Cómo elegir camas para niños: consejos y modelos

Si tienes niños pequeños en casa, tal vez un bebé que va a dejar la cuna para por fin tener su primera camita, es importante que elijas el mejor modelo de cama. Uno que sea adecuado no solo para la edad del niño, sino también para el espacio que va a ocupar o si por […]

Si tienes niños pequeños en casa, tal vez un bebé que va a dejar la cuna para por fin tener su primera camita, es importante que elijas el mejor modelo de cama. Uno que sea adecuado no solo para la edad del niño, sino también para el espacio que va a ocupar o si por ejemplo se trata de camas para habitaciones en las que haya más de un niño. Veamos entonces, cómo elegir camas para niños: consejos y modelos.

Como elegir cama para ninos

Guía para comprar camas para niños

A medida que van creciendo los niños, su dormitorio se convierte en el espacio en el que pasan más tiempo, de modo que no solo tenemos que procurar una buena decoración para el dormitorio infantil, sino que de forma especial, la elección de la cama adecuada es decisiva.

Veamos entonces algunos consejos prácticos para hacer del dormitorio del niño o niña, un espacio funcional, acogedor y amigable para los niños a partir de un mueble que es de uso diario y necesario, y que no es otro que la cama.

Veremos entonces los tipos o modelos de camas que encontramos actualmente en el mercado y cómo elegir el mejor para nuestro hijo o hija, pero podemos comenzar con estos consejos:

  • En las habitaciones de los niños, la cama es un espacio fundamental y versátil que se utiliza no solo para dormir, sino también para jugar, leer, comer, escuchar música, hacer la tarea y recibir amigos. Como tal, debe ser amigable para los niños y lo más cómoda posible.
  • La cama tradicional está preferiblemente libre de estructuras o apéndices, en lugar de soluciones restringidas que condensan todos los muebles del dormitorio en muy poco espacio.
  • Las camas por módulos con todos los muebles incorporados, camas literas o camas deslizantes son quizás una mejor solución en el caso de una falta real de espacio en el dormitorio y es por eso que siempre es mejor procurar a los niños la habitación más espaciosa, teniendo en cuenta que los adultos hacen un uso limitado de la habitación mientras que los niños la usan para diversas actividades.

Accesorios para la cama de los niños

Antes de ver los modelos de camas que podemos elegir para los niños, hemos de hablar también de accesorios de las camas si bien son elementos también importantes a tener en cuenta:

  • Una mesita de noche o al menos una superficie de apoyo a su alcance para que el niño pueda tener lo que necesita a su lado: un pañuelo para la noche, un librito, un vaso de agua, etc.
  • Una lámpara de mesita o una lámpara de pared que el niño pueda encender de forma independiente y luego con el interruptor colocado a su altura. En el mercado hay muchas lámparas diseñadas especialmente para niños, con todas las precauciones de seguridad y hechas para que no pueda tocar la bombilla incandescente.
  • Barreras laterales para evitar caerse de la cama mientras duerme. Hay diferentes tipos: enclavamiento, palanca, de diferentes anchos y alturas. Estas son barreras que se usan para las camas de niños que son pequeños, como cuando pasan de la cuna a la cama, pero debemos asegurarnos de que a pesar de la barrera, haya un hueco para el niño, mejor hacia la parte inferior, desde donde subir y bajar libremente de la cama.
  • Cortinas de colores o telas de dosel para crear un rincón acogedor o un refugio secreto en la cama.
  • Papel tapiz o vinilos de pared para decorar las paredes cercanas a la cama con personajes y animales para que el rincón de descanso sea más alegre y divertido. Los colores cálidos y neutros en las paredes, además de ser relajantes y bien combinados con los muebles, son una base excelente para las pegatinas.

Como elegir camas para ninos

Tipos de camas para niños

Una vez ya hemos tenido en cuenta los primeros factores a la hora de elegir una cama para el niño, es importante saber qué modelos existen en el mercado. Estos son actualmente, todos los que podéis encontrar.

Cama individual

Cuando la cuna o la cama con barreras se vuelve pequeña ya que el niño ha crecido un poco, es frecuente cometer el error de comprar una cama individual de tamaño estándar, inadecuada para la primera infancia.

A pesar de los colores y el diseño imaginativo que inducen a error, este tipo de cama resulta demasiado alta , convirtiéndose en una barrera que impide que los niños escalen de forma independiente.

Incluso la cama debe ser proporcionada a un niño y recordar que, entre la transición del bebé al niño, hay una fase de crecimiento intermedia que los muebles también deben acompañar.

Por lo tanto, es mejor comprar una cama baja en comparación con el suelo para que el niño que abandona su vieja cama para bebé pueda subir y bajar independientemente de la nueva cama, en un gesto diario que sea natural y espontáneo y que no se vea obstaculizado por el tamaño de la cama.

La altura desde el suelo de la cama de los niños debe ser de unos 30 cm (+ colchón) y de esta manera el niño también podrá sentarse cómodamente en el borde de la cama sin que sus pies cuelguen.

La cama individual en su versión en miniatura no debe verse como un objeto inútil que vamos a utilizar durante poco tiempo, sino como un mueble, que se utilizará durante unos años, de dimensiones transitorias apropiadas para un niño en crecimiento.

Otra idea sería la de comprar una cama individual «estándar» (80 / 90x200cm) con patas ajustables o reemplazables para variar su altura con la altura del niño.

Litera

Por razones de espacio, a menudo es necesario equiparse con literas. La ventaja de esta estructura es actuar como un ahorrador de espacio en el dormitorio pero, lo cierto es que deberían evitarse cuando sea posible porque no son completamente funcionales.

En la litera, el niño que duerme en la cama superior no es fácilmente atendido por el adulto en caso de fiebre o enfermedad y para él es incómodo, y tal vez incluso inseguro, tener que bajar las escaleras especialmente en la noche (para ir al baño por ejemplo).

El niño que duerme en la cama inferior probablemente verá su espacio exclusivo «profanado«, utilizado por comodidad por el hermano del piso superior para colocar objetos o ropa o simplemente para sentarse.

Este tipo de cama sin embargo tiene la ventaja de crear un espacio reservado en el nivel superior, ya que los adultos rara vez lo alcanzan.

Por otro lado, las camas litera pueden integrarse también en los juegos de los niños, ya que por ejemplo, si colocamos una tela descendiendo desde la cama superior, crean el efecto de «casita» en el espacio inferior: un espacio de juegos privado, oculto y divertido.

En un nivel práctico, hay que tener en cuenta, en la evaluación de la compra, que en las camas elevadas es difícil cambiar las sábanas, hacer la cama por la mañana o simplemente meter las mantas al niño.

Camas plegables

Las camas plegables , generalmente usadas en el caso de varios hermanos, son en realidad poco hospitalarias y poco prácticas, ya que suelen acabar siempre abiertas ocupando el espacio que de hecho no tendrían que ocupar.

De todos modos cuando las plegamos, sí que sirven para tenerlo todo más ordenado, pero por otro lado, eliminan la intimidad y el refugio que la cama representa en la vida cotidiana: un lugar para relajarse durante unos minutos, hojear un libro acostado, jugar con un amigo. Este tipo de estructura retráctil, por lo tanto, niega al niño el espacio acogedor y exclusivo de su cama.

Camas con módulos

En soluciones con estructuras de cama con módulos podemos ahorrar mucho espacio, además de encontrarlas con diseños muy modernos, pero lo cierto es que no dejan de ser un mueble completo y grande con varios muebles a la vez, que impedirá que podamos separarlos o cambiarlos de sitio si nos apetece.

Por lo tanto, debemos prestar atención a cómo se explota y optimiza el espacio en estas soluciones, evaluando cuidadosamente la relación entre el tipo de actividad propuesta y preestablecida por el fabricante y la funcionalidad y adecuación reales de la propuesta.

Los armarios, por ejemplo, a menudo son muy bajos y exageradamente profundos (fondos como la cama, que mide 80/90 cm en lugar de los 60 cm estándar) con el resultado de ser poco prácticos.

Los escritorios, en cambio, están dispuestos en un nicho y, por tanto, en una posición inadecuada debido a la total falta de luz natural, muy importante para la «actividad de mesa» (estudio, diseño, construcción, etc.).

Como elegir camas ninos

Qué cama elegir para niños

Ya hemos visto los distintos modelos de camas para niños que podemos comprar, pero debemos tener en cuenta además los materiales de los que estas estén hechas, y valorar también estos consejos:

  • En la elección de las camas, la primera gran cosa a tener en cuenta es el espacio disponible. Si ya tienes una habitación asignada para el niño y es de hecho la que ya ha tenido mientras ha sido bebé, será más fácil elegir una cama que de hecho va a ocupar el espacio que hasta ahora ha ocupado la cuna.
  • De este modo, respeta el espacio disponible teniendo en cuenta que la cama no debe ser demasiado voluminosa para permitir que el niño juegue en su habitación.
  • Por otro lado, es mejor elegir materiales naturales como la madera y, si están pintadas, que se hayan pintado estrictamente con productos no tóxicos, o plástico de alta calidad que cumpla con todos los estándares de seguridad.
  • No compres una cama moderna o de diseño porque a tu hijo le guste sin más (como por ejemplo las que tienen forma de coche o de cohete),ya que aunque son bonitas es posible que a medida que crece el niño se canse de ellas y acaben siendo poco rentables.
  • Durante los primeros años del niño, procura que la cama tenga la opción de colocar (y quitar) las barreras protectoras que os hemos comentado anteriormente.
Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!
Cómo elegir camas para niños: consejos y modelos
4.40 / 5
4.40 - 3 Votos

También te puede interesar