Escrito por

Depresión en el embarazo: Signos, Síntomas y Tratamiento

¿Sabías que se puede padecer depresión durante el embarazo? o ¿Sabías que 1 de cada 6 mujeres que dan a luz padecen depresión postparto (estadística de la Organización Mundial de la Salud, 2017)? Se puede querer y amar al bebé que está en camino o que ya ha nacido y tener depresión, no es ser mala madre, es ser humana.

La imagen tradicional y social que se comparte del embarazo, en la gran mayoría de las ocasiones, dista mucho de la realidad. Ser madre puede ser una experiencia maravillosa, pero también a veces sobrepasa, conmociona, provoca estrés y pánico, inseguridad, temor. ¿Esto quiere decir que os estamos diciendo que no seáis madres? En absoluto. ¿Quiere decir entonces que si sentís esto sois malas madres? ¡Por supuesto que no!

Nadie nace sabiendo ser madre y toda persona, toda mujer, tendrá que desarrollar una conexión con su bebé. Una conexión que es distinta a la de cualquier otro ser vivo porque en los primeros días o semanas a veces una puede sentir que esa conexión es recíproca, porque ese bebé va a requerir 24 horas de su madre, porque hacia él se pueden sentir sentimientos muy contradictorios, porque a través de él puede aparecer tanto amor como miedo, porque… un infinito y personalizado “porque”.

¿Y qué hacer si os sucede esto? La mejor recomendación es buscar ayuda y apoyo. No tengáis vergüenza por sentiros tristes o deprimidas en vuestro embarazo, muchísimas mujeres están en vuestra misma situación. Hablad con vuestro médico de cabecera, la matrona o id directamente al psicólogo. En cuanto deis el primer paso, veréis que no estáis solas, que tiene solución y que esa sensación tiene un final.

¿Qué es la depresión en el embarazo?

¿Sabías que la depresión afecta a más de 350 millones de personas en el mundo (estadística de la OMS 2018)?

El afloramiento de la depresión en el embarazo puede deberse a los cambios en la química del cerebro o al despertar de miedos o “heridas”emocionales de su propia historia de vida.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión en el embarazo?

La depresión se manifiesta con síntomas como culpabilidad, desesperanza, pensamientos de autolesión o ideación suicida, problemas para concentrarse, pérdida de energía exacerbada, alteraciones en el dormir, ansiedad, cambios en la alimentación.

Estos síntomas tienen que aparecer durante dos o más semanas.

¿Qué factores pueden derivar en depresión durante el embarazo?

Todo ser humano tiene una historia de vida, a veces más alegre, a veces más compleja. Por ello, hay aspectos de la vida personal de cada una que, a pesar de que pareciesen inocuos o que estaban latentes, reaparecen con gran intensidad durante el embarazo, como si fuesen recientes. Incluso, hay situaciones en las que una no es consciente de qué es lo que está ocurriendo o qué es lo que ha provocado esa sensación de falta de ganas de vivir o comienza a preguntarse si realmente estará disfrutando o no del embarazo y esta pregunta se suele vivir con culpa.

En este sentido, algunos factores que suelen afectar al psiquismo de una persona, en este caso futura mamá, pueden ser:

  • problemas con la pareja o situaciones desagradables con sus cercanos;
  • que se haya padecido depresión anteriormente o que en la familia alguien haya tenido depresión;
  • haberse sometido a tratamientos de infertilidad, puesto que el embarazo se puede vivir como un éxito pero también ir acompañado de cansancio, estrés… Se pueden tener unas exigencias altísimas hacia una misma y eso, al final, tiene aspectos dañinos.
  • haber sufrido abortos naturales anteriormente. Pocas veces uno le da valor a esta situación pero con cada bebé perdido, una mamá se enfrenta a un duelo difícil y doloroso puesto que suelen aflorar muchísimas preguntas que, aunque pudiesen parecer irracionales, se sienten de forma muy vívida y profunda.
  • las complicaciones durante el embarazo también pueden derivar en una depresión
  • si a lo largo de su historia ha vivido situaciones de abuso o traumas infantiles, un embarazo suele ser un momento especialmente sensible puesto que hay recuerdos y sensaciones latentes que tienden a reaparecer.

¿La depresión durante el embarazo puede causar daño al bebé?

Una de las frases más comunes que suelen decir a las mujeres embarazadas es “tienes que comer por dos“. Esta frase tan trillada hace referencia a ese estrecho vínculo que hay entre la madre y el bebé, un vínculo físico pero también un vínculo emocional; es decir, la depresión que no se trata puede tener consecuencias para ambos.

Pensemos, por ejemplo, en uno de los síntomas de la depresión, los problemas con la alimentación. Hay personas que cuando tienen depresión reducen su alimentación o comen mal, comienzan a perder peso y eso, si pensamos en el embarazo, puede afectar directamente al bebé.

A su vez, es importante tener en cuenta que se requiere de un tratamiento psicológico en estas circunstancias porque las depresiones no se van como los resfriados, no hay que pasarlas y se acabó. No. La depresión requiere de un profesional que pueda escuchar, acompañar y facilitar la elaboración de lo que sea que le esté ocurriendo a esa mujer con su embarazo porque es probable que, si no lo trabaja en consulta, la depresión se extienda a una depresión postparto y ésta puede continuar durante años.

Otro dato que puede mostrar la importancia de acudir a un profesional es que los bebés de madres deprimidas pueden ser menos activos o excesivamente agitados. Pensad que un bebé requiere de la mirada de su madre, de sus caricias y cuidados; un bebé no sólo vive de la comida que le den, un bebé vive también por amor (investigad sobre el marasmo y el hospitalismo).

Tratamiento para la depresión en el embarazo

El mejor paso es acudir a un profesional que le pueda ayudar a entender qué es lo que le está ocurriendo, por lo que puede hablar con su médico de cabecera, con la matrona, con un psicólogo o con un profesional de la salud en quien confíe para que pueda ayudarla a buscar soluciones.

Decir que el tratamiento psicológico es lo más común, que es contar con un espacio donde pueda hablar de las cosas que siente sin la sensación de ser juzgada, sino acompañada y dicho profesional le ayudará a entender qué le ocurre a la vez que a salir de esa situación.

También hay grupos de apoyo que pueden ser sensacionales para estas situaciones, no sentirse sola. Eso sí, mi recomendación sería combinarlo con un tratamiento psicológico para que pueda trabajar lo personal de su historia, ya no es sólo no sentirse sola, es evitar que esto pueda ir derivando en otras cosas.

Remedios naturales para combatir la depresión en el embarazo

Hay mucha controversia con los tratamientos naturales, lo que no quiere decir que no funcionen, sólo que hay que encontrar un buen especialista que sepa guiarle a uno. Dicho esto, hay aspectos que solas os pueden venir genial para combatir la depresión: ejercicio (apto para el embarazo), descansar de forma adecuada, una buena dieta alimenticia, ácidos grasos Omega 3, acupuntura, entre otros.

Y, el mejor remedio que vais a poder encontrar, es poder hablar con alguien de todas esas emociones que os sobrepasen.

Fuentes de información para este artículo:

Mª ángeles Barja Psicoterapeuta en Madrid; U.S. Department of Health and Human Services, https://www.womenshealth.gov/ March of Dimes, http://www.marchofdimes.com The American Congress of Obstetricians and Gynecologist (ACOG), http://www.acog.org MGH Center for Women’s Mental Health, http://www.womensmentalhealth.orgAcupuncture for depression during pregnancy:a randomized control study. Obstet Gynecol, 2010 Mar;115(3):511-20.PMID:20177281

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos