Escrito por

El aborto, un mal de nuestros días

En nuestros días el aborto se ha convertido en un mal que acecha a muchas parejas, y es que si bien hay abortos espontáneos, debidos a problemas físicos en las madres o en el desarrollo del embrión dentro del útero de las madres, hay también casos y cada vez mas frecuentes, de parejas que irresponsablemente no tienen un plan anticonceptivo y no ven mejor opción que apelar al aborto para “salvarse”.

conciencia-corporal-para-gestantes

Los abortos producidos o inducidos son cada vez más frecuentes, es triste pero lo es, muchos en su desesperación y por no haber considerado un buen plan de anticoncepción ven al aborto como su única salida, pero lo cierto es que muchas veces se pone en peligro la vida de la madre y más aún se pone fin a una vida que desde el mismo instante ya se ha procreado.

Los métodos de aborto son muchos, desde el aborto farmacológico hasta métodos que no podría reproducir aquí y que son de los más crueles, todo por no tomar las medidas respectivas del caso.

Pues bien, no me queda más que hacer un llamado a la conciencia de las futuras madres y sobre todo decir que si tuvieron agallas para procrear un bebé, lo que deben hacer es hacerse responsables de sus acciones y un hijo tal vez las hará ser más responsables en el día a día y si fue un error, las ayudará a no cometer errores en el futuro.