Escrito por

Cómo enseñarle a ir al baño

Cuando una pareja ha cambiado más de dos mil pañales al año desde el nacimiento de su hijo, lo más esperado es el momento en el que el niño pida ir al baño solo. Pero para llegar a tan esperada ocasión es necesario todo un entrenamiento que los padres pueden comenzar en cuanto perciban las primeras señales. Si bien es cierto que muchos niños aprenden en pocos días, a otros les cuesta más, no desesperes, al final todos lo consiguen. En Embarazo10 vamos a desvelar algunos pasos que te ayudarán a empezar o a terminar el proceso por el cual tu pequeño será un poco más autónomo.

342383816_decf3cedd9.jpgEn primer lugar debes saber identificar las señales de que tu hijo está preparado. Los niños suelen comenzar a mostrar estas señales a los 18 meses, pero otros pueden hacerlo a los 3 años o más. Ten en cuenta que cuanto menor sea, más probabilidades de “fracaso” (léase hacerse pis encima) puede haber, pero no le reprendas, es normal que hasta los dos años y medio los niños no controlen bien los esfínteres, y hasta los cinco pueden tener algún percance por la incontinencia urinaria. Cuando esté listo obedecerá órdenes sencillas y tratará de imitar a los adultos o hermanos cuando vayan al baño, en este momento sabrás que comienza la cuenta atrás. Pero si la vida de tu hijo atraviesa por momentos de cambio (como una nueva escuela, la llegada de un hermano, etc.) puede ser buena idea dejarlo para más adelante. Tampoco olvides que necesitarás tiempo y paciencia para dedicarle, si no dispones de ellos, retrasa el momento.

Una vez se ha detectado el momento, crea una rutina fácil de seguir por el niño, por ejemplo, invítale a jugar con el orinal sentándose encima todos los días, aunque sea vestido, para que no tenga reparo en utilizarlo. No le obligues, no le insistas si ves que no quiere y no le regañes, todo esto le puede retrasar el aprendizaje. El siguiente paso es abandonar el pañal. Necesita acostumbrarse a estar sin él, así que ten paciencia. Debes explicarle qué se hace en el baño y decirle que es lo que hacen los chicos mayores. No le exijas ni le insistas, ve siempre al ritmo que él mismo te marque.

Por último, conviene recordar que si le permites estar en casa sin pañal durante un buen rato y él sabe dónde está su orinal, será más fácil que te lo pida o vaya él mismo que si siempre que tenga gana lleve puesto el pañal, eso sí, puede que tengas que limpiar más de un charco. Recuérdale de vez en cuando que tiene el orinal y cuándo debe ir allí. Si no pasa sentado suficiente tiempo como para hacer caca, lo ideal es que lo entretengas mientras esté en el orinal contándole un cuento y haciéndole compañía. Halágalo si lo consigue, pero no lo conviertas en un gran acontecimiento, pues puede llegar a avergonzarse.

Vía: BabyCenter
Imagen: Flickr

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos