Ideas para hacer un cesto de los tesoros para bebés

La cesta de los tesoros para bebés puede ser una opción ideal para tus propios hijos como para regalarlo a alguna amiga que vaya a tener un bebé. En este artículo te vamos a contar en qué consiste el cesto de los tesoros, qué objetos puedes incluir y por qué se han convertido en uno […]

La cesta de los tesoros para bebés puede ser una opción ideal para tus propios hijos como para regalarlo a alguna amiga que vaya a tener un bebé. En este artículo te vamos a contar en qué consiste el cesto de los tesoros, qué objetos puedes incluir y por qué se han convertido en uno de los regalos ideales para los bebés. Te adelantamos que esta propuesta de Montessori es una de las formas más ideales de fomentar el descubrimiento y la investigación de los niños de manera natural, guiada por cada uno de ellos y experimentando con los distintos estímulos. A su vez, es una manera estupenda de que también puedan ir desarrollando la creatividad.

Cesto tesoro

Qué es un cesto de los tesoros y para qué sirve

El cesto de los tesoros es literalmente un cesto donde puedes incorporar objetos cotidianos de distintos materiales que puedan ser utilizados como juguetes u objetos de descubrimiento para el bebé. Este tipo de cestos se suelen preparar para bebés a partir de los 6 meses de edad, momento ideal para poder experimentar con distintas texturas y tamaños.

¿Qué es lo que se espera que hagan los bebés con este tipo de objetos cotidianos? Que sean una ventana al mundo, con la que experimentar, así que escoge bien los objetos a incluir porque van a chuparlos, cogerlos, tirarlos, manipularlos… De todo.

Por ello, no son válidos los juguetes como tal ni tampoco se han de incorporar objetos que estén fabricados con plástico, ya que estos siempre tienen la misma textura, temperatura y no va a aportar nada nuevo al bebé. Todo lo demás es aceptable: madera, tela, piedras, conchas, tejidos naturales… Y dicho esto, la cesta también ha de ser de un material suave y natural, como pueden ser los tejidos de mimbre o de esparto.

Qué debe llevar un cesto de los tesoros

Voy a empezar por lo que no debe llevar un cesto de los tesoros, por si acaso.

  • No pongas objetos que le entren completamente en la boca puesto que puede asfixiarse
  • Objetos que no seas tóxicos
  • No incorpores artículos que pueda clavarse, tenga aristas o estén afilados
  • Introduce materiales que no se deshagan ni se descompongan en piezas ni se puedan romper en trocitos pequeños
  • No metas bolsas de plástico

Lo que sí que debe de llevar un cesto de los tesoros son objetos que puedas lavar con facilidad para que siempre lo tenga en un estado óptimo. Introduce siempre objetos que te den seguridad y es fundamental que siempre que vaya a explorar en el cesto de los tesoros haya un adulto que pueda estar pendiente de ver qué es lo que manipula y cómo lo hace, para que no suponga un daño.

Algunos de los objetos cotidianos que podéis incluir son:

  • Frutas (limón o manzana)
  • Ovillo de lana
  • Cuchara grande de metal
  • Cuchara grande de madera
  • Cepillo de dientes de madera
  • Anillas de madera
  • Objetos de cuero
  • Objetos de tela (bolsita de tela)
  • Colador
  • Corta pastas para galletas grande (no afilado)
  • Cepillo de cerdas suaves
  • Esponja exfoliante de ducha
  • Varillas metálicas
  • Cuenco de metal
  • Botella de plástico rellena de algo que pueda hacer ruido
  • Manopla del horno
  • Cuchara de madera para la miel
  • Mortero
  • Piñas (de pino)

Como podéis ver, el cesto de los tesoros tiene que estar diseñado para estimular los cinco sentidos de cualquier bebé. Por ello, es importante que haya una interesante variedad de materiales para que pueda notar la diferencia entre las texturas, la temperatura de los objetos, sus olores, el peso, los ruidos que puedan emitir al golpearlos entre ellos o contra el suelo, entre otros. Este cesto es un tesoro de los sentidos que le permite ir descubriendo por sí mismo, que va despertando su curiosidad natural y va fomentando que quiera descubrir más y más.

No es necesario que cambiéis con frecuencia los objetos del cesto y no os preocupéis por si se tira unos días centrado en único objeto o si cada día se centra en uno diferente. Todos estos objetos le van a dar para mucho tiempo y, si os gusta observarle, veréis cómo es muy entretenido ver cómo se relaciona con los diferentes objetos, ver cómo se puede sorprender con algunos de ellos o como siempre hay alguno que acaba siendo recurrente.

Ideas para hacer un cesto de los tesoros

Podéis crear una única cesta de los tesoros o podéis crear cestas temáticas. Las cestas temáticas no son otra cosa que crear distintas cestas en función del tipo de material que queráis incluir, pudiendo encontrar:

  • cesta de objetos metálicos
  • cesta con objetos de madera
  • cesta con objetos de tela
  • cesta de cepillos
  • cesta con rulos del pelo
  • cesta con esponjas
  • cesta con botes y sus tapas
  • cesta con objetos clasificados por color
  • cesta con objetos cotidianos de la cocina o el baño
  • cesta de elementos de la naturaleza

Además, podéis ir incorporando un material u otro en función de la edad de los pequeños. Como os mencionamos al principio del artículo, se puede entregar una cesta de los tesoros a un bebé de 6 meses en adelante, siempre con un adulto pendiente, y también seguirá siendo una oportunidad de juego para niños de 3 años.

En el vídeo que os muestro a continuación vais a ver cómo podéis crear una cesta multisensorial en casa, con objetos que podéis encontrar fácilmente en cualquier supermercado además de en vuestro hogar:

Y para que veáis que los cestos de tesoros no son específicamente de bebés, os dejamos este vídeo para que podáis ver las opciones para niños más mayores, permitiéndoles seguir creando y jugando con materiales cotidianos. Veréis que ya no se trata únicamente de descubrir, que siempre se mantendrá, si no que también la creatividad tiene un punto importantísimo a través del juego.

Otros artículos que pueden parecerte interesantes son:

También te puede interesar