Escrito por

Durante el embarazo los bebés aprenden sus primeras palabras

Hace varios años ya se habló de que probablemente el bebé pudiera realizar algún tipo de aprendizaje intrauterino, pero hasta ahora no ha sido concluyente ya que se sobreentendía por la conducta de los niños y ahora se han medido sus respuestas neuronales.

Feto._Foto_El_Mundo_thumb.jpg

Investigación

Para aquellas que os interese la metodología del estudio se realizaron dos grupos, el de control y el experimental. Durante el último trimestre de embarazo se inició el experimento, éste consistía en la exposición a una pista de audio con sonidos y voces humanas que la embarazada debía de reproducir varias veces a la semana.

En el momento en el que bebió nació se les expuso a la escucha de la misma secuencia de sonido mientras se medía la respuesta neuronal, mostrando una señal de reconocimiento neuronal que no aparecía en el grupo de control. A su vez, también comprobaron que los bebés eran capaces de detectar diferencias entre sílabas,  como la longitud vocálica.

2009051323feto300.jpg

El feto aprende sus primeras palabras

Todas las madres han pensado y sentido que sus bebés pueden escucharlas durante el embarazo, entendiendo cada movimiento o patadita como una señal de que jamás estará sola durante esos 9 meses.

Puede que el bebé tarde todavía unos meses después del nacimiento en emitir sus primeras sílabas y después palabras pero este estudio ha demostrado que el feto retiene muchos meses antes sus primeras palabras en la memoria.

Después se descubrió científicamente como podían escuchar música y los beneficios que suponían para el feto, ahora un nuevo estudio de la Universidad de Helsinki confirma, de forma concluyente, que el bebé no sólo escucha sino que también retiene las palabras que escucha desde el vientre materno, llegando a afirmar que pueden reconocer pseudopalabras una vez que han nacido.

Es el momento en el que una tiene que plantearse qué palabras está diciéndole a su bebé durante el embarazo ¡No vaya a ser!

Leer más

Fuente: Muy Interesante