Escrito por

Embarazo psicológico

Tener un embarazo psicológico supone creer que realmente estamos embarazadas cuando en realidad no es así. Pero no es sólo algo que tiene ver con un deseo, sentimiento o pensamiento. Muchas mujeres tienen los mismos síntomas que una mujer embarazada cuando sufren un embarazo psicológico y que os explicamos mucho mejor a continuación y cómo tratarlo.

el-embarazo-psicológico

Embarazo psicológico | ¿Qué es?

embarazo-psicológico-que-es

Conocido también como “embarazo fantasma” o “pseudociesis” (de ‘pseudes’ falso y ‘cesis’ gestación), el embarazo psicológico es un tipo de embarazo que no se da frecuentemente (1 y 6 casos de cada 22.000) pero que existe realmente y de hecho las mujeres que lo padecen tienen los mismos síntomas (fisicos y mentales) que cualquier otra mujer embarazada pero sin que exista realmente un feto.

Las mujeres que padecen un embarazo psicológico suelen tener estos síntomas:

  • Les desaparece la menstruación o tienen un flujo muy ligero y por pocos días.
  • Aumenta el volúmen del abdomen pero sin desaparición del ombligo que puede producirse por una retención de líquidos o la distensión de músculos abdominales.
  • Crecimiento o cambios de las glándulas mamarias, que incluso pueden llegar a segregar calostro.
  • Sensación de movimientos fetales.
  • Nauseas y vómitos.
  • Aumento de peso que suele ser mayor que el de un embarazo real.
  • Aumento de los niveles de gonadotropinas que pueden dar como resultado dar un positivo en el test de embarazo.
  • Ansiedad y trastornos del sueño.

embarazo-psicológico-causas

Normalmente la causa principal del por qué se produce un embarazo psicológico es el deseo de la madre de quedar embarazada. Otro motivo sería todo lo contrario ya que hay mujeres que sienten pánico al hecho de quedar embarazadas y por ello acaban desarrollando un embarazo psicológico.

El deseo de sentirse joven y fértil puede ser un motivo de embarazo psicológico en mujeres maduras y algunos estados depresivos también pueden llevar a este sentimiento.

Se han dado casos en los que el hombre también ha sentido un embarazo psicológico que en su caso se llamaría síndrome de Couvade. Suele producirse en hombres cuya mujer o pareja está embarazada y ellos creen sentir lo mismo con dolor abdominal, antojos, irritabilidad, mareos o nauseas, calambres o dolor de muelas, rechazo a ciertos alimentos y mayor sensibilidad ante sucesos.

Embarazo psicológico | Cómo tratarlo

embarazo-psicológico-tratamiento

Cuando una mujer sufre un embarazo que es psicológico es difícil que sea ella misma la que se de cuenta que lo está sufriendo por lo que es necesario que sea diagnosticado por un médico.

En cuanto al tratamiento a seguir no podemos decir que haya uno específico ya que la mayoría de casos serán remitidos a un estudio por parte de un psicólogo o psiquiatra. Una situación de estas características puede llevar a una mujer a caer en depresión o a creer que se le está induciendo a abortar.

Vídeo sobre Embarazo psicológico