Crianza consciente: qué es, ventajas y recursos útiles

A diferencia de lo que posiblemente puedas crear en un primer momento, la realidad es que ser un padre consciente no se trata de llegar a un determinado destino, después de lo cual has conseguido hacerte con el título de “padre consciente”. Tampoco se trata de un logro para poner en el currículum, o un […]

A diferencia de lo que posiblemente puedas crear en un primer momento, la realidad es que ser un padre consciente no se trata de llegar a un determinado destino, después de lo cual has conseguido hacerte con el título de “padre consciente”. Tampoco se trata de un logro para poner en el currículum, o un símbolo de haber alcanzado un cierto nivel de dominio de tus principios. La crianza consciente, como veremos a lo largo de la presente nota, se trata más bien de un compromiso con el camino a seguir como padre o madre, y puede comenzar desde el primer día; es decir, desde el momento en el que el bebé nace. ¿Qué es y en qué consiste la conocida como crianza consciente? Y, sobre todo, ¿qué ventajas o beneficios ofrece en comparación con otros tipos de crianza?.

Crianza Consciente

La mayoría de los libros y recursos disponibles para padres tienden a enfocarse únicamente en el comportamiento del niño, y nunca analizan el comportamiento del propio padre o madre (el cual, es cierto, puede ocurrir que lo esté haciendo verdaderamente mal, y en definitiva, sea él o ella quién se está equivocando).

Es decir, si el niño hace algo mal (por ejemplo, te grita), le damos la consecuencia (por ejemplo, lo penamos), y así el niño no volverá a hacerlo, al menos por el momento. Aquí debemos preguntarnos, ¿de verdad que este método ha funcionado siempre? La realidad es que podemos usar este ejemplo con todas las relaciones, y no solo con nuestros hijos.

En el caso particular de la crianza consciente no se trata de una lista a modo de verificación que debemos ir cumpliendo punto por punto. Se trata básicamente del proceso. Se trata de ser auténtico, vulnerable y honesto. Así, el aspecto más importante de ser un padre o una madre consciente es la intención.

No te pierdas: Dormir sin lágrimas, el método de Rosa Jové

¿Qué es y en qué consiste la Crianza Consciente?

La crianza o paternidad consciente es un tipo de crianza en el que se enfatiza la comunicación con los niños, y establece límites de forma respetuosa. Así, los padres están llamados a olvidar la forma en que fueron criados al interactuar con sus hijos y responder “siempre en el momento”.

Es decir, es un tipo o método de crianza que alienta a los padres y madres a olvidar las reacciones automáticas que pudieron haber aprendido de sus propios padres (y cualquier trauma relacionado), y a vivir directamente “en el ahora”, saboreando cada momento porque, en definitiva, se escapan demasiado rápido.

Es, por tanto, reconocer que sus propios problemas infantiles no resueltos podrían acabar desencadenándose como padres, ya que a través de la crianza de nuestros hijos, en cierto sentido también nos estamos criando a nosotros mismos, llegando a ser completamente adultos.

Qué es y en qué consiste la Crianza Consciente

¿Cuáles son algunos de los principios básicos de la Crianza Consciente?

  • Reconocimiento. El padre o madre consciente reconoce que su hijo es una persona propia (digna, sorprendente, bella, única, hermosa), con sus propias actitudes, temperamentos, desafíos, dones, opiniones, sueños y percepciones. Así, hace todo lo posible para permitir que el pequeño se convierta en su verdadero y más auténtico yo, en lugar de convertirlos en alguien que los padres consideran que puede ser lo mejor. Un padre consciente, en definitiva, confía en la sabiduría inherente e innata del niño.
  • Aceptación. El padre o madre consciente acepta al niño tal y “como es”. En lugar de tratar de cambiar al niño, o de cambiar otras cosas del entorno para hacernos sentir cómodos, se vuelve consciente de las propias reacciones y juicios. De esta forma, usa estos desencadenantes, miedos, críticas o juicios como oportunidades para volverse hacia sí mismo y examinar sus propias creencias limitantes, percepciones, miedos y temores, aprendiendo a curarse a sí mismo en lugar de traspasarlos a la educación del niño.
  • Priorizar. El padre o madre consciente prioriza la relación, asegurando de que sus hijos se sientan escuchados y comprendidos. Pero esto es únicamente posible cuando el padre o la madre encarna por sí mismo estas cualidades. Aprende a regular sus emociones para poder relacionarse siempre con sus hijos desde el respeto, la empatía y la madurez.
  • Comprensión. El padre o madre consciente establece límites desde un lugar de su propia autoconciencia, siempre teniendo en cuenta el interés del niño. A diferencia de otros tipos de crianza, en los que se utilizan recompensas o castigos, un padre o madre consciente siempre busca comprender primero las necesidades y sentimientos que se esconden detrás de lo comportamientos del pequeño. Y si es necesario establecer límites, lo hace con compasión, claridad y tranquilidad.

Cómo es la Crianza Consciente

¿Por qué escoger la Crianza Consciente? Principales ventajas

Muchos padres y madres, una vez se plantean cómo están criando a sus hijos (especialmente si se trata de un tipo de crianza algo más tradicional), deciden optar por una crianza más consciente cuando se replantean incluso cómo viven su vida y cómo están criando verdaderamente a sus hijos, teniendo el coraje de hablar desde el corazón, de seguir su propia intuición, de centrar sus energías en todo cuanto pueden hacer para ayudarse a ellos mismos -en lugar de esperar a que otros lo hagan por nosotros-…

Se convierte en una oportunidad excelente para que los propios padres se vuelvan hacia adentro, crezcan, se conviertan en la verdadera expresión de ellos mismos, así como en la persona que desean que sean sus hijos, para que posteriormente tengan modelos a seguir.

También te puede interesar