Embarazo químico: qué es y por qué se produce

Si tuviéramos que definir rápidamente qué es y en qué consiste el embarazo químico, podríamos resumirlo como una pérdida temprana del embarazo, la cual tiende a ocurrir apenas han transcurrido poquísimo tiempo después de la implantación. De hecho, se estima que los embarazos químicos pueden llegar a representar entre un 50 a casi un 80 […]

Si tuviéramos que definir rápidamente qué es y en qué consiste el embarazo químico, podríamos resumirlo como una pérdida temprana del embarazo, la cual tiende a ocurrir apenas han transcurrido poquísimo tiempo después de la implantación. De hecho, se estima que los embarazos químicos pueden llegar a representar entre un 50 a casi un 80 por ciento de todos los abortos espontáneos. ¿Y qué son los abortos espontáneos? Básicamente consiste en la muerte del embrión o feto antes de la semana 20 de embarazo. En definitiva, el embarazo químico tiende a ocurrir, sobre todo, mucho antes de que una ecografía de ultrasonido pueda ser capaz de detectar el feto, pero aún no demasiado temprano como para que una prueba de embarazo pueda detectar los niveles de la hormona hCG (o hormona gonadotropina coriónica). Pero, ¿qué es realmente, y especialmente, por qué se produce?.

Embarazo químico

¿Qué es y en qué consiste un embarazo químico?

Un embarazo químico consiste en un término médico usado habitualmente para describir aquel aborto espontáneo que ocurre muy temprano, en especial antes de la quinta semana de gestación (y mucho antes de que el feto pueda ser detectado visiblemente a través de una prueba de ultrasonido).

Como te comentábamos brevemente en el apartado anterior, al comienzo de esta nota, los expertos creen que hasta un 75 por ciento de los embarazos que terminan en un aborto espontáneo es debido a un embarazo químico (algunos expertos, de hecho, aumentan esta cifra hasta el 80 por ciento).

Por este motivo, debido a que el aborto ocurre muy pronto, la mayoría de las mujeres que han tenido uno nunca se han cuenta de que, en realidad, han podido concebir a un bebé, dado que, como veremos en el apartado anterior, en la mayoría de las ocasiones el único síntoma real es la tardanza en llegar el período.

También puede ocurrir que, debido a ese retraso, la mujer decida hacerse una prueba de embarazo casera. Sin embargo, cuando se está en riesgo de que ocurra un embarazo químico, lo habitual es que la muestra obtenga un resultado positivo débil, el cual termina volviéndose negativo en una o dos semanas aproximadamente.

Si bien es cierto que un embarazo químico, por lo general, no causa daño ni ningún tipo de problema de salud, la realidad es que la mujer que sabe que ha estado embarazada puede acabar provocando sentimientos de tristeza y dolor.

¿Cuáles son los síntomas que pueden surgir o aparecer?

Debido a que ocurre de forma muy temprana, un embarazo químico puede no tener síntomas. De hecho, en muchas ocasiones, algunas mujeres pueden tener un aborto espontáneo tan temprano que siquiera se han dado cuenta de que estaban embarazadas. Simplemente lo consideran como un retraso, y posteriormente, como una menstruación un poco más abundante que de costumbre.

Es decir, un embarazo químico por lo general no tiene ningún síntoma más que la menstruación tardía.

No obstante, esto no significa que no ocurran síntomas. Cuando surgen, los más comunes son calambres estomacales (similares a los calambres menstruales), así como sangrado vaginal. Estos síntomas suelen aparecer pocos días después de haber obtenido un resultado positivo del embarazo.

Eso sí, es necesario tener en cuenta algo fundamental: un sangrado después de una prueba de embarazo positiva no siempre significa la existencia de un embarazo químico.

Por ejemplo, el sangrado -leve- también tiende a ser común durante la implantación, que es el momento en el que el embrión se adhiere al útero para continuar creciendo y desarrollándose. Es un proceso común que puede romper o dañar pequeños vasos sanguíneos situados a lo largo del revestimiento uterino. Si esto ocurre, lo más común es que el sangrado aparezca de 10 a 14 días después del momento en que se ha producido la concepción.

Síntomas del embarazo químico

¿Cuáles son las causas del embarazo químico?

Se desconocen las causas exactas que pueden ocasionar que un embarazo se torne en un embarazo químico. No obstante, sí se sabe que, en la mayoría de las ocasiones, el aborto espontáneo se debe a problemas con el embrión, posiblemente debido a una baja calidad del óvulo o del esperma.

También existen otras causas que deben ser mencionadas, como: implantación del embrión fuera del útero, anomalías en el útero, niveles hormonales anormales, o determinadas infecciones como la sífilis o la clamidia.

Por otro lado, existen algunos factores de riesgo que pueden influir. Un buen ejemplo lo encontramos en la edad. Por ejemplo, tener más de 35 años de edad en el momento del embarazo puede aumentar el riesgo, al igual que ciertos problemas médicos.

También te puede interesar