Cómo desmaquillar las pestañas

Cuando te desmaquillas los ojos es probable que no les prestes demasiada atención a las pestañas, que creas que cuando desmaquillas los párpados es más que suficiente. Nada más lejos de la realidad. Por eso, vamos a explicarte cómo desmaquillar las pestañas. De esta manera aprenderás a hacerlo correctamente, y lo que es más importante… […]
Embarazo10.com

Cuando te desmaquillas los ojos es probable que no les prestes demasiada atención a las pestañas, que creas que cuando desmaquillas los párpados es más que suficiente. Nada más lejos de la realidad. Por eso, vamos a explicarte cómo desmaquillar las pestañas.

De esta manera aprenderás a hacerlo correctamente, y lo que es más importante… aprenderás a darle la importancia que tienen las pestañas ya que su función para tu salud ocular es fundamental y debes cuidarlas y darles la atención que merecen.

La función de las pístalas es muy importante ya que lo que hacen es proteger tu ojo y evitar que entren cuerpos extraños del exterior. Puedes imaginarlas como un escudo que te protege todo el tiempo.

Gracias a ellas los ojos están protegidos todo el tiempo y evitas tener irritaciones, infecciones, dolor ocular, heridas en los ojos… son muy importantes y por eso, siempre que las desmaquillares debes cuidarlas.

Además, las pestañas también son importantes teniendo en cuenta cómo te ves cada vez que te miras al espejo. Las pestañas aumentarán tu expresión y tu mirada. Por eso, a la gran mayoría de mujeres les gusta que sus pestañas estén más largas, gruesas y frondosas.

Porque cuando más largas, gruesas y frondosas, la mirada se expande más y le darán más vitalidad a tu rostro. Aunque si no las cuidas todo esto dejará de ocurrirte porque se volverán débiles, quebradizas y se caerán.

Tener las pestañas débiles puede ser un gran problema porque tu salud ocular estaría en peligro. Pero es que además, si no están bien cuidadas también podrías empezar a verte peor estéticamente ya que las pestañas hacen mucho con tu imagen.

Como ocurre con tu rostro, si no lo mantienes bien cuidado, la piel se debilita, se vuelve flácida, aparecen manchas y arrugas prematuras… Pues es las pestañas, si no las cuidas se vuelven débiles y afearán tu rostro.

Cuida de tus pestañas

Para cuidar bien tus pestañas, si eres de las personas que se maquillan, el primer paso y más importante es que las desmaquilles correctamente. Solo de esta manera podrás cuidar tu mirada correctamente y eliminar toda la suciedad que se te ha ido acumulando en ellas.

El maquillaje en las pestañas, como la máscara que te pones al acabar tu “make-up”, si uno se quita, se apelmaza. Si te vas a dormir con esa suciedad en tus pestañas, mientras duermes se irán metiendo partículas en tus glóbulos oculares.

Esto, por supuesto, ocurre de manera inconsciente, ya que estás durmiendo pero es muy peligroso para tu salud ocular.  Esas partículas, aunque son muy pequeñas pueden hacerte mucho daño.

Si lo has hecho alguna vez y no te ha pasado nada, no significa que no te pueda pasar en el futuro porque tiene efecto acumulativo. Esto significa que con el tiempo de no desmaquillarte de manera habitual, la salud de tus ojos se puede resentir mucho.

En el caso de que tengas por costumbre no desamaquillarte pensando que no te pasará nada, es necesario que tomes conciencia lo antes posible de que debes hacerlo. Porque si no, con el paso del tiempo te arrepentirás.

A partir de ahora, debes ser responsable con el cuidado de tus pestañas y desmaquillarte correctamente cada noche, ya que hacerlo en este momento del día es muy importante.

Desmaquilla tus pestañas correctamente

Llegados a este punto es posible que te estes empezando a dar cuenta cómo tus pestañas tienen un papel fundamental en tu rostro, no solo a nivel estético, si no también para cuidar y proteger tus globos oculares.

Por eso, no debes permitir que se queden en ellas ninguna partícula, por pequeña que sea, porque podría causarte daños irreversibles que podrías haber evitado simplemente realizando un buen desmaquillado cada noche.

Porque cuando hablamos de factores externos que podrían dañarte, pueden ser cualquiera: polvo, arena que viaja por el aire, ácaros, bacterias que hay en el ambiente… o cualquier agente externo que sería capaz de perturbar tu paz ocular.

Un detalle que debes saber es que las pestañas, tienen un ciclo de vida que duran entre uno y dos meses. Después de cumplir su función de protección se caen. Entonces pensarás, y entonces, ¿por qué cuidarlas?

Tan simple como entender que si la pestaña que se cae está débil, la que viene después también crecerá débil. Pero si la que tienes está bien cuidada y está fuerte, entonces las que vienen después también lo estarán.

Para limpiar y desmaquillar tus pestañas correctamente, debes saber escoger el producto cosmético que mejor vaya contigo, y esto significa, que no contenga químicos de ningún tipo. Si tiene ingredientes naturales será mucho mejor.

A continuación vamos a explicarte paso a paso cómo tienes que desmaquillar tus pestañas correctamente para que no tengas problemas a partir de ahora.

Humedece el rostro con agua

Debes empezar echando agua en tu rostro porque así, con la cara húmeda será más fácil comenzar a desmaquillarte correctamente, sobre todo para eliminar los restos de maquillaje en los ojos y el resto de la cara. Sin jabón ni nada, con agua únicamente es más que suficiente.

Utiliza siempre los cosméticos correctos

Como te hemos comentado más arriba, el uso de los productos correctos es fundamental en todos los aspectos. Tendrán que ser productos con ingredientes naturales y por supuesto, que sean de calidad. Que cumplan con lo que prometen.

Lo ideal es que te centres en conseguir cosméticos que respeten los ojos, y si está pensado para ojos sensibles mucho mejor. ¿Por qué? Porque en realidad todos tenemos los ojos sensibles ya que son muy delicados…

Cualquier cosmético que al pasarlo por tus ojos (aunque los mantengas cerrados), te cause picor o alguna molestia, deberás descartarlo inmediatamente porque no será una buena opción para ti.

Siempre, tendrás que fijarte en su fórmula, no solo para que contenga ingredientes naturales, si no también para que te cerciores de que no contiene químicos de ningún tipo.

En cuanto a los cosméticos para desmaquillar pestañas, si el desmaquillante de ojos que escojas, contiene vitaminas, aceite de ricino u otra sustancia que fortaleza las sustancias, aún será mucho mejor porque además de eliminar las impurezas les estarás dando un extra de fuerza muy necesario para ellas.

Recuerda, que un buen desamquillante deberá poder eliminar la suciedad de una sola pasada, incluso la resistente al agua.

Doble limpieza facial

Este paso es fundamental y muchas personas lo saltan, quizá por desconocimiento. La doble limpieza permite que tengas un cutis más cuidado y unas pestañas totalmente limpias todo el tiempo.

Para conseguirlo, después de haber usado el desmaquillante tendrás que usar el agua micelar para eliminar toda la impureza que se haya resistido a eliminarse con el producto anterior. Después, cuando ya te cerciores de que todo tu rostro está limpio, podrás usar el tónico facial.

El tónico facial te ayuda a cerrar el ciclo de limpieza y a que tus poros se reduzcan de tamaño para que tu cutis se prepare para el tratamiento con cosméticos de cuidado facial que puedas usar después de la limpieza.

Lee más: Cómo desmaquillarte los ojos correctamente 

Desde la raíz hasta las puntas

Cuando vayas a desmaquillar tus pestañas (y cualquier parte de tu rostro), nunca deberás frotar. Si lo haces, podrías debilitar, romper y hacer que se caigan tus pestañas. Pero en el caso del resto de t cara, podrías provocar arrugas prematuras.

También, podrías irritar innecesariamente tus párpados o el resto de tu cara. Lo ideal cuando desmaquillas tus pestañas es hacerlo de manera suave, desde las raíz a las puntas y con los ojos cerrados.

Por supuesto, siempre que desmaquilles o apliques agua micelar, deberás hacerlo con un disco de algodón… solo de esta manera, podrás hacerlo con la delicadeza y la higiene que se necesita.

Es muy importante que utilices un disco de algodón diferente para cada ojo y siempre que se ensucie que lo cambies por otro limpio y repitas el proceso de limpieza.

Si cuando estás eliminando el maquillaje de tus pestañas te das cuenta de que en el lagrimal ha quedado algo de impurezas, no utilices los dedos ni el disco de algodón ya usado.

En este caso es mejor usar un bastoncillo de los oídos y con la parte del algodón pasarlo suavemente por la zona para quitar esa suciedad.

Olvida las toallitas desamquillantes

Muchas personas, sobre todo por comodidad, utilizan las toallitas desmaquillantes para eliminar el maquillaje tanto del rostro, como de los ojos o las pestañas. Esto es un gran error.

Si lsa utilizas no te quedará más remedio que frotar para que la suciedad se elimine, por lo que ya estás empezando mal. Pero es que lo peor, es que este tipo de productos suele tener grandes cantidades de químicos que no te conviene poner sobre tu piel.

Ahora es posible que ya que sabes la importancia que tienen las pestañas en tu salud ocular y tu estética, y ahora que también sabes cómo debes desmaquillarlas correctamente, podrás hacerlo tan bien que tu mirada no se verá perjudicada, ¡más bien todo lo contrario!

Gracias a que ya sabes cómo desmaquillar las pestañas, podrás tenerlas bien cuidadas y tu mirada será radiante por mucho tiempo, ¡evitando perjudicar tu salud ocular!

También te puede interesar