Escrito por Tendenzias

Ciática durante el embarazo: Qué es, causas, diagnóstico y tratamiento

Seguramente más de una vez has oído hablar de los terribles dolores de ciática que se sufren durante el embarazo. En primer lugar tenemos que aclarar que esta dolencia ocurre sólo en un bajo porcentaje de mujeres embarazadas, también es verdad que el dolor es muy intenso, pero no tiene porqué pasarles a todas las mujeres gestantes. Hoy en nuestro artículo vamos a tratar este interesante tema, la Ciática durante el embarazo: Qué es, causas, diagnóstico y tratamiento, veremos como podemos prevenirla o que ejercicios o remedios podemos utilizar para sentirnos mejor.

La Ciática durante el embarazo es un problema muy común, aunque si todavía no eres madre, quizá te pase desapercibido el riesgo de sufrirla, así que si te encuentras en estado de buena esperanza o estás planeando ser mamá, te animamos a leer este artículo para que estés preparada y este trastorno no te pille de improviso.

La ciática durante el embarazo es uno de esos tantos trastornos que experimenta nuestro cuerpo debido a los cambios que sufre durante la gestación. Aunque no es del todo posible evitar que nos suceda, sí que podemos llevar a cabo unas medidas de cuidado para intentar que nos afecte lo menos posible.

A continuación vamos a explicarte con todo detalle qué es la ciática durante el embarazo, por qué aparece, cómo se realiza el diagnóstico para saber que la estás padeciendo y qué tratamientos se aplican para curarla.

Qué es la ciática

En términos médicos, la ciática es un conjunto de dolencias asociadas con el nervio ciático o la raíz nerviosa que se encuentra en la parte baja de la espalda. El dolor de la ciática durante el embarazo suele ser generado por la opresión de uno o más nervios que se encuentran en la zona baja de la columna vertebral.

El nervio ciático es susceptible al dolor porque es de naturaleza motriz y sensitiva, cuando tenemos afecciones en el nervio ciático solemos sentir una especie de corriente eléctrica que oprime la espalda baja y viene acompañada de una fuerte sensación de quemazón. Tras estos síntomas, existe una gradual pérdida de fuerza y movilidad.

Si estás embarazada puedes confundir los síntomas de la ciática con otras dolencias también típicas del embarazo. Aunque no entraña graves riesgos para la salud, lo cierto es que sufrir de ciática durante el embarazo es sumamente molesto.

Ciática durante el embarazo

La ciática durante el embarazo aparece, generalmente, a partir del cuarto mes de gestación, así que debemos estar alertas a la mitad del ciclo. Esta situación se da porque nuestros bebés comienzan a crecer con mayor rapidez y nosotras tenemos que adoptar toda clase de extrañas posiciones para sentarnos y acostarnos.

Conforme avanzan los meses, el dolor de la ciática durante el embarazo se podría prolongar hasta el área de los glúteos y en situaciones más graves la dolencia podría extenderse hasta el talón de nuestros pies.

Síntomas de la ciática durante el embarazo

No todas las mamás sienten el mismo tipo de dolor, porque como hemos comentado este puede variar, en algunos casos se podrá ser parecidos a un hormigueo simplemente molestos, mientras que en otros casos, sentiremos dolores secos, sensación de ardor o lo que conocemos como punzadas de dolor.

Cuando el dolor es intenso, la persona que lo sufre puede quedar paralizada o imposibilitada para el movimiento. El dolor intenso o agudo puede producirse tanto en una parte de la pierna, como en la cadera, mientras que otras regiones puede existir una sensación de entumecimiento, en zonas como las pantorrillas.

En muchos casos cuando la afectación se produce en las piernas, estas tienden a quedarse sin fuerza, a debilitarse o incluso a quedarse rígida, impidiendo el caminar e incluso provocando la caída.

Los dolores tampoco suelen comportarse de la misma manera, o lo que es lo mismo, no evolucionan igual. La mayoría de las veces comienza como un dolor suave, leve y después tiende a ir empeorándose, esto se deber fundamentalmente, a la realización de movimientos bruscos como puede ser un golpe de tos, reir a carcajadas o simplemente una mala postura.

Aunque como siempre recomendamos, en el momento que notemos cualquier molestia o dolor, deberemos consultar con nuestro médico, el podrá poner el tratamiento adecuado, según nuestro estado de gestación y la intensidad del dolor.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Causas por las que se produce una ciática durante el embarazo

Las causas por las que se produce una ciática durante el embarazo son variadas, principalmente porque comemos más, retenemos líquidos, las caderas se ensanchan y el bebé continúa con su crecimiento natural.

Como hemos mencionado antes, la causa principal de la ciática durante el embarazo es el exceso de peso en nuestros cuerpos y las posiciones anormales que adoptamos. Sin embargo, si has tenido con anterioridad problemas en la columna vertebral, existe una gran posibilidad de que durante el embarazo el nervio ciático esté expuesto a una gran cantidad de dolor.

Cómo prevenir las ciáticas durante el embarazo

Para prevenir las ciáticas durante el embarazo, lo más recomendable es realizar una serie de ejercicios, fundamentalmente nos vendrá bien ejercicios que hagan trabajar la zona inferior del tronco, concretamente la pelvis.

Ejercicios como la natación, el yoga o stretching, con la práctica fundamentalmente de estos ejercicios, conseguiremos aliviar en gran parte los dolores ocasionados en las piernas por culpa de la ciática.

No obstante será recomendable:

  • Evitar sentarse en sillones donde quedemos encajadas, tampoco debemos permanecer muchas horas sentadas en la misma posición, como por ejemplo delante del ordenador. Las posiciones fijas y estáticas son las mejores aliadas de la ciática.
  • Evita cruzar las piernas cuando estés sentada, evita los sillones mullidos e inclinate más por los sillones más duros. El colchón procura que sea rígido en lugar de blando.
  • El calzado es fundamental, sobre todo cuando estamos embarazadas, de él puede depender muchos de los dolores musculares que sufrimos. Evita los zapatos de tacón alto y fino, al igual que los zapatos sin nada de tacón del estilo de las bailarinas, ya que este tipo de calzado obliga a la columna vertebral a tomar ciertas posturas no demasiado beneficiosas. Un tacón de 3 a 5 cm y anchos, serán los ideales para caminar cuando estamos embarazadas, siempre cómodos y que se ajusten perfectamente al pie.

Diagnóstico de una ciática durante el embarazo

El diagnóstico de una ciática durante el embarazo es muy importante porque nuestra salud y la del bebé está en riesgo. Si has tenido problemas en la columna antes del embarazo, sería necesario que acudieras al médico para evitar futuras molestias.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Existen diferentes métodos para diagnosticar una ciática durante el embarazo, así que si tienes los síntomas antes descritos, no dudes en visitar a tu ginecólogo para que te practique las pruebas necesarias. Es importante que recurras a una exploración médica y recuerda que automedicarse en el embarazo puede ser muy arriesgado para el bebé.

El primer examen al que debemos someternos para diagnosticar una ciática durante el embarazo es el de sensibilidad, durante el proceso de exploración, el médico deberá hacer una comparación entre la zona afectada del cuerpo y la parte sana, de esta manera podrá evaluar cuánto dolor se está gestando en el nervio ciático y cuánto ha afectado a nuestro sistema motriz.

Es muy importante realizar este examen a tiempo, recuerda que durante el embarazo debemos caminar mucho para favorecer las condiciones del parto, a menos que el ginecólogo dé una instrucción contraria.

Otro examen físico al cual debemos exponernos para diagnosticar la ciática durante el embarazo es el de reflejos tendinosos, éste sirve para diagnosticar los estragos que ha provocado la ciática en áreas más grandes de nuestro cuerpo, por ejemplo, desde la cadera hasta los pies.

Durante la exploración, el médico golpeará suavemente los tendones, si nuestros tendones al ser golpeados presentan reflejos lentos significa que la ciática ha provocado graves daños, si por el contrario, nuestros tendones se contraen sin problema, estamos muy a tiempo de corregir las afecciones en el nervio ciático.

Finalmente, otra prueba de diagnóstico de la ciática durante el embarazo muy habitual es el conocido como Maniobra de Lasègue, en este caso el médico nos pedirá que nos recostemos boca arriba, el procedimiento consiste en subir gradualmente la pierna afectada a una altura de 90 grados.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Si la pierna no consigue llegar a esta altura y causa gran dolor, el médico deberá verificar cuáles son las áreas afectadas para enviar el medicamento y/o terapia física necesaria.

En caso de que tú otra pierna no presente ningún síntoma relacionado a la ciática, también es conveniente hacer este examen, éste se realiza para corroborar que no hay ningún indicio de estar sufriendo de ciática durante tu embarazo.

Tratamiento de la ciática durante el embarazo

El tratamiento de la ciática durante el embarazo depende de qué tan agudo sea el dolor en nuestro cuerpo y del área que abarca. Para ello, el experto en la salud deberá evaluar la conveniencia de medicarnos y además enviarnos a algún tipo de terapia física. Junto con esto, podemos seguir una serie de consejos para reducir el dolor:

  • Baño en tina: si el dolor de la ciática durante el embarazo es muy persistente en el nervio ciático y se corre hasta los talones, es aconsejable meterse en la tina de baño con agua caliente. Al salir tomar un masaje con aceite de tomillo para relajar el área afectada.
  • Movimientos continuos: sabemos que durante el embarazo estamos muy cansadas y nos encanta estar sentadas y acostadas para descansar. Sin embargo, si tenemos problemas de ciática durante el embarazo lo mejor es movernos constantemente para evitar que el mayor peso de nuestro cuerpo recaiga sobre el nervio ciático.
  • Yoga: las actividades que propicien el estiramiento de nuestros músculos, huesos y tendones ayudarán a minimizar la intensidad del dolor. Podemos acudir con maestros o maestras expertas en yoga para que adecúen alguna rutina de yoga a nuestras necesidades. El yoga también servirá mucho para que nos relajemos mentalmente durante el embarazo y mermará los estragos provocados por la ciática.
  • Calzado: mientras estamos embarazadas no compraremos calzado que combine con nuestra ropa, sino zapatos que se adapten a los cambios de nuestro cuerpo y nos hagan sentir cómodas. En la elección de calzado lo conveniente es dejar de lado los flats y los zapatos de tacón, probemos con calzado desuela de más de dos centímetros y medio, recuerda que al caminar el pie debe estar lo más cómodo posible para evitar la inflamación de los tendones que se conectan directamente con el nervio ciático.

Con estos consejos podremos sobrellevar mejor los problemas de ciática durante el embarazo.

Ciática durante el embarazo ejercicios

Cuando estamos embarazadas tenemos que tener mucho cuidado con los ejercicios físicos que hacemos, ahora llevamos a nuestro bebé y no podemos dañarlo. Por lo que los ejercicios que vamos a describir a continuación, no dañarán ni afectarán nunca a nuestro bebe, están pensados para mujeres embarazadas, que por desgracia, sufren ciática en la última fase de su embarazo.

Esta rutina se deberá realizar todos los días, al menos 3 veces. Con estas repeticiones conseguiremos relajar el músculo y de esta forma conseguir que tanto los nervios como los músculos se desinflamen, consiguiendo de esta forma que el dolor desaparezca completamente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Para realizar estos ejercicios debemos permanecer acostadas en la cama, boca arriba siempre, con la almohada debajo de la cabeza y con las piernas flexionadas o dobladas. Esta es la posición en la que tenemos que comenzar todos los ejercicios, siempre es la misma posición y como veréis es muy cómoda.

Ejercicio 1

Partiendo de la posición inicial, intentamos bajar los hombros para tocar con toda la superficie de la espalda en la cama, presionando hacia abajo. Hacemos presión y nos relajamos, hacemos presión y nos relajamos, así hasta 10 veces. Este ejercicio conseguirá aliviar el dolor de espalda.

Ejercico 2

Partiendo de la posición inicial, recostada boca arriba con las piernas flexionadas, imaginamos que nos hemos colocado una vela encendida sobre el pecho y nuestra misión es apagarla soplando. El ejercicio consistirá en levantar la cabeza, soplar y volver a la posición inicial y lo repetiremos 10 veces.

Con este ejercicio, realizaremos suaves abdominales simplemente levantando la cabeza. El ejercicio servirá para aliviar las tensiones que se producen en la columna vertebral y reforzar los músculos abdominales, un ejercicio que también favorecerá el momento de las expulsión, en el parto.

Ejercicio 3

Partiendo de la posición inicial, ponemos las manos sobre nuestro pecho y levantamos el culete y sólo el culete no la espalda, a la vez que apretamos ambos cachetes. Cuando levantemos el pompis, nos mantendremos unos segundos aguantando y bajamos. El ejercicio lo realizaremos 10 veces y servirá para que el dolor tanto de la espalda como de la pelvis, disminuya.

Ejercicio 4

Partiendo de la posición inicial, cogemos con las manos las piernas que las tendremos flexionadas e intentamos atraerlas hacia nosotras, sin ejercer presión sobre la tripa para no dañar a nuestro bebé, mantenemos unos segundos y volvemos a soltar. Este ejercicio ayudará a la vuelta a la normalidad del nervio ciático y lo repetiremos 10 veces.

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

Ejercicio 5

Partiendo de la posición inicial, dejamos una pierna flexionada y la otra la dejamos estirada. Ahora la pierna que tenemos recta, relajada y estirada la iremos subiendo poco a poco, hasta donde lleguemos, mantendremos en esa posición la pierna durante unos segundos y la volvemos a bajar recta. Este ejercicio lo realizaremos 10 veces.

Ejercicio 6

Se realizará exactamente igual que el ejercicio anterior pero ahora con la otra pierna, también repetiremos 10 veces el mismo ejercicio.

También te puede interesar:

Desde Embarazo10, sabemos lo que te preocupa y te interesa todos los temas que tienen que ver con la gestación y como mejorar nuestra condición física cuando más nos necesita nuestro bebé, durante su desarrollo. No obstante, en nuestra página web, disponemos de muchos temas y curiosidades que seguro te van a interesar, aquí te dejamos una muesta.

Embarazo10.com

Newsletter