Escrito por

Cuándo ovula una mujer

La ovulación , ¿cuándo ocurre? Si sabemos cuándo ovulamos, podremos saber cuándo es el mejor momento para quedarse embarazada, de modo que os queremos explicar con detalle todo sobre Cuándo ovula una mujer.

¿Cuáles son las etapas de la ovulación¿ ¿Cómo se desarrolla? Veamos en qué consiste la ovulación, como se desarrolla y sobre todo, en qué momento se produce.

Cuándo ovula una mujer

Toda mujer durante su ciclo menstrual, tiene un periodo en el cuál ovula. La ovulación es la expulsión del óvulo (óvulo) del ovario, listo para ser fertilizada por un espermatozoide y para dar a luz a un embrión. La ovulación es un proceso fisiológico continuo que comienza en la pubertad y termina en la menopausia. En la menopausia, la actividad de los ovarios se detiene y la mujer ya no tiene ovulación ni menstruación. Saber que mientras la menopausia no esté completamente instalada, siempre se ovula y siempre es posible un embarazo.

Para entender cuando ovula una mujer, se debe conocer bien además, qué es el ciclo menstrual y aunque se tiene la creencia común de que el ciclo menstrual se caracteriza solo por los cuatro o cinco días de flujo, esta no es del todo correcta. Por ciclo menstrual se refiere a ese período de tiempo desde el primer día de la menstruación hasta el siguiente ciclo. Para entender entonces cuándo ovula una mujer, tienes que saber que el ciclo menstrual normal dura 28 días y se divide en dos fases, una que se llama folicular y luego está la fase lútea,

El período de la fase folicular comienza con la menstruación y termina con la aparición de la ovulación. El período de la fase lútea comienza con la ovulación hasta el posible desarrollo de un embarazo o, si no, con el comienzo de un nuevo período.

¿Cuándo se produce la ovulación?

A partir de lo explicado entonces podemos decir que la ovulación de la mujer ocurre aproximadamente 14 días antes del siguiente ciclo menstrual. En un ciclo regular de 28 días, la ovulación ocurre en el día catorce, con la “ventana fértil” de poder quedarse embarazada, comenzando el día 10. Si tienes ciclos más largos, digamos que la ovulación de 35 días ocurre el día 21, mientras que la “ventana fértil” comenzará el día 17. Si tienes ciclos muy cortos, digamos 21 días, la ovulación ocurre el día 7, mientras que la ” ventana fértil” debería comenzar el día 3.

¿Cómo reconocer la ovulación?

Para saber si estamos ovulando, además del dato ofrecido, tenemos que decir que podremos reconocer el llamado moco cervical, que una vez agotada la  sangre menstrual, comienza a hacerse más evidente y más nítido.

En los dos o tres días previos a la ovulación, el moco es particularmente evidente. Inmediatamente después de la ovulación, sin embargo, el moco se vuelve más espeso y más blanco hasta el próximo ciclo.

Las mayores posibilidades de concepción se concentran en los días pico del moco fértil , es decir, cuando es más transparente. Además, puedes reconocer la ovulación con una serie de síntomas muy concretos sobre la ovulación.

Síntomas del periodo de ovulación

El período de ovulación puede manifestarse a través de toda una procesión de síntomas más o menos marcados, como:

  • Sensación de tensión en los senos,
  • Dolor abdominal que se presenta en el lado del ovario que libera su ovocito,
  • De 2 a 3 días de moco cervical (moco que protege la vagina de infecciones) y secreciones vaginales transparentes y ligeramente pegajosas que se parecen a la clara de huevo.
  • Sensación de aumento de la libido.

La ausencia de estos síntomas sin embargo, no significa que no haya ovulación.

Período fértil

El período fértil se puede distinguir gracias al cambio de moco cervical por un dolor en la parte inferior del abdomen, incluso si no son síntomas característicos de todas las mujeres.

Existen utensilios disponibles comercialmente para detectar, a través de la orina, el pico de la hormona luteinizante (hormona que estimula la ovulación en las mujeres ) que precede al período de mayor fertilidad.

A partir de lo explicado, ya podemos entender de qué modo  el embarazo solo es posible en ciertos días del mes, es decir, durante los cinco días previos a la ovulación hasta el día de la ovulación.

Estos seis días son la ‘ventana fértil’ en el ciclo de una mujer, y reflejan la duración de la vida del esperma (5 días) y la vida útil del óvulo (24 horas).

Si una mujer tiene relaciones sexuales seis o más días antes de la ovulación, la probabilidad de que quede embarazada es prácticamente nula. Si tiene relaciones sexuales cinco días antes de la ovulación, la probabilidad de embarazo es aproximadamente del 10%.

La probabilidad de embarazo aumenta constantemente hasta dos días antes, incluido el día de la ovulación.

Al final de la ‘ventana fértil’, la probabilidad de un embarazo disminuye rápidamente y de 12 a 24 horas después de la ovulación, una mujer ya no puede quedar embarazada durante ese ciclo.

Para aquellas mujeres que no son conscientes de su “ventana fértil” o de la ovulación, la relación se recomienda cada 2 a 3 días para optimizar la posibilidad de concebir.

La probabilidad de embarazo aumenta considerablemente si tiene relaciones sexuales en los tres días anteriores a la ovulación, más el mismo día de la ovulación.

Si una mujer tiene relaciones sexuales en uno de estos tres días, tiene un 27-33% de probabilidad de quedar embarazada.

Fertilización

La fertilización se refiere a una etapa fundamental de la reproducción sexual, durante la cual el gameto masculino se fusiona con el gameto femenino para formar el huevo, llamado cigoto. En los humanos, es el espermatozoide el que desempeña el papel del gameto masculino y el huevo que es el gameto femenino. Los espermatozoides contenidos en el esperma emitido en la cavidad vaginal de la mujer entrarán en contacto con el óvulo, y uno de ellos entrará en el óvulo.

Después de la penetración, el ovocito se volverá “hermético” en la entrada de otros espermatozoides, permitiendo el desarrollo de un solo huevo. Por lo tanto, la fertilización corresponde a la fase de fusión entre un óvulo y un espermatozoide, que resulta en una sola célula que se convertirá en el embrión. En ausencia de fertilización, hay una caída repentina en los niveles hormonales y el inicio de la menstruación. En caso de fertilización se produce una producción de una hormona específica para el embarazo: la HCG . Esta hormona ayuda a mantener la producción de otras hormonas y, por lo tanto, mantiene el endometrio intacto para que el futuro embrión se “asiente”.

El mejor momento para concebir un bebé, llamado período de fertilidad, es entre el día anterior y justo después de la fase de ovulación. Cuatro días antes y un día después del decimocuarto día del ciclo, son días fértiles para un ciclo de 28 días, es decir, para un ciclo normal, entre el décimo día y el decimoquinto día del ciclo. Cuando esta fertilización no puede ser natural, se puede practicar una fertilización in vitro que consiste en la formación de un óvulo fuera del cuerpo de la mujer y luego se transfiere a su útero.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos