Escrito por

Qué es el encajamiento del bebé en el embarazo y cuándo ocurre

En otros artículos hablamos del embarazo semana a semana, pero un aspecto muy importante que toda mujer embarazada debe tener en cuenta es el encajamiento. En este artículo te explicaremos qué es el encajamiento del bebé en el embarazo y cuándo ocurre.

Qué es el encajamiento del bebé durante el embarazo

Una de las cosas más importantes que toda embarazada debe saber es qué es el encajamiento del bebé. Este encajamiento se produce cuando la cabeza del bebé se va situando en la cavidad pélvica. Podría decirse que la naturaleza es sabia y el bebé se está preparando para el parto y su posterior nacimiento. Y en cierto modo es verdad. Pero no debemos confundirnos. El encajamiento no indica cuándo será el momento del parto.

Por un lado, en el caso de las madres primerizas, es posible que el encajamiento no se produzca hasta que no se estén dando las primeras contracciones. Sin embargo, en otras embarazadas es posible que el bebé se encaje cuatro semanas antes de la fecha de parto y luego el bebé se retrase dos semanas. Así que queda claro que no es una ciencia exacta y que el encajamiento del bebé no nos ayuda a saber a ciencia cierta la fecha de parto.

Cuándo se encaja el bebé durante el embarazo

La última fase del embarazo es un periodo muy pero que muy incómodo para la embarazada. Uno de los elementos que vuelve el embarazo muy incómodo se produce cuando el bebé se encaja en el canal de parto, ya que la zona pélvica pesa mucho más. Esto genera una molestia adicional, pero es necesario para que no haya problemas durante el parto. 

En general, el encajamiento del bebé se produce a partir del octavo mes de embarazo, concretamente, durante las últimas semanas previas a la fecha de parto. El bebé ha ido creciendo y va descendiendo a la cavidad pélvica: suele descender de cara y encajar la cabeza, pero a veces desciende de culo y encaja las nalgas.

En qué semana se encaja en el canal del parto

Se suele hablar de la semana 33. Ese es el momento en el que el bebé estará encajado en posición cefálica (boca abajo y con la cabeza encajada en la cavidad pélvica). El bebé suele seguir moviéndose, sobre todo, si se trata de un bebé que en vez de estar en posición cefálica (boca abajo) está en posición podálica (con la cabeza en la parte superior del útero).

En caso de que el bebé esté sentado, lo cual es un caso que hemos mencionado en la sección anterior, hay cantidad de ejercicios que la embarazada puede llevar a cabo para que cambie de postura: natación, yoga, andar…

Síntomas de que el bebé se ha encajado en el canal del parto

En anteriores apartados hemos comentado lo incómoda que es esta fase del embarazo. Ahora vamos a explicar detalladamente cuáles son los síntomas que sufre una embarazada cuando su bebé se encaja en el canal del parto. Creemos que es importante que una embarazada sea consciente de cuáles son para que no se alarme en el último tramo del embarazo por una serie de molestias que no reconoce.

Dificultad para caminar porque hay más presión en tu zona pélvica.

Intensificación del dolor lumbar que se extiende por otras zonas del cuerpo: nalgas, muslos, piernas…

-Ardores de estómago, gases y otras molestias durante la digestión que podrían denominarse molestias de tipo abdominal.

Incremento de la presión en la vejiga, por lo que la embarazada va con mucha más frecuencia al baño.

Seguro que te estás preguntado cómo evitar o paliar estos síntomas. Por un lado, para el dolor lumbar o ciática (molestia frecuente durante todo el embarazo) lo mejor es practicar regularmente ejercicio o ir a una clase de yoga para embarazadas. Y si el dolor ya ha aparecido lo mejor que podemos hacer es dar calor a la zona y tomar paracetamol. Por otro lado, para evitar los síntomas digestivos descritos más arriba lo mejor que se puede hacer es reducir el consumo de alimentos como el café, el té, las bebidas carbonatadas, el chocolate, los fritos, los guisos y los estofados.

Qué pasa si el bebé no se encaja en el canal del parto

Como hemos mencionado antes, se puede complicar el parto si no se produce el encajamiento durante las últimas semanas o antes del parto. El hecho de que se produzca el encajamiento no tiene porqué adelantar el parto, mientras que si el bebé no se encaja en el canal del parto es muy posible que el parto se retrase. Seguro que te estás preguntando porqué pasa esto. A continuación te explicaremos los motivos por los cuales el bebé tarda en encajarse al canal de parto o tiene grandes dificultades para encajarse al canal del parto.

loadInifniteAdd(44636);

-La embarazada ha tenido más hijos antes.

Los músculos del abdomen son más flácidos y esto permite que el bebé se mueva más y tarde más en encajarse.

-La embarazada no anda y pasa la mayor parte del tiempo sentada o tumbada.

Esto hace que el bebé apoye la espalda contra la pelvis y no encuentre la postura adecuada. Por eso se recomienda a la embarazada en el último mes de embarazo que ande mucho.

-La embarazada tiene la pelvis muy estrecha.

El bebé no tendrá fácil acceso con esas dimensiones tan estrechas al canal del parto.

loadInifniteAdd(44637);

Pero si a pesar de todas las medidas que hayas tomado llega el momento de la verdad (el parto) y tu bebé no se ha encajado y no puede descender por el canal de parto, ¡no te agobies! El médico desde luego sabrá lo que hacer, en este caso, practicar una cesárea para sacar al bebé. Se trata de una cirugía mayor muy segura y casi sin secuelas para la madre, aunque la recuperación es más larga que tras un parto normal.

También te puede interesar: