Escrito por

El Plan de Parto: qué es y todo lo que debes saber para hacerlo

Es normal que, a medida que avanza la gestación, te hayas pasado mucho tiempo pensando en aquellas cosas verdaderamente importantes para el bebé, como por ejemplo su nombre, qué marca de sillita comprar para pasar, cuál utilizar para el coche… Pero ¿has pensado en la importancia que también tiene el plan de parto? Efectivamente, siempre es un buen momento para elaborarlo, aunque si tienes algo de tiempo es mucho mejor, ya que te ayudará positivamente a la hora de planificarlo bien, con calma, y a no dejarte nada.

El Plan de Parto

¿Qué es un plan de parto y para qué sirve?

Como su propio nombre indica, un plan de parto es precisamente eso: un plan en el que cada mamá comunica sus deseos no solo durante el parto, sino también antes y después de éste. Así, pueden ofrecer claramente su mejor escenario de parto. Por ejemplo, cómo les gustaría que fuera el trabajo de parto, qué les gustaría que hicieran los profesionales si todo marcha bien…

Además de enumerar esas preferencias, podemos enumerar una serie de factores típicos que podríamos encontrar en todo plan de parto: aquellos puntos que son prácticos, los que son factibles y lo que el profesional, el hospital o la clínica donde se vaya a dar a luz, tenga disponible o tendrá en cuenta (y es que no todo lo que se incluya en el plan de parto se podrá cumplir).

Un buen plan de parto ayuda a la hora de disfrutar de una mejor experiencia de parto. Además, puede evitar expectativas poco realistas, minimizar la decepción y eliminar aquellos conflictos que en el momento de dar a luz sí pueden ser importantes. Además, mejora la falta de comunicación que en el parto siempre suele haber entre la mamá y los profesionales asistentes al parto. Digamos que es un trampolín perfecto para el diálogo entre el paciente y el profesional.

Eso sí, después de pensar en las distintas opciones, es fundamental comentarlas con el médico antes de que llegue la fecha probable de parto (también conocida médicamente como fecha prevista para salir de cuentas). Por ejemplo, si hay algo que te importe en especial, como por ejemplo que sea tu pareja quien corte el cordón umbilical, es importante hablar sobre ello e incluirlo en el plan de parto.

De hecho, algunos médicos animan a que sus pacientes hagan planes de parto detallados, para recoger al máximo todas sus preferencias. Así, la futura mamá puede añadir todo lo que quiera, pero es fundamental ser flexible, ya que como probablemente sepas, el parto no es un acontecimiento previsible. Esto significa que cada alumbramiento es diferente, además de especial, por lo que es posible que el plan de parto individual se deba adaptar a las circunstancias que ocurran en cada momento.

El momento del parto

Pongamos un ejemplo. Puede ocurrir que, en el plan de parto, expongas que prefieres rechazar la administración de algún medicamento para aliviar el dolor, pero luego quizá cambies de opinión durante el parto. Lo mismo ocurriría de la forma contraria: por ejemplo, como te comentábamos anteriormente, quizá expongas que deseas que sea tu pareja quien corte el cordón umbilical, pero si ocurre algún incidente durante el parto y los profesionales deben actuar rápidamente, es muy posible que esto no ocurra. Por tanto, la flexibilidad es de vital importancia.

¿Qué debes incluir en el plan de parto?

Aunque cada plan de parto debe ser individual y personalizado, si es la primera vez que lo vas a elaborar quizá necesites un poco de ayuda y de orientación sobre lo que podrías incluir en él (y lo que no). Así, es posible que quieras incluir algunos de los siguientes aspectos:

1. Antes del nacimiento/parto

  • A quién te gustaría tener contigo (además de tu pareja) durante el parto, incluyendo una posible doula, otros hijos, amigos o familiares.
  • Comer o beber durante el parto activo.
  • Estar fuera de la cama (por ejemplo caminar o sentarte) durante el parto.
  • Permanecer en una bañera para parto si es posible.
  • Realizar fotografías o grabar vídeos.
  • Personalizar el ambiente con música o iluminación baja/adecuada.
  • Qué equipo puedes tener a tu disposición (pelota de ejercicio, ducha, bañera de parto).
  • Posiciones específicas de parto.
Qué incluir en el Plan de parto

2. Durante el parto

  • El tipo de parto que deseas/planeas.
  • El uso de algún medicamento para aliviar el dolor (epidural).
  • Alternativas a los analgésicos.
  • Inducción del parto (preferencia por la no inducción, así como solo aceptar la inducción por razones médicas).
  • El uso de oxitocina para inducir o aumentar las contracciones de parto.
  • El uso de sondas intravenosas o catéter.
  • Monitoreo fetal electrónico externo e interno.
  • La posición del profesional en caso de episiotomía.

3. Después del parto

  • Coger al bebé inmediatamente después del nacimiento (piel con piel).
  • Amamantar de inmediato al recién nacido.
  • Esperar a que el cordón umbilical deje de latir para cortarlo (cuándo cortarlo).
  • Quién cortará el cordón umbilical.
  • Peticiones especiales sobre la placenta.

Es importante hacer varias copias del plan de parto. Y aunque dependerá de cada Comunidad Autónoma, es posible que lo tengas que entregar antes en el hospital donde vayas a dar a luz, o bien llevarlo directamente contigo en el momento de que el parto se presente.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?