Escrito por

Deja de fumar para que tu bebé tenga buen humor

Los beneficios de dejar de fumar en el embarazo son muchos y están muy estudiados a nivel orgánico. Se sabe que los hijos de madres fumadoras pueden tener bajo peso al nacer, pueden ser prematuros, etc. Pero recientemente se ha dado a conocer el resultado de un nuevo estudio británico sobre cómo resultan más felices y fácilmente tratables los bebés cuyas madres abandonaron el hábito tabáquico durante su gestación.

503948356_598e48367c1.jpgLos hijos de mujeres que siguen fumando a pesar de estar embarazadas son más malhumorados, y los investigadores creen que las madres que pueden hacer el esfuerzo de dejar de consumir cigarrillos también cuidan mejor a sus hijos en otros aspectos. Los bebés nacidos de mujeres no fumadoras son también más temperamentales que los nacidos de madres que han conseguido dejar de fumar, lo que sugiere que las mujeres que deciden suprimir este hábito están haciendo algo muy especial por sus hijos.

El tabaco puede afectar al crecimiento del feto y se ha demostrado que también afecta a los niños que respiran el aire expulsado por sus madres al fumar, es decir, a los que son fumadores pasivos. Pero como decimos, el equipo encargado de realizar la investigación ha ido más allá. Ha realizado un seguimiento de 18.000 bebés británicos nacidos entre el año 2.000 y el 2.002, así como a sus madres, que estaban formando parte de un gran estudio. Han sido ellas quienes han respondido a un cuestionario sobre el temperamento de sus hijos.

Los resultados, según quienes han realizado el estudio, son significativos, y la asociación no se debe a la casualidad. Lo que observan es que las mujeres que tienen fuerza de voluntad suficiente para evitar el tabaco mientras están esperando el nacimiento de sus hijos, están predispuestas a realizar otro tipo de sacrificios después del parto que las madres que no dejan de fumar, no realizarán (en general). Y esto tiene mucho que ver con el carácter de cada una de estas mujeres y el carácter de sus futuros hijos, pues pueden heredar la facilidad en el trato, la fuerza de voluntad o una menor tendencia al estrés, que pueden hacer más fácil y satisfactoria su vida, eliminando factores o comportamientos antisociales, comparado con las gestantes fumadoras.

Las mujeres con mayor hábito tabáquico suelen tener hijos cuyo trato es más difícil y con menores puntuaciones en buen humor. Pero es muy complicado dejar de fumar, sobre todo durante la gestación, pues es una época que puede resultar estresante para muchas personas. Es necesario un equilibrio interior para poder conseguir que la deshabituación tabáquica sea un éxito. Inténtalo, tu hijo lo merece.

Foto: Flickr

Fuente: MSNBC