¿Cuándo puede ir un niño en elevador o alzador en el coche?

Desde qué momento un niño puede ir seguro en el elevador o alzador del coche suele ser una de las dudas más comunes entre la mayoría de los padres, especialmente si tenemos en cuenta que hace apenas unos años se produjo un cambio en la normativa, concretamente desde que el nuevo Reglamento General de Circulación […]

Desde qué momento un niño puede ir seguro en el elevador o alzador del coche suele ser una de las dudas más comunes entre la mayoría de los padres, especialmente si tenemos en cuenta que hace apenas unos años se produjo un cambio en la normativa, concretamente desde que el nuevo Reglamento General de Circulación fue oficialmente aprobado, una normativa con las últimas actualizaciones, que entró en vigor el 1 de octubre de 2015. De esta manera, aún cuando el trayecto sea corto, es necesario cumplir la normativa actualizada, dado que en caso contrario, no solo estaremos en riesgo de que las consecuencias sean tan serias como graves en caso de accidente de tráfico, sino que en caso de que algún agente de autoridad se percate de ello, podríamos recibir una multa de 200 euros. De hecho, si el agente así lo considera, puede incluso inmovilizar el vehículo. Por tanto, ¿desde qué momento un niño puede ir en una silla elevadora o en un alzador cuando viajamos en el coche?. Te lo descubrimos con la información más actualizada hasta el momento.

Cuándo puede ir un niño en elevador o alzador en el coche

Existen una serie de puntos clave que deberíamos tener en cuenta después de que oficialmente entrara en vigor la nueva normativa del Reglamento General de Circulación, la cual de hecho entró en vigor el 1 de octubre de 2015 (con BOE 18 de julio de 2015).

De esta forma, los niños deben llevar una sillita en el coche hasta que midan más de 1,35 metros, y deben siempre viajar en el asiento de atrás, excepto cuando todos los asientos traseros se encuentren ya ocupados por sistemas de retención infantil, o cuando el vehículo no disponga de asientos traseros. Solo en estos casos, los menores sí podrán viajar delante utilizando para ello una silla homologada.

En esta ocasión, la edad ya no es un elemento destacable ni de referencia, sino la estatura del niño. Así, si bien es cierto que anteriormente se permitía a partir de los 12 años de edad como referencia para saber si el pequeño debía utilizar una sillita o no, ahora se toma como referencia la altura. Por tanto, es la estatura de 1,35 metros lo que marca la diferencia. De ahí que sea de vital importancia escoger un sistema de retención infantil adecuado a la edad y la altura del niño.

Descubre también: Las mejores sillas de coches para bebés o maxicosis

Por otro lado, las sillas del Grupo 0 o Grupo 0+ tienen que colocarse en sentido contrario de la marcha, lo que popularmente se conoce como sillas a contramarcha (o, en definitiva, sillas situadas en dirección al sentido contrario de la marcha).

Por tanto, los niños deben viajar con una silla infantil adecuada tanto para su edad como para su peso hasta que tengan una estatura superior a los 1,35 metros de altura, algo que suele ocurrir habitualmente alrededor de los 12 años de edad. No obstante, debemos recordar que ya la edad no es tomada como referencia, sino únicamente la estatura del pequeño.

No obstante, la DIrección General de Tráfico (DGT) recomienda el uso de la silla, en caso de ser posible, hasta que el niño alcance los 1,50 metros de estatura, por ser siempre una opción muchísimo más segura en caso de accidente de tráfico.

A partir de entonces, los padres pueden finalmente escoger entre el cinturón de seguridad o continuar usando un sistema de retención infantil de tipo III, ideales para cuando el niño tenga entre 22 a 30 kilos de peso.

Alzador con el niño en el coche

¿Y en el caso de los alzadores o elevadores? ¿A partir de qué estatura es posible usarlos?

El asiento alzador o elevador puede comenzar a utilizarse cuando el niño supere aproximadamente los 105 centímetros de altura. En caso de no haber alcanzado esta estatura, el pequeño debe continuar viajando en una sillita.

No obstante, a partir de ese tamaño, es importante saber que el elevador o alzador debe disponer de respaldo, para permitir una sujeción completa por los hombros. Además, debe elevar al menor hasta una posición en la que la banda diagonal de su cinturón de seguridad no toque el cuello, para que pase con seguridad, y sin riesgo de causar daños.

De esta manera, con la nueva normativa únicamente se permite la venta de elevadores o alzadores sin respaldo cuando el niño supera los 1,25 metros de altura (es decir, los 125 centímetros de estatura).

También te puede interesar