Escrito por

Bebés más grandes, pero menos sanos

Los expertos en salud basados en las estadísticas de crecimiento, establecen que se debe poner fin a un "grave problema cultural", que es el de alentar a los niños, para que ganen mucho peso en poco tiempo.

image

Por primera vez los cuadros estadísticos elaborados por la Organización Mundial de la Salud OMS, se basan enteramente en la tasa de crecimiento de niños alimentados con leche materna, ya que ellos tienden a subir de peso más lentamente o en forma gradual, relacionado con los que recibieron leche de fórmula en su primer año.

Las cifras utilizadas hasta ahora se han basado principalmente en los bebés alimentados con fórmula, significando que las madres alimentaron a sus hijos, poniéndolos en riesgo de obesidad, problema que afecta directamente a los bebés alimentados con biberón.

Tim Cole, profesor de estadísticas médicas en el Instituto de Salud Infantil del University College de Londres, y uno de los expertos que ha adaptado los gráficos para Gran Bretaña, dijo: "Tenemos el grave problema cultural, que se basa en desear que los bebés crezcan rápidamente”.

"Estas estadísticas sugieren que los bebés no deben crecer tan rápidamente y que no deberían ser tan grandes".

Cole añadió: "La forma basada en la alimentación con leche materna, ahora se ha convertido en la norma”.

El rápido aumento de peso en los primeros nueve meses de vida para una niña, puede hacerla más propensa a tener sobrepeso en la infancia más adelante, de acuerdo a la investigación de las universidades de Bristol y Cambridge.

El Departamento de Salud dice: "Los nuevos mapas estadísticos no sólo proporcionan datos más precisos, sino que también ayudan a los profesionales y a los padres a detectar los primeros signos de sobrepeso u obesidad, permitiéndoles prestar el apoyo necesario".

Vía| Time.o.l

Imagen: flickr