliminar o controlar el flujo vaginal que a continuación os vamos a explicar, aunque lo primero de todo y más importante, es que mantengas siempre la zona genital limpia y seca.

Luego puedes hacer todos estos pasos para evitar que aparezca o para controlar de hecho su aparición:

  • No te apliques duchas vaginales, ya que estas podrían facilitar la aparición de infecciones y con ello que tu flujo no solo aparezca en mayor cantidad, sino que además se tornará de un color amarillento y puede que huela
  • Si te han diagnosticado candidiasis, es importante que apliques regularmente el tratamiento que te hayan prescrito, además de cremas vaginales para limpiar la zona
  • Es bueno que comas yogur con cultivos vivos o tabletas de Lactobacillus acidophilus cuando estés tomando antibióticos con el fin de evitar una candidiasis vaginal
  • No te limpies con papel cuando vayas al baño. Es mejor que te limpies con una toallita húmeda el exceso de flujo y la zona vagina, aunque procura no introducir demasiado la toallita en tu vagina; solo es necesario que limpies el exterior (la vulva). Utiliza unas toallitas sin perfume y que contengan la menor cantidad posible de químicos, quizás lo mejor es que utilices las que se venden para limpiar a los bebés cuando han manchado el pañal, ya que son más suaves y no suelen tener componentes químicos
  • No es bueno que utilices aerosoles, fragancias o polvos en la zona genital

La ropa y el flujo vaginal blanco

  • Utiliza ropa interior de algodón a diario y evita sobre todo la ropa de seda. Tampoco es bueno que utilices ropa demasiado ajustada
  • Si notas que tienes mucha cantidad de flujo o que ha cambiado de color, es bueno incluso que te cambies de ropa interior dos o tres veces al día. Así conseguirás que la zona esté siempre limpia y que no empeores tu situación
  • También es recomendable ir sin ropa para ventilar la zona. Puedes dormir desnuda, o quitarte la ropa mientras estés en casa, siempre eso sí, asegurate que allí donde te sientes o te tumbes esté libre de bacterias o sea por ejemplo sobre una toalla completamente limpia
  • Prueba a tomar hierbas como la a Saraca ashoka, Symplocos racemosa, Cyperus Rotundus Ficus benghalensis, vetiveria zizanioides, Andropogon muricatus y Acacia confusa, que pueden reducir el flujo vaginal gracias a sus propiedades astringentes
  • Sobre todo debes utilizar preservativo cuando mantengas relaciones sexuales
  • Si notas que el flujo vaginal va a más, o cambia de color, o tiene un fuerte olor, o notas síntomas como fiebre, dolor en la pelvis, pérdida de peso, mucha sed, inapetencia, aumento en la frecuencia de la micción o fatiga, es recomendable que consultes a tu médico de inmediato
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos