Escrito por Tendenzias

10 claves para que tu hijo sea más independiente

A muchos niños les cuesta desprenderse de sus padres y lo pasan realmente mal cuando tienen que enfrentarse a ciertas tareas sin ellos porque sufren un cierto sentimiento de abandono. Para evitar esta situación debemos inculcarle independencia desde pequeño para que vaya creciendo con nuestra ayuda pero con cierta autonomía necesaria.

10 claves para que tu hijo sea más independiente

Si quieres conseguir que tu hijo sea más independiente y no sabes por dónde empezar, no te preocupes porque aquí te vamos a dar todas las claves necesarias.

Ser menos protectores

Desde que los niños nacen, los padres nos sentimos en la obligación de protegerlos continuamente y esto, muchas veces, conlleva a la dependencia completamente del niño hacia los padres. Esto no significa que vayamos a desatenderlos, sino que simplemente, lo que debemos comprender es que no pasa nada si se equivocan, si se caen alguna vez…tenemos que ser conscientes de que son personas y también aprenderán de sus errores.

No extender la lactancia

Para muchos niños es complicado dejar la lactancia y siguen alimentándose de la madre durante más tiempo del recomendado. Con la lactancia se crea una conexión entre madre e hijo que, si bien es importante y necesaria cuando son bebés, deja de ser relevante a cierta edad y puede provocar una dependencia del niño hacia a la madre poco recomendada.

Las consecuencias de sus actos

Lo más importante para hacer que nuestros hijos comiencen a ser independientes, lo que debemos hacer es enseñarles desde pequeños que todo lo que hacen y lo que no hacen, tiene sus consecuencias. Volvemos a la misma premisa que comentábamos antes: ellos mismos aprenderán de sus errores y no volverán a cometerlos.

El esfuerzo

Los padres tenemos la labor fundamental de inculcar ciertos valores a nuestros hijos. Uno de los valores más importantes y que también les ayudará a ser independientes, es el esfuerzo. Deben saber que todo lo que deseen conseguir se cumplirá a través del esfuerzo por su parte. Es decir, que nadie va a hacerlo por ellos y son ellos los que se tienen que poner manos a la obra.

No protegerles del sufrimiento

Antes explicábamos que no debemos proteger en exceso a nuestros hijos y, como tal, no protegerles o alejarles del sufrimiento. Del sufrimiento y de los errores se aprende igual o más que de aquellas cosas que siempre nos salen bien. Aquí también el esfuerzo puede ayudarles a superar el sufrimiento sin que nosotros tengamos que intervenir. Será mejor ayudarles a levantarse cuando se caigan que atarlos a nosotros para que no puedan caerse nunca.

Sus tareas

Uno de los primeros pasos que debemos llevar a cabo para que nuestros hijos aprendan a ser responsables, es enseñarle las tareas que ellos deben de hacer día a día. Por ejemplo, debemos hacerles saber que sus juguetes siempre los tienen que recoger ellos o que tienen que vestirse solos y salir a tiempo de casa para ir al colegio. Que él conozca sus tareas y sepa que debe hacerlas por sí solo, ayudará mucho a su autonomía.

Fomentar su autonomía

Fomentar la autonomía no es otra cosa que enseñar a nuestros hijos a enfrentarse a sus retos diarios y saber tomar sus propias decisiones. Debemos apoyarles para que ellos sepan que son capaces de hacerlo por sí solos pero que nosotros estaremos para ayudarles cuando lo necesiten. Parte importante de la autonomía es la responsabilidad, que explicamos a continuación.

La responsabilidad

Para fomentar la responsabilidad de nuestros hijos, podemos seguir algunos de los pasos que te mostramos a continuación:

  • Fomentar su autoestima
  • Ayudarle a crear su autoconfianza
  • Potenciar su personalidad
  • Concienciarle para que no tenga miedo a equivocarse en sus decisiones
  • Darles poco a poco encargos que dependan solo de ellos
  • Establecer unas normas y reglas en sus tareas

Autoconfianza

Para que ellos sean capaces de hacer cosas por sí mismos, lo que necesitan es saber que son capaces de hacerlo. Para esto, lo único que tenemos que hacer es fomentar su autoconfianza. No se trata de alabarles y decirles que todo lo hacen bien. Más bien se trata de reconocerles aquellas cosas que hacen bien y enseñarles que, aquellas cosas que no hacen bien, pueden hacerlas mejor a través del esfuerzo, como te comentábamos antes.

Enseñar sin hacer

Esta es una de las premisas más importantes para ayudar a nuestros hijos a ser independientes y también la que más nos cuesta a todos los padres. Enseñar sin hacer significa que nosotros tenemos que aportarles todas las herramientas que necesiten para hacer sus tareas o para tomar sus decisiones pero sin hacerlo nosotros por ellos. Debemos ayudarles cuando lo necesiten pero nunca realizar las tareas que deben de hacer ellos o tomar las decisiones que deben de tomar ellos.

Con estos consejos y, poco a poco, veremos cómo nuestros hijos comienzan a tomar más responsabilidades y más autonomía para ser personas independientes.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Embarazo10.com

Newsletter