Cuándo utilizar un sérum antimanchas

¿Tienes manchas en la piel? Estas manchas pueden ser causadas por exposición solar de manera prologada o por la edad. De cualquier modo, es fundamental que sepas cuándo utilizar un sérum antimanchas. Las manchas cuando no son cancerígenas ni suponen un riesgo para la salud, no son más que un problema estético para muchos, para […]

¿Tienes manchas en la piel? Estas manchas pueden ser causadas por exposición solar de manera prologada o por la edad. De cualquier modo, es fundamental que sepas cuándo utilizar un sérum antimanchas.

Las manchas cuando no son cancerígenas ni suponen un riesgo para la salud, no son más que un problema estético para muchos, para otros, no supone ningún problema… pero si no se cuidan sí pueden convertirse en un riesgo.

Sobre todo, cuando esas manchas cambian de forma, se vuelven oscuras, su textura es diferente, pican o sangran… en este caso, será importante que acudas a tu médico y valore el estado de esa mancha.

Pero cuando las manchas no son un problema de salud, es buena idea que sepas cuándo usar un sérum antimanchas, para que de esta manera tu dermis vuelva a aclararse y a tener un tono unificado y con mejor aspecto.

Pueden salirte en cualquier momento

Este tipo de manchas pueden salirte en cualquier momento, tanto si eres hombre como mujer. Cuando se trata de este problema dérmico provocado por el sol, la piel se ve más envejecida mucho antes de tiempo.

Los rayos solares son dañinos para tu salud y por eso es tan importante que uses siempre (tanto en verano como en invierno), un buen protector solar. Tanto si tienes manchas dérmicas como si aún no te han salido, la crema protectora solar no te puede faltar para tener la dermis siempre bien protegida.

Pero además, en el caso de que ya tengas manchas dérmicas, es probable que quieras probar un sérum antimanchas para que se reduzcan en tamaño y en color, y más importante, para prevenir que te salgan en el futuro (siempre usando de manera paralela el protector solar).

Tienes que pensar bien qué sérum puede ser la mejor opción para ti. Así, una vez que lo hayas escogido, podrás tener una buena salud dérmica, pero tienes que saber cuándo usarlo para que sea totalmente efectivo.

La importancia del sérum

Hay personas que piensan que el sérum es un producto optativo, que no es necesario usarlo siempre. Pero nada más lejos de la realidad. Si tienes más de 30 años es necesario usarlo y si tienes más de 40, ya se vuelve una obligación si quieres mantener una buena salud dérmica.

Además, la constancia es clave para que puedas obtener buenos resultados, ya que de nada servirá que lo uses un día sí y otro no. Debes usarlos todos los días y ser muy constante en las rutinas de limpieza y cuidado facial.

El sérum es un producto habitualmente de textura acuosa que no debe dejarte sensación grasa ni pegajosa. Tiene moléculas muy pequeñas que penetran hasta las capas más profundas de tu piel para ser más efectivas.

Un sérum de calidad suele tener pocos ingredientes para que cada uno de ellos estén más concentrados. Al tener una concentración mayor serán más efectivos en menos tiempo. Los ingredientes suelen activarse unos con otros haciendo que la dermis se regenere y esté bien protegida.

Suele tener un tamaño pequeño (normalmente 30 o 50 ml), porque es una sustancia que rinde mucho y que con poca cantidad es más que suficiente para tener buenos resultados. Solo necesitarás unas gotas.

El sérum antimanchas

Cuando estés usando un sérum que entre sus propiedades también reduzcan las manchas, podrás usarlo en rostro, cuello y escote.

Pero cuando es un sérum que únicamente está formulado para reducir las manchas, entonces la mejor opción es usarlo solo en ellas y utilizar otro sérum para el resto de zonas a tratar con diferentes objetivos dérmicos.

Es necesario que sepas de antemano que un sérum que se considera antimanchas no tiene magia y puede tardar bastante en hacer efecto en casos de manchas dérmicas oscuras o de mucho tiempo. En este caso, los tratamientos más intensos e incluso invasivos, siempre serán mejores opciones.

En el caso de tener manchas menos profundas, para que un sérum sea eficaz es necesario que seas constante en su uso y aplicación. Por supuesto, como te hemos comentado más arriba, resulta fundamental que te pongas crema solar todos los días.

Nadie está exento de las consecuencias que puede provocar la exposición constante a los rayos de sol, por eso, la protección dérmica no es una opción, ¡es una obligación para pequeños y mayores!

Qué se consigue con el sérum antimanchas

Cuando compras un sérum de este tipo, tendrás que fijarte que en su composición tiene ingredientes que están específicamente pensados para reducir la oscuridad de las manchas.

Algunos de estos productos se aconsejan usarlos solo durante la noche porque si te expones a la luz solar, podrías tener el efecto contrario debido a su formulación.

En la fórmula de estos productos se intenta conseguir que la piel se aclare y se unifica el tono, pero también se exfolia la dermis para acabar con las células muertas y que la piel se regenere con éxito.

Por supuesto, no podrán faltar los antioxidantes para que la piel esté protegida, regenerantes de la piel, antiinflamatorios que tengan en cuenta las dermis más sensibles, protectores para evitar que los agentes externos dañen y por supuesto, fotoprotectores.

Cuando en estos productos se combinan bien todos los ingredientes las manchas se pueden reducir considerablemente al mismo tiempo que se protege y cuida la dermis facial.

Lee más: Los 5 mejores sérums antimanchas

Cuándo usar este tipo de sérum

Al ser un sérum antimanchas, tendrás que usarlo cuando tengas esta condición en tu piel. Si las manchas tienen un aspecto extraño entonces no deberás usar el producto, deberás ir al médico para descartar que no se trate de un problema de salud.

Si así fuese, será el facultativo médico el que te indique cuál sería el mejor tratamiento en tu caso concreto.

Si quieres prevenirlas tampoco tienes que usarlo, ya que en este caso, el mejor remedio para prevenir que te salgan es usando el protector solar para evitar las causas por los UVA.

Si quieres evitar las propias del envejecimiento, entonces es mejor usar una buena rutina de cuidado faciales con cosméticos aptos para evitar los signos del envejecimiento.

Es necesario ser consciente de que no es un producto que haga milagros y porque lo uses un par de veces no significa que vayan a desaparecer. De hecho, deberas usarlo todos los días durante varias semanas e incluso meses hasta tener resultados visibles.

Además de usar el sérum antimanchas, será fundamental que también tomes la precaución de ponerte protección solar y usar otros sérums con objetivos de antienvejecimiento. De esta manera tendrás más probabilidades de éxito.

Siempre que tengas dudas acerca del origen de tus manchas, tendrás que acudir a tu médico, porque es el único que podrá ancosnejarte sobre el estado de ellas y del mejor tratamiento al que puedas optar en cada caso.

Si tienes una piel sensible, seca o con condiciones particulares, es posible que el sérum antimanchas no sea un buen remedio para ti ya que podría tener ingredientes demasiado irritantes para tu tipo de piel.

En todo caso, como te hemos dicho más arriba, habla con tu médico para saber exactamente qué puedes hacer no solo para reducir tus manchas, sino también, para cuidar tu estado de salud dérmico.

De ninguna manera saques conclusiones anticipadas sobre tu estado dérmico o de tus manchas. Ni le quites ni le pongas más importancia de la que pueda tener sin haber hablado con tu médico y que haya evaluado tu estado dérmico.

Conclusiones

Recuerda que es importante usar bien este producto tanto en cuanto a cuándo hacerlo como a cómo usar. Podrás sacar el máximo partido para mejorar tu salud dérmica sin efectos secundarios ni irritaciones innecesarias.

Siempre que te compres el producto tendrás que fijarte si puedes usarlo durante el día y que te dé el sol o si es mejor usarlo solo por la noche. Si un sérum no es compatible con la luz solar porque podría empeorar tu condición dérmica, es mejor que lo sepas antes de comenzar a usar ese producto en concreto.

Los ingredientes del producto es mejor que sean totalmente naturales y que no contengan químicos, así evitarás riesgos innecesarios. No te creas falsos anuncios de productos milagrosos, porque simplemente, no existen.

Los tratamientos que son muy agresivos, aunque puedan darte resultados a corto plazo, a la larga, podrían tener serias consecuencias para tu salud de la piel, por eso, siempre es mejor optar por cosméticos con ingredientes naturales y sin químicos.

Si al usar el cosmético notas que te irrita la piel no sigas usándolo. Un sérum no debería darte molestias de ningún tipo. Si te causa molestias puede que tenga ingredientes demasiado agresivos o que la sustancia esté en mal estado, por lo que deberías desechar el cosmético sin pensarlo.

Si has llegado hasta aquí, ya sabes cuándo utilizar un sérum antimanchas, pero es importante que seas paciente y que recuerdes que no existen los tratamientos milagrosos. Además, si crees que puedes tener alguna anomalía deberás ser evaluado por un médico cuando antes, no esperes a que se te pase solo… ¡debes visitar al médico!

También te puede interesar