¿Desde qué semana se escucha el latido del feto?

Si saber que vas a tener un hijo es, de por sí, una noticia tan maravillosa como emocionante, por el momento es muy posible que solo tengas entre las manos una prueba de embarazo positiva. Sin embargo, escuchar los latidos del corazón del bebé por primera vez se convierte, casi sin ninguna duda, en uno […]

Si saber que vas a tener un hijo es, de por sí, una noticia tan maravillosa como emocionante, por el momento es muy posible que solo tengas entre las manos una prueba de embarazo positiva. Sin embargo, escuchar los latidos del corazón del bebé por primera vez se convierte, casi sin ninguna duda, en uno de los momentos más emocionalmente intensos y únicos, que probablemente acabes recordando durante toda la vida. Pero, ¿a partir de qué semana de embarazo es posible escuchar los latidos del feto por primera vez?. ¿Qué tan temprano puede producirse? Y, sobre todo, ¿qué esperar durante la primera cita con el ginecólogo?. Es bastante evidente que, en estos primeros momentos, te surjan muchas dudas y temores. Tranquila. Te descubrimos todo cuanto debes saber sobre ello.

Desde qué semana se escucha el latido del feto

Escuchar los latidos del corazón del bebé por primera vez, ¿cuándo es posible?

Alrededor de las 4 semanas de embarazo se ha formado un vaso sanguíneo distinto en el interior del embrión, que pronto se convertirá en el corazón y en el sistema circulatorio (sangre) del bebé. En las primeras etapas, de hecho, el corazón se asemeja más con una especie de tubo, que se tuerce y se divide, para finalmente formar el corazón y las válvulas, las cuales se abren y se cierran con el fin de liberar sangre desde el corazón hacia el cuerpo.

Aunque no lo creas, en realidad el latido cardíaco fetal puede detectarse desde la semana 5 o 6 de gestación, aunque es cierto que lo más común, sobre todo para poder evaluarlo mucho mejor, es entre la sexta y la séptima semana. No en vano, hacia la semana 5 es habitual que el tubo del corazón comience a latir espontáneamente.

Para detectarlo es necesario la realización de una prueba de ultrasonido vaginal. Y, a partir de ese momento, una vez se encuentra el latido, y se confirme que todo marcha como debería, es probable que el médico programe el primer ultrasonido abdominal -o vaginal-, para verificar posteriormente que existen signos de un embarazo en desarrollo, y saludable.

En cualquier caso, en algún momento situado entre las semanas 6 y 9 de embarazo lo más habitual es que el médico lleve a cabo lo que se conoce como ultrasonido del primer trimestre, que sirve no solo para confirmar el embarazo y la fecha estimada de parto (también conocida como fecha probable de parto), sino que comprobará que el corazón late, puesto que habitualmente en este momento de la gestación ya debe de haberse producido el primer latido. Y, especialmente, ofrece la posibilidad al especialista de confirmar si existe embarazo viable y/o evaluar la existencia de una gestación anormal.

¿Qué esperar en la primera consulta y en el primer ultrasonido?

Después de una prueba de embarazo positiva, el médico puede aconsejarte programar una primera ecografía alrededor de la semana 7 u 8 de embarazo. Aunque algunos especialistas no aconsejan programarla hasta entre las semanas 11 y 14, para evitar temores o preocupaciones innecesarias, especialmente si la primera ecografía se realiza de forma temprana y, aún, no se ha formado el embrión o no se escucha el latido. Esto no significa que algo vaya mal, sino que posiblemente sea aún muy pronto, de manera que el médico te indicará que vuelvas a consulta pasadas unas semanas.

El primer latido del corazón del bebé

No obstante, es posible que el médico recomiende realizar una exploración temprano, alrededor de la sexta semana de embarazo, si existe algún tipo de patología o condición médica previa conocida, con anterioridad has sufrido un aborto espontáneo, o tuviste algún tipo de dificultad para mantener un embarazo a término en el pasado.

¿Y si no se escuchan los latidos del corazón del bebé?

Como te hemos comentado en el apartado anterior, es posible que aún no puedas escuchar los latidos del corazón del bebé en el primer ultrasonido. Y es algo absolutamente normal y más común de lo que piensas, dado que puede ocurrir que aún sea demasiado temprano. Por tanto, esto no significa necesariamente que haya un problema.

De ahí que sea muy probable que el médico te recomiende la programación de otro ultrasonido 1 o 2 semanas después.

En caso de que no se detecten latidos cardíacos, el médico verificará las mediciones fetales. Así, el especialista sí puede estar preocupado si no existen latidos cardíacos fetales en un embrión con una longitud de la corona mayor de 5 milímetros. Y, después de la sexta semana, si no hay saco gestacional. En cualquier caso, sigue siendo posible que aún sea pronto, por lo que el médico podría solicitar la realización de un análisis de sangre con el fin de confirmar el embarazo, o bien pedirte que regreses unos días después para realizar otro ultrasonido.

También te puede interesar