Escrito por

Embarazo molar: qué es, síntomas, peligros y tratamiento

Un embarazo molar es una anomalía genética muy rara que ocurre en el momento del proceso de fertilización y que da como resultado el tener que sufrir un aborto embarazo fallido. Os queremos explicar a continuación, todo sobre el embarazo molar, cómo se produce, qué tipos hay, cuáles son los síntomas, peligros, tratamiento y con qué frecuencia se puede producir,

Qué es un embarazo molar

El embarazo molar, también llamado mola hidatiforme, es un crecimiento anormal del tejido placentario. Es un embarazo fallido que se produce después de que el esperma de un hombre ha fecundado el óvulo de una mujer y cuando el tejido que normalmente debería dar lugar a la placenta, el órgano que permite la nutrición del feto experimenta un crecimiento anormal.

Embarazo molar

Una de las primeras indicaciones de un embarazo molar es el sangrado vaginal en las primeras semanas de embarazo. Un útero más grande que el promedio también puede estar presente en comparación con la edad gestacional, dolor abdominal y náuseas severas.

Las causas del embarazo molar no se conocen aunque la edad de la mujer (menor de 20 años o más de 40) puede aumentar la probabilidad de que ocurran tales situaciones.

Por otro lado, tenemos que diferenciar entre dos tipos de embarazos molares: el que es completo y el parcial. Ambos tipos son causados ​​por un ovocito que está anormalmente fertilizado. Los embarazos molares completos ocurren con mayor frecuencia que los embarazos parciales.

Qué  es un embarazo molar completo

Cuando se produce un embarazo molar completo, el embrión no se desarrolla mientras que el tejido placentario crece rápidamente formando una masa anormal. Por lo general, se produce debido a la fertilización de un ovocito que carece de cromosomas o cuyos cromosomas están inactivos por uno o más espermatozoides. En este caso, el óvulo fertilizado contiene solo los cromosomas del padre. (una prueba de ultrasonido mostrará la ausencia del feto y la presencia de solo tejido placentario).

Qué  es un embarazo molar parcial

En un embarazo molar parcial, la mujer libera un ovocito normal durante la ovulación, pero es fertilizado por dos espermatozoides en lugar de uno.

Esto conduce a un embrión anormal que contiene un número excesivo de cromosomas: un juego de cromosomas de la madre y dos juegos de cromosomas del padre, o 69 cromosomas en lugar de los habituales 46 (23 de la madre y 23 del padre) .En un embarazo molar parcial , hay demasiados cromosomas y el embrión no puede desarrollarse normalmente y sobrevivir.

Sí­ntomas de un embarazo molar

Como ya hemos mencionado, el sangrado vaginal es el síntoma más común en ambos tipos de embarazos molares. El sangrado vaginal puede oscilar entre ser de un color marrón oscuro a ser de color rojo claro, y generalmente ocurre en el segundo o tercer mes de embarazo.

Además del sangrado vaginal, otros signos de un embarazo molar pueden incluir:

  • Crecimiento anormal del útero. En el caso de un embarazo molar completo, el tamaño del útero es mayor que el promedio en las etapas iniciales del embarazo. En el caso del embarazo molar parcial, el tamaño del útero es más pequeño de lo normal.
  • Ovarios agrandados. Los niveles altos de HCG (gonadotropina coriónica humana), una hormona producida durante la primera etapa del embarazo (que de  hecho se mide en el test de embarazo), pueden hacer que los ovarios sean más grandes de lo normal durante el embarazo.
  • Fuertes náuseas y vómitos.
  • Presión arterial alta durante el primer trimestre o al comienzo del segundo trimestre del embarazo.

Las causas

Por el momento no hay ideas claras sobre las causas. Algunos han planteado la hipótesis de que una causa puede estar representada por la falta de caroteno, un pigmento vegetal presente en algunas frutas y verduras con un color rojo y naranja. El caroteno es transformado por el cuerpo en vitamina A.

Peligros de un embarazo molar

Lo cierto es que padecer  de un embarazo molar puede traer consecuencias para la madre que son bastante peligrosas dado que puede suceder que, antes de que se detecte el embarazo molar, haya fuertes hemorragias repentinas, pero el riesgo más grave es el de un carcinoma coronario, una masa tumoral maligna, después de la extracción quirúrgica del feto.

La extirpación quirúrgica es la única cura para el embarazo molar, mediante curetaje o histerosucción.

Dado que los quistes molares se pueden reformar y expandir, y dada la leve posibilidad de recurrencia del tumor, debes esperar un tiempo antes de volver a intentar tener un bebé. Consulte con tu médico sobre la elección del tiempo de espera es lo mejor que puede hacer.

loadInifniteAdd(44636);

Tratamiento para un embarazo molar

El embarazo molar puede diagnosticarse mediante una ecografía abdominal que puede mostrar la presencia de quistes en el útero. Un embarazo molar completo puede ser más fácil de detectar con el ultrasonido de un embarazo molar parcial.

En caso de duda, a la mujer se le receta beta HCG. En mujeres con un embarazo molar completo, los niveles de hCG pueden ser más altos de lo esperado en esa etapa del embarazo. El tejido placentario de crecimiento rápido, de hecho, estimula la liberación de esta hormona.

En mujeres con un embarazo molar parcial, los niveles de HCG pueden ser promedios o ligeramente mayores y esto hace que el diagnóstico sea más difícil.

El tratamiento puede ser farmacológico o quirúrgico. Después del raspado, los valores de la beta HCG generalmente se controlan durante algunas semanas para verificar la reducción a cero.

Lo general en el tratamiento de un embarazo molar como ya avanzamos es llevar a cabo una extirpación quirúrgica. La operación consiste en una evacuación por aspiración, que siempre es llevada a cabo por un ginecólogo. En algunos casos, el embarazo molar puede ser tratado mediante la extirpación del útero (histerectomía), pero sólo en los casos en que la mujer no quiere hacer frente a futuros embarazos.

Casi todos los casos de embarazo molares pueden resolverse con éxito.

loadInifniteAdd(44637);

¿Puedo volver a tener un embarazo molar?

El riesgo de sufrir un embarazo molar en una mujer que ya haya sufrido uno, puede repetirse. De hecho según varios estudios el riesgo es de 1-2 de 100 en comparación con un riesgo básico de 1 en 600. En el caso de embarazos molares repetidos, el riesgo aumenta a aproximadamente  hasta el 15-20%.

Si has sufrido un embarazo molar debes consultar al médico tus dudas, aunque si es reciente, tendrás que esperar varios meses e incluso un año antes de volver a intentar tener un bebé. Consulta a tu ginecólogo para que te de las indicaciones en lo que respecta a la espera y en el caso de quedar de nuevo embarazada, qué hacer para no acabar sufriendo de nuevo un embarazo molar.