Escrito por

Aumento de mortalidad infantil; por nacimientos prematuros

Los bebés que nacen demasiado pronto y demasiado pequeños representan una proporción cada vez mayor de defunciones lactantes, según las nuevas estadísticas del National Center for Health Statistics (NCHS).

Los bebés que murieron de parto prematuro y por causas relacionadas representaban el 36,5 por ciento de las muertes de lactantes en 2005, frente a un 34,6 por ciento en 2000, según la “Estadística de Mortalidad Infantil del Período 2005 relacionado nacimiento / muerte infantil del banco de datos”.

“En esencia, no ha habido mejora en la tasa de mortalidad infantil desde 2000, y el aumento de la proporción de bebés que mueren de parto prematuro y por causas relacionadas es preocupante”.

“La prevención de nacimientos prematuros es crucial para la reducción de la tasa de mortalidad infantil y para que cada bebé tenga un comienzo saludable en la vida.”

Más de medio millón de bebés nacen prematuros (menos de 37 semanas de gestación) cada año y los que sobreviven se enfrentan al riesgo de vida con consecuencias para la salud, tales como la respiración y los problemas de alimentación, parálisis cerebral y problemas de aprendizaje.

Las tasas de mortalidad de recién nacidos incluso unas semanas antes, o tardías “prematuros” (34 semanas de gestación) fueron tres veces superiores a las de los recién nacidos a término.

El informe encontró que la tasa de mortalidad en bebes de muy bajo peso al nacer (aquellos que pesan menos de 1500 gramos o tres y un tercio libras) no ha cambiado desde el año 2000.

El bajo peso al nacer y parto prematuro son las principales causas de mortalidad infantil y las tasas de ambos han aumentado de manera constante desde mediados del decenio de 1980.

Habiendo contribuido a este aumento de mortalidad, el aumento de partos múltiples por la mayor utilización de la tecnología de reproducción asistida, el aumento de cesáreas y de inducciones al trabajo de parto.

Via| M.N.Today

Image: flickr