Escrito por Tendenzias

El primer día de guardería: cómo adaptarse

Todo el mundo se refiere al primer día de guardería de un bebé, como si fuera una pesadilla para ellos. La realidad marca que son los padres quienes peor pasan ese primer día. Tras varios meses sin separarse un sólo minuto del peque, toca dejarlo durante horas, con un grupo de extraños que tiene un puñado más de niños a su cargo. No es fácil.

El primer da de guardera cmo adaptarse

Por tal motivo, es importante saber cómo afrontar este trance por el que todo padre debe pasar. A menos que opte por una educación en casa, como se hacía en el siglo XIX. No es mala opción, pero siempre tendrás que sacar al mismo niño o niña al encerado.

Sentimiento de culpa

Dicho lo cual, este sentimiento de culpa que se apodera de muchos padres, se multiplica por mil en el caso de las madres. Ellas están más vinculadas a los bebés, por circunstancias obvias y es habitual ver alguna lágrima en el momento de dejar a los peques. Ojo, que ellos también lloran, por mucho que diga Miguel Bosé.

Obviamente, la idea que tenemos es que nadie va a cuidar a nuestros peques como nosotros. Y es verdad, por motivos obvios también. No obstante, debemos pensar que en la guardería hay personal cualificado, que disfruta de los niños y les va a dar la atención que requieren. Por tal motivo, cuando llevemos al peque a la guarde, hay que ir confiados y positivos. Los bebés notan nuestro estado de ánimo y se contagian de él.

El primer da de guardera cmo adaptarse juegos

Si por el contrario vamos llorosos, temblorosos y asustados, el peque afrontará su primer día de guardería con el temor que le hemos infundido. Como si fuera a un matadero. ¿Cómo solucionar esto? O bien lo lleva el miembro de la pareja que esté más tranquilo y confiado, o bien nos damos una vuelta antes de dejar al bebé en el centro. Aire fresco y un pequeño paseo, ayuda siempre a despejar la mente.

Preparación previa

Está claro que para dar un paseo, hay que tener tiempo. Es decir, tener todo lo necesario listo para cuando vayamos a la guardería no se olvide nada. Por tal motivo, es recomendable dejar todo preparado la noche anterior. Desde la mochila del peque, a las mudas, pasando por la ropa. Lo último que hay que hacer es ir con prisas, poner nervioso al bebé y, encima, que se nos olvide algo.

Esa mañana hay que dedicarla a desayunar en familia, a pasar tiempo de calidad y asumir el nuevo horario pues, si todo va bien, estaremos tres años con él.

El primer da de guardera cmo adaptarse

Por último, cuando le dejes en la guardería, no te vayas a la francesa. La sensación de abandono que le puedes provocar es tremenda. Todo lo contrario, demuéstrale tu amor. Dale un besazo, un abrazo y que lo último que vea sea una sonrisa gigante y la promesa de que volverás a por él prontito. Si llora, ya se le pasará. Tú tienes que ir a trabajar, y tu bebé está en otras manos. Las mejores.

También te puede interesar:

Embarazo10.com

Newsletter