Escrito por Tendenzias

Dormir sin lágrimas: el método de Rosa Jové

Uno de los temas que generan más inquietud en los padres primerizos o con bebés y niños pequeños, es el sueño infantil y cómo controlar y corregir la calidad y cantidad de tiempo que sus hijos duermen.

Al respecto circula muchísima información que en ocasiones más que ayudarnos provocan más dudas ya que podemos llegar a toparnos con información contradictoria entre  sí, o bien, mitos perpetrados desde hace años con los que muchos de nosotros hemos crecido y que no son necesariamente ciertos.

Una novedad en este ámbito es Dormir sin lágrimas: el método de Rosa Jové que pretende revolucionar nuestros conceptos sobre el sueño infantil.

Características del sueño infantil

Los periodos de descanso de los niños y bebés son distintos y responden a diferentes necesidades que la de los adultos. La causa de esto es que las funciones del sueño infantil son mucho más complejas que las del sueño de personas mayores. Cuando hablamos del sueño infantil nos referimos a los momentos del día o la noche en que los bebés y niños duermen y descansan.

El sueño infantil cumple con funciones extremadamente importantes. Es durante el sueño que el organismo de los niños libera ciertas sustancias y hormonas que permiten el crecimiento, así como el desarrollo normal del sistema nervioso y en general de las funciones cerebrales.

El sueño regula funciones tan significativas como la memoria, y es durante esta etapa en que su cerebro descansa que los niños asimilan los hechos del día y organizan los aprendizajes para incitar e iniciar los procesos de independencia. Por eso es bueno conocer métodos para dormir a un bebé.

La cantidad y calidad del sueño infantil incide directamente en la salud y desarrollo de los niños, pues adicional a las funciones cerebrales que se realizan durante el sueño, este también cumple las funciones de regulador de la temperatura corporal y la regeneración celular de los daños ocurridos durante el día.

Para muchos especialistas, el dormir es tan importante como la lactancia para los niños. Por eso, conocer métodos para dormir a un bebé como es el caso del método dormir sin lágrimas de Rosa Jové es algo que todos los padres deberíamos tener en cuenta.

Es importante saber que el sueño infantil es distinto de acuerdo a la edad del menor. A partir de que nace y durante los dos primeros meses, el bebé suele dormir tranquila y profundamente, sin distinción del día o la noche y cuando su cuerpo se los pide.

En el tercer mes, este sueño infantil se va haciendo más ligero y entre los cuatro y los siete meses podemos encontrar patrones más definidos para comenzar a implementar rutinas de sueño. Generalmente comienzan a dormir más por la noche.

Durante los primero tres meses del bebé solo cuenta con dos fases de sueño infantil, activo (conocido como sueño REM) y lento. A partir del cuarto mes se desarrollan el resto de las fases de sueño y para los seis meses el bebé ya suele contar con un sueño completo.

Entre los ocho meses y los dos años, el niño comienza a disminuir sus horas de sueño y los incidentes en que despiertan a mitad de la noche suelen ser causados por cuestiones de enfermedad, control de esfínteres o angustia de separación.

De los tres a los seis años el niño estabiliza completamente sus patrones de sueño infantil y ya es capaz de experimentarlo como un adulto y dormir de un solo tirón toda la noche.

A esta edad, a partir de los tres años, es cuando pueden presentarse problemas o trastornos del sueño infantil como el sonambulismo y los terrores nocturnos, los cuales generalmente mejoran al manejar rutinas con el niño, cosa que él mismo solicita, como contarle algún cuento o permanecer con ellos hasta que logren conciliar el sueño.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Métodos para dormir a un bebé

Dejar que nuestro bebé llore hasta quedarse dormido no siempre es lo que queremos, pero en ocasiones podemos llegar a pensar que es inevitable. No es así, existen métodos para ayudar a nuestro bebé a conciliar el sueño infantil sin necesidad de que lo haga entre lágrimas sino todo lo contrario, convirtiendo este momento en un espacio para reforzar el vínculo entre los padres y el menor.

En primera instancia deberás de establecer horarios fijos para las siestas diurnas. De esta manera, el organismo del bebé se acostumbra a las rutinas consistentes. Es fundamental dentro de cualquier método para dormir a un bebé.

No olvides que de acuerdo a su crecimiento el bebé va variando sus necesidades de sueño infantil y será importante ajustar las rutinas cada etapa de acuerdo a estos cambios. Esta rutina ayudará al menor a dormir mejor por las noches.

Para que el bebé prepare su cuerpo a la hora de dormir por la noche, es de mucha ayuda confiar en algún método para dormir a un bebé que sea efectivo. En este sentido, el crear una rutina previa a acostarlo es importante. Por ejemplo, en un mismo horario acostúmbralo a tomar la cena, darle un baño tibio y contarle un cuento o cantarle una nana, para pasarlo alegremente a su cuna o cama cuando esté cayendo en los brazos de Morfeo.

El momento ideal para ir estableciendo una rutina de sueño en el bebé es a partir de los tres a cuatro meses, pero esto no significa que si tu hijo es mayor no puedas introducir estos métodos para dormir al bebé a dormir plenamente; asegúrate de implementar los cambios de rutina gradualmente. Aunque existen diferentes autores y especialistas con técnicas distintas entre sí, todos coinciden en que la rutina y consistencia son las estrategias más efectivas.

Dormir sin lágrimas de Rosa Jové

Rosa Jové es la autora del popular libro ‘Dormir sin lágrimas’. En este libro, su autora nos explica ampliamente las fases del sueño y el proceso de descanso de los bebés y niños, de tal forma que podamos vivir cada etapa de su infancia con el pleno conocimiento de cuáles son las conductas normales de nuestro hijo y no considerar que situaciones normales como las cortas siestas en menores de 4 meses son un problema.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

En Dormir sin lágrimas, Rosa nos explica que aunque existen métodos para pasar por las distintas etapas de sueño de los bebés, pues cada uno es único y deberemos ajustarnos a las necesidades específicas de nuestro niño.

El espíritu y la enseñanzas principal de Rosa Jové es que los bebés no deben pasar por periodos de llanto y dolor para conciliar el sueño, y que como padres podemos y debemos vincularnos con nuestro hijos al tiempo que incorporamos métodos para dormir al bebé que sean de apoyo para garantizar su optimo descanso.

Tipos de trastornos del sueño

De acuerdo a Rosa Jové, los niños pueden padecer dos tipos de trastornos de sueño infantil: aquéllas que son derivados de conductas atípicas durante el sueño tales como sonambulismo, denominadas parasomnias, y aquellas que afectan a la calidad o cantidad del descanso, que denomina disomnias.

Antes de dictaminar que nuestro niño padece algún trastorno de sueño, es importante conocer ampliamente las etapas de sueño infantil que Rosa Jové explica en su libro Dormir sin lágrimas para estar bien seguros que es un problema real, y dado el caso, acudir con un especialista.

Embarazo10.com

Newsletter