Escrito por

Efectos Secundarios y Riesgos del Fluconazol durante el embarazo

Si hay un momento especial en la vida de una mujer este momento es, sin duda, cuando está embarazada. El embarazo es una etapa vital e importante en la cual todos los cuidados son pocos. Hemos tratado de desdramatizar el hecho de estar embarazadas demostrando que las mujeres gestantes podemos seguir llevando una vida normal en muchos aspectos.

Sin embargo, hay otros aspectos en los cuales sí que tendremos que efectuar algunos cambios y extremar las precauciones durante el embarazo como, por ejemplo, cuidando aquellas sustancias que ingerimos. Tan importante es nutrir al cuerpo con las sustancias que necesita como evitarle aquellas otras que pueden afectar negativamente al embarazo y perjudicar al feto como es el caso del Fluconazol y otros medicamentos.

Los medicamentos son peligrosos y, por ello, su uso debe realizarse bajo control médico. Durante el embarazo debemos extremar las precauciones en el consumo de fármacos y en el caso del Fluconazol este no iba a ser menos.

El Fluconazol también puede presentar efectos secundarios y entrañar riesgos para la salud de la madre o del feto. Aunque no hay suficientes estudios que demuestren que este fármaco haya causado daños en la gestación, ante la falta de certeza más vale ser precavidos.

A continuación vamos a explicarte todo lo que tienes que saber acerca de usar Fluconazol durante el embarazo, sus efectos secundarios y otros riesgos que puedes sufrir si lo utilizas.

Usar Fluconazol durante el embarazo

El Fluconazol es uno de los fármacos con efecto antifúngico más utilizados para combatir los tipos más comunes de hongos y micosis, principalmente para la infección por cándidas. Las mujeres estamos muy expuestas a sufrir de infecciones en la vagina por hongos o levadura debidos a las constantes variaciones del flujo y la flora vaginal.

Si en algún momento has padecido candidiasis, posiblemente habrás recurrido al uso de medicamentos para tratar estas infecciones. A veces la candidiasis se resiste a desaparecer y es muy molesta, así que el Fluconazol es un buen recurso cuando las cremas de uso tópico no han dado resultado.

El Fluconazol también se emplea para curar otras afecciones por micosis. Principalmente las infecciones por hongos genitales, pero también sirve para tratar micosis en otras partes del cuerpo como las uñas, los hongos que aparecen en los espacios interdigitales de manos y pies, la candidiasis oral, de la ingle o la esofágica.

El uso del Fluconazol es común además para tratar la coccidiomicosis, los sabañones, la criptococosis o la blastomicosis. Y también para aliviar las molestias de la pitiriasis versicolor o telilla blanca.

El Fluconazol permanece en el organismo entre 6 y 9 días y esto es un dato que debemos tener en cuenta si estamos embarazadas o si estamos planificando un embarazo. En pequeñas dosis, el Fluconazol no ha demostrado causar ningún daño al feto, ni tampoco ha habido casos de aborto espontáneo en los estudios que se han realizado hasta el momento. Pero los efectos que causa el Fluconazol a dosis más altas son desconocidos.

Tampoco hay evidencias de que consumir Fluconazol durante el embarazo, en bajas dosis y por cortos periodos de tiempo, haya provocado partos prematuros ni bajo peso en los recién nacidos. Pero se desconocen los efectos de un consumo prolongado o en grandes cantidades.

Efectos secundarios del Fluconazol durante el embarazo

Cualquier medicamento presenta riesgo de producir efectos secundarios por eso, si estás embarazada, es muy importante que conozcas qué efectos secundarios puede tener el Fluconazol en tu embarazo.

Hay circunstancias en las cuales un medicamento aunque tenga riesgos aporta importantes beneficios a la embarazada por lo que, en este caso, sí que puede ser aconsejable su consumo si el problema de salud así lo aconseja. Es lo que sucede con el Fluconazol, pero siempre tendremos que utilizarlo bajo estricta vigilancia de nuestro médico.

¿Y qué sucede si estás planificando quedarte embarazada? En este caso, ya has visto que el Fluconazol se queda en nuestro organismo durante unos seis a nueve días. Así que si quieres un embarazo sin riesgos, puedes concertar una cita con tu médico y que sea él quien te aconseje, aunque sería interesante que esperases a terminar el tratamiento.

loadInifniteAdd(44636);

Lo mismo sucede si es tu pareja quien está tomando el medicamento. Aunque en este caso, el consumo de Fluconazol por parte de tu pareja no ocasionará riesgos a la gestación, porque el hombre no comparte la sangre con el feto, pero sí que puede causar infertilidad o malformaciones de tipo congénito.

Entre los efectos secundarios habituales del Fluconazol se encuentran las náuseas, el dolor de cabeza, diarreas y dolores abdominales, además de nerviosismo o alucinaciones en dosis elevadas. Estos efectos secundarios se pueden intensificar si estás embarazada.

Otros riesgos del Fluconazol durante el embarazo

Hay una serie de riesgos que entraña el uso de Fluconazol y unas precauciones que hay que tomar con respecto a él. Estas precauciones tendrás que tomarlas especialmente en serio si estás embarazada. Por ejemplo, el hecho de que el Fluconazol puede provocar un aumento de las transaminasas en sangre. Esta condición puede ser agravada también por el embarazo, lo que provoca que aumente el riesgo de sufrir una intoxicación en la sangre.

Otros riesgos del Fluconazol es que puede provocar toxicidad cuando existe insuficiencia renal. Y que aumenta el riesgo de fallo cardíaco si se toma junto con determinados medicamentos.

Aunque no se han efectuado estudios suficientes para comprobarlo, en dosis altas y utilizado por mucho tiempo, el Fluconazol durante el embarazo tal vez podría provocar malformaciones congénitas, partos prematuros o abortos espontáneos.

Además de los riesgos del Fluconazol durante el embarazo, otra cuestión que inquieta a las madres es qué riesgo hay de tomar Fluconazol durante la lactancia. En relación a esto, la dosis del medicamento que la madre traspasa al bebé durante la lactancia materna es muy pequeña así que, si es tu caso, puedes seguir utilizando el Fluconazol durante el tiempo que dure el tratamiento y amamantar a tu hijo con tranquilidad.

loadInifniteAdd(44637);

También te puede interesar:

Embarazo10.com

Newsletter