Cómo elegir la talla de tu copa menstrual

La copa menstrual está de actualidad porque las mujeres estamos siendo concienciadas del valor que tiene nuestra regla. Los tiempos han cambiado y con ellos la educación sexual. Ahora sabemos que tener la regla no es una enfermedad, ni tampoco supone que la mujer menstruante esté emitiendo energías negativas durante su periodo. Sin embargo, sí […]
Embarazo10.com

La copa menstrual está de actualidad porque las mujeres estamos siendo concienciadas del valor que tiene nuestra regla. Los tiempos han cambiado y con ellos la educación sexual. Ahora sabemos que tener la regla no es una enfermedad, ni tampoco supone que la mujer menstruante esté emitiendo energías negativas durante su periodo. Sin embargo, sí que debemos cuidar nuestro cuerpo y, sobre todo, en estos días tan sensibles. A las compresas y tampones se ha sumado la copa menstrual como producto de higiene femenina para la regla. Pero, ¿Cómo elegir la talla de tu copa menstrual? Te lo contamos.

Talla de copa menstrual

Tallas de copa menstrual

Por lo general cuando entramos a una tienda donde venden copas menstruales podemos encontrar tres tallas diferentes: talla pequeña o S, tamaño medio o talla M y tamaño grande o talla L. A cada mujer le vendrá bien una u otra talla en función de determinados factores.

Mujer en el inodoro

Por un lado está la copa menstrual talla S, que es el tamaño más pequeño, ideal para muchachitas jóvenes y mujeres que aún no han tenido relaciones completas. Luego tenemos la copa menstrual talla M o tamaño mediano, que está diseñada pensando en mujeres que ya han perdido su virginidad pero que aún no han tenido partos vía vaginal.

Finalmente, está la copa menstrual talla L o tamaño grande, las cuales pueden ser válidas para mujeres que, independientemente de su edad, ya han dado a luz a través de vagina, o también para cualquier mujer mayor de 30 años.

Copa menstrual flores

Ahora bien, aunque hay tres tallas y cada una de ellas va destinada a un grupo de mujeres específico, esto no significa que no haya que valorar otros factores, o que puedas sentirte más cómoda con una talla de copa menstrual diferente a las que te acabamos de proponer.

Cómo saber cuál es tu talla de copa menstrual

Aunque hay un tallaje aproximado como hemos visto, tampoco es raro que una mujer joven pueda utilizar una talla mayor, o que en determinados casos una mujer con más de 30 años necesite una copa más pequeña. Entonces, ¿cómo saber cuál es tu talla de copa menstrual? Veamos.

Copa menstrual guinda

Escoger una talla errónea puede hacer que manches, porque una copa demasiado pequeña no tiene la capacidad para recoger tu sangrado, no ya por la cantidad de flujo, sino porque no quede bien agarrada a las paredes de la vagina. Cierto que la vagina está llena de músculos, por lo que es una estructura flexible y que se adapta al tampón, la copa vaginal, el pene u otros accesorios diseñados para ella. Ahora bien, esta flexibilidad puede variar en función de la edad, o de los partos, entre otros factores.

El diámetro de copa es el que tiene que adaptarse a la vagina en cuestión. Así las mujeres que acaban de dar a luz, tienen el canal vaginal ensanchado. Esto puede variar y la mujer recuperar su tersura natural al cabo del tiempo, pero no lo hará de manera inmediata, por lo que en estos casos, la talla más apropiada de copa menstrual será la L.

No sucede lo mismo con aquellas mujeres que han sido madres pero que han dado a luz mediante cesárea. En estos casos, sobre todo, si eres menor de 30 años, puedes comprar con más tranquilidad la talla M. Si aún no has experimentado la penetración y tu vagina es virgen, utiliza la talla S. Una chica virgen pero que ha utilizado tampones, puede sentirse bien con la talla M.

Joven mirando copa menstrual

Mientras que aquellas mujeres que tienen problemas para mantener relaciones sexuales y llevan tiempo tratando de usar tampones pero sufren de vaginismo, en la talla S encuentran la aliada para ir experimentando hasta que se sientan más seguras con su cuerpo y comprueben que pueden avanzar hacia una talla más grande.

No obstante, cada mujer es un mundo. Pese a que lo habitual es pensar que una mujer alta y ancha tiene una vagina más ancha y, por esto, debería utilizar una talla de copa menstrual L, también puede suceder que no tenga una vagina especialmente ancha, sino que la tenga estrecha. Y viceversa, que una mujer menuda tenga la vagina más ensanchada y necesite una copa menstrual mayor.

La mejor manera de saber cuál es tu talla de copa menstrual es probar hasta que encuentres aquella con la que te sientas a gusto. Si por casualidad compraste una talla mayor, no te preocupes, porque podrás guardarla para utilizarla ene el futuro, ya que la vagina va cambiando con los años.

Señales de que estás usando una talla que no te corresponde

La principal señal de que estás usando una talla que no te corresponde de copa menstrual es que se te sale. Si se te sale, probablemente estás usando una talla demasiado pequeña. Opta entonces por una talla mayor. Aunque también es posible que se te salga porque no la hayas colocado bien. Verifica que está bien puesta.

Otra señal de que tu copa menstrual no es de tu talla es que estés ensuciando tu ropa interior. Esto ocurre porque la copa vaginal no está bien adaptada, queda espacio ya que la vagina es más ancha y la copa no le alcanza. La sangre sale por los espacios.

Si la copa la introduces y te sientes muy apretada o no consigues enderezarla una vez dentro, puede ser también porque, en esta ocasión, te queda grande. O porque no estás acostumbrada a llevarla y sientes un cuerpo extraño ahí. Si es la primera vez que la utilizas, y estás usando la talla S, comprueba que la estás colocando bien. Si estás usando una talla M o L, es probable que te quede grande. Comienza con una más pequeñita.

Antes que nada, aprende cómo poner tu copa menstrual, lo cual te lo enseñamos en el siguiente post:

Galería de imágenes Cómo elegir la talla de tu copa menstrual

Embarazo10.com

También te puede interesar