Escrito por

Época de Festejos y Responsabilidades.

Hoy es un día muy especial en todo el mundo de festejos y alegría, lo cual no debería se empañado por falta de responsabilidad, por ello tomar una actitud responsable en cuanto a lo excesos, en particular la bebida, es la mejor opción para protegernos y proteger a nuestra familia.

Los días festivos y las bebidas espirituosas van de la mano, “Los padres tienen que entender que su patrón de consumo de alcohol, tiene estrecha relación con la salud y seguridad de sus hijos”.

Si los padres actúan en forma responsable, siguiendo la premisa fundamental de “no beber, si se conduce” y se trasmite esta lección constantemente en el seno familiar, serán aprendidas por sus hijos“.

Los padres tienen un papel que desempeñar en la configuración de las actitudes de sus hijos y es una lección muy importante la que se relaciona con el alcohol, que tiene la particularidad de tener efectos devastadores en lo que respecta a los accidente de tráfico entre los jóvenes.

Mientras que las edades comprendidas entre los 16 y 25 años, representan el 13,7% de la población, tienen una estadística del 32,1% de muertes relacionadas con el alcohol.

Y si bien se han logrado avances significativos a nivel preventivo relacionados a los accidentes mortales entre los jóvenes por causa del alcohol desde la década de 1970, sigue siendo la primera causa de muerte entre las personas de esas edades, según un estudio de 2006 realizado por Salomón en asociación con MADD Canadá.

Por ello el rol de los padres es fundamental en lo que respecta a este tema tan vigente y delicado, como decíamos al principio; que la alegría no empañe tu felicidad, “si bebes, no conduzcas”. Felices Fiestas!

Image, flickr