Escrito por

Cuida lo que comes para evitar trastornos alimentarios durante el embarazo

El embarazo puede aumentar la vulnerabilidad de la mujer para desarrollar desórdenes alimentarios, especialmente la denominada obesidad compulsiva o trastorno del atracón de comida, en aquellas personas de un nivel socioeconómico bajo, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por un equipo de la Universidad de North Carolina en Chapel Hill, en colaboración con otro equipo noruego. En el estudio a largo plazo de 100.000 embarazadas de Noruega, los investigadores observaron un aumento inesperado de incidencia (nuevos casos) de este trastorno alimentario que comenzó durante la gestación.

414895595_9d2a576efc.jpgLos responsables del estudio señalan la importancia de que todas las embarazadas reciban un cuidado prenatal adecuado que incluya consejo nutricional. Las pacientes con este trastorno alimentario suelen referir el consumo de grandes cantidades de alimentos en periodos cortos de tiempo y explican que siente una sensación de pérdida del control durante los episodios.

Este desorden difiere de la bulimia nerviosa en que quienes lo padecen no tienen intención de deshacerse de lo ingerido vomitando o utilizando laxantes, como sí hacen los que sufren bulimia. La ingesta compulsiva de comida también está relacionada con problemas tales como aumento de peso, obesidad, ansiedad, depresión, insomnio y dolor crónico.

Los investigadores siguieron la evolución de las madres tras dar a luz y de sus bebés, y encontraron, por ejemplo, que la fluctuación de nutrientes durante el embarazo había tenido impacto en el peso de los niños al nacer, en su desarrollo, e, incluso, en su adolescencia al modificar su forma de comer y engordar.

Fuente: ScienceDaily
Imagen: Flickr

Embarazo10.com

Newsletter