Anestesia Epidural: ventajas y desventajas

Los avances en medicina han hecho que algunos procesos sean mucho más seguros y llevaderos con el paso de los años. En el caso del parto, existen formas de controlar el dolor como por ejemplo la anestesia epidural. Sin embargo, ¿es un proceso totalmente seguro? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? A continuación, te lo […]

Los avances en medicina han hecho que algunos procesos sean mucho más seguros y llevaderos con el paso de los años. En el caso del parto, existen formas de controlar el dolor como por ejemplo la anestesia epidural. Sin embargo, ¿es un proceso totalmente seguro? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? A continuación, te lo contamos.

epidural parto

¿Qué es la anestesia epidural?

La epidural es una anestesia que se utiliza para dormir la mitad inferior del cuerpo, con el objetivo de disminuir los dolores de las contracciones durante el parto. Es el método más común de anestesia para este proceso, aunque también se utiliza para operaciones en las extremidades inferiores.

La administración de la anestesia epidural es bastante sencilla. El médico nos pinchará en la zona de la columna vertebral, en la parte baja de la espalda, y colocará una sonda antes de retirar la aguja. De esa manera, la administración de la anestesia será continua hasta que se requiera. Lo más habitual es que para colocar la epidural nos hagan ponernos echadas de lado o sentadas. En cualquier caso, nos mandarán arquear la espalda para poder pincharnos con la aguja en la zona epidural.

Cabe destacar que existen dos tipos de anestesia epidural. Una es la llamada ambulante, que es menos potente y permite a la embarazada mover las piernas (no produce un bloqueo completo). Por otro lado está la combinación entre epidural y raquídea, que tiene un efecto más potente y rápido. Esta última está pensada para embarazadas en un proceso de parto avanzado y que necesiten alivio de inmediato para el dolor.

Ahora, ¿es la anestesia epidural totalmente segura? En los siguientes epígrafes te mostramos algunas de sus principales ventajas y los riesgos que se han de tener en cuenta, si los hubiera.

Ventajas de la anestesia epidural

epidural
La anestesia epidural ofrece diferentes ventajas, pero la primera de ellas es la más evidente: ayuda a reducir el dolor de las contracciones y a hacer el parto más llevadero. Además, la epidural no duerme por completo a la madre, sino que la insensibiliza en su mitad inferior, por lo que está activa y consciente durante todo el proceso.

Por otro lado, su administración puede ser controlada durante todo momento por el personal médico. Normalmente el efecto de la anestesia epidural dura unas dos horas, pero es posible administrar más si es necesario, o retirarla a tiempo cuando se acerca el momento de dar a luz y que la madre tenga mayor sensibilidad.

Otra de las ventajas de la anestesia epidural, es que reduce la presión sanguínea y el trabajo que realizan los pulmones durante el parto, por lo que es muy útil para las madres que tengan presión arterial alta o algún tipo de problema respiratorio (asma, por ejemplo).

Además, la epidural evita tener que usar otro tipo de analgésico si se tiene que realizar el parto mediante fórceps. Sin embargo, ahora veremos que esta también puede ser una de sus contraindicaciones, ya que le epidural alarga el parto al relajar la mitad inferior del cuerpo.

Veamos ahora cuáles son algunas de las principales desventajas de la anestesia epidural.

Desventajas de la anestesia epidural

anestesia epidural
En primer lugar, hay que señalar que la anestesia epidural es un proceso habtual, sencillo y controlable por el personal sanitario, pero también puede suponer algún riesgo o dar lugar a algunos efectos secundarios.

Por un lado, la epidural sirve para relajar la zona inferior, pero al perder la sensibilidad, la madre también dependerá del personal sanitario o de la partera para saber cuándo es el momento de empujar. Además, al relajar los músculos dela mitad inferior, la epidural retrasa la segunda fase del parto, por lo que suele ser más frecuente la necesidad de utilizar fórceps (como ya decíamos en el epígrafe anterior).

Como también mencionamos antes puede producir una reducción de la presión sanguínea, lo cual puede ser beneficioso en algunos casos, pero también puede provocar un aumento de las náuseas y los mareos e incluso repercutir en la cantidad de sangre que llega a la placenta (lo cual implica que al bebé también le llegará menos cantidad de oxígeno).

También se suelen señalar los dolores de cabeza como uno de los principales efectos secundarios de la anestesia epidural. Estos dolores de cabeza pueden llegar a ser bastante agudos y durar hasta varias horas después de haber dado a luz.

Otro de los efectos secundarios de la anestesia epidural es la dificultad para orinar, debido a que la madre no tendrá la sensibilidad suficiente para poder contraer la vejiga. Por ello, para poder expulsar la orina se debe sondar a la mamá.

Por otro lado, aunque no es una contraindicación, hay que señalar que el uso de la epidural elimina ciertas sensaciones que algunas madres quieren experimentar. Tomar la epidural implica que el parto va a estar en su totalidad médicamente controlado.

Como ya hemos mencionado, la epidural alarga la segunda fase del parto y es la principal responsable del uso de fórceps en el momento definitivo. Sin embargo, no está tan claro que el uso de la epidural repercuta tan directamente en una mayor tasa de cesáreas, aunque se cree que contribuye a aumentar el porcentaje.

Advertisement

Peligros de la epidural

A las desventajas señaladas en torno al uso de la anestesia epidural podemos sumar también algunos peligros que son conocidos en torno a esta anestesia, a partir de un estudio que publicó en 2009 el British Journal of Anesthesia a partir de datos de aproximadamente 700,000 casos en los que fue aplicada la anestesia epidural

De este modo, a partir del estudio señalado, se tiene en cuenta que la probabilidad de incurrir en peligros o riesgos muy graves tras ser suministrada la epidural es la siguiente:

  1. Daño neurológico permanente: de 2 a 4 casos de cien mil.
  2. Muerte o paraplejia: de 7 a 18 casos por millón.

Daño neurológico permanente significa la pérdida definitiva de sensación o movimiento de las piernas u otra parte del cuerpo.

También se debe tener en cuenta que el mismo estudio especifica que «la incidencia más baja de complicaciones ocurrió precisamente en el campo obstétrico» (es decir, cuando se utiliza durante el parto).

Por otro lado, existen complicaciones más o menos graves, incluyendo:

Advertisement
  • Bajada de la presión, lo que puede causar náuseas.
  • Pérdida del control de la vejiga, que se controla a través de la colocación de un catéter.
  • Prurito , vinculado a medicamentos para el dolor que a veces se inyecta con la epidural.
  • Dolor de cabeza , que en algunos casos puede ser severo y persistente durante semanas.
  • Depresión respiratoria, especialmente en el caso de altas dosis de anestesia; El paciente, por este motivo, siempre es vigilado de cerca por el anestesista.
  • Daño a los nervios, con pérdida de sensibilidad o movimiento a áreas específicas del cuerpo; En la mayoría de los casos, es un efecto secundario destinado a resolverse espontáneamente en unas pocas semanas o en un mes.
  • Infección, localizada al nivel de la piel donde se inserta el catéter.

Alternativas a la epidural

Si te da miedo o no deseas dar a luz con la anestesia epidural, pero tampoco quieres pasar por un proceso doloroso característico del parto natural, puedes buscar algunas alternativas que te permitan reducir el dolor y que des a luz sin problema.

Desde un punto de vista físico, los ejercicios de Kengel son fundamentales. Si no quieres una epidural, comienza por aquí. El uso correcto del perineo te permitirá hacer frente al parto de la mejor manera. Repite los ejercicios (que consisten en contraer y relajar el perineo) al menos 3 veces al día durante aproximadamente 5 minutos. Y luego realiza algunos masajes con aceite (el aceite de almendra es muy bueno).

También existe un instrumento, una especie de globo, llamado EPI-NO, que se puede comprar online, que se usa para entrenar el perineo tanto en el parto como para la rehabilitación postparto, de este modo puedes prepararte para dar a luz controlando bien la musculatura y sin sentir tanto dolor.

Otra alternativa a la epidural puede ser el llamado «gas de la risa»; aunque debes tener en cuenta que no todos los hospitales lo tienen. Durante el parto la madre inhala óxido nitroso, que es un gas inocuo que ayuda a aliviar el dolor de las contracciones (entre un 10% y un 50% menos). Obviamente, la epidural es más efectiva, pero el gas ayuda a enfrentar el evento de una manera más relajada. Recuerda que la epidural, si se administra tarde, puede alargar la fase de parto, retrasando la fase de expulsión.

¿Es recomendable ponerte la epidural?

Advertisement

Tras todo lo explicado, puede que muchas de vosotras queráis saber qué hacer en el momento de dar a luz y si es o no recomendable ponerse la epidural, pero parte de la respuesta ya la tenéis en los puntos de ventajas y desventajas que os señalamos anteriormente.

Podemos añadir además, que en la mayoría de los casos, una epidural proporciona un alivio del dolor muy efectivo. Y si se trata de un parto difícil, la anestesia podría marcar la diferencia entre una experiencia de nacimiento positiva o una negativa. Una epidural también puede ser muy útil en situaciones de agotamiento o hipertensión, pero también es posible que reduce en parte la capacidad de empuje o la movilidad de la paciente, de modo que lo aconsejable ante la duda, será hablar con el equipo médico y de este modo decidir junto al médico y obstetra cómo es mejor proceder.

Video sobre la anestesia epidural

Aquí puedes ver un vídeo realizado por la Universidad de Guadalajara con imágenes reales sobre la administración de la epidural durante el parto:

Enlaces de interés

También te puede interesar

10 Comentarios en “Anestesia Epidural: ventajas y desventajas”

  1. Pingback: miedo al parto
  2. LUCY dice:

    Hola

    Hace 5 dias me hicieron una Artroscopia de Rodilla y me colocaron anestesia
    raquidea, durante la inyeccion sentí que se me adormecian las costillas y
    los brazos y un terrible dolor de cabeza, parecía que me iba a estallar
    la cabeza, sentí que perdí casi el habla, balbuceaba palabras con dificultad , pero no perdí el conocimiento, en todo momento estaba despierta, el anéstesiologo me coloco atropina, sueros y oxigeno.Fué algo
    terrible » senti que me moría.»

    Poco a poco me fué pasando un » poco » el dolor de cabeza, pero seguía
    media adormecida , pasaron unos diez minutos de todo este trance y recien me operaron.

    Ahora después de 3 dias empiezo con terribles » cefaleas» que a pesar que tome analgesicos AINES , no me pasa , a veces tengo que colocarme hielo.
    Mi pregunta es ¿ Esto fue una mala praxis ? o simplemente una complicacion
    de la anestesia?
    ¿ Por cuanto tiempo , estaré con esta cefalea? y que me recomiendan
    ó es que necesito un tratamiento especial.

  3. MARY dice:

    he estado leyendo este articulo, y me interesa escribir mi comentario para que al momento de traer un bebe al mundo busquen la mejor opcion.
    el caso es que hace un año traje al mundo a mi bebe con complicaciones debido a una mala aplicacion de la anestesia. en lugar de dormirme hacia la parte inferior de mi cuerpo. senti como se dormian mis manos y me hormigueaba la cara aun cuando le avise a la dra. me dijo que era normal .en fin imaginense lo que vino despues. mi bebe nacio depresivo , se me bajo la presion estuve con oxigeno estube a punto de sufrir un infarte no posia respirar sentia que me moria senti cuando me estaban realizando la cirugia fue terrible tube que gritar con el ultimo esfuerzo para que se dieran cuenta de lo que estaba pasando ,tubieron que anestesiarme toda. mi bebe nacio cianotico estubo siete dias en la sala de neonatologia le estaban extaryendo liquido de sus pulmones no aprendio a respirar. estubo en la UCI para R/N no pude verlo ni darle de comer hasta despues de tres dias y ver como mi hijo estaba con suero oxigeno sondas etc. ahora despues de un año gracias a dios esta hermoso . ojo.

  4. cristina dice:

    hola me llamo cristina el dia 7/11/2006 tuve a mi 7mo hijo por cesaria fue programada ya que mi bebe venia de nalgas los otros 6 hijos los tuve por parto normal y sin anestesia epidural .devido a la cesaria me tuvieron que colocar anestesia epidural la misma no me tomo y tuvieron que terminar de hacer la cesaria con anestesia general sin ningun problema .hoy padesco de una paraplegia por la anestesia epidural yo me pregunto todos los dias fui a parir y termine en una sillas de ruedas el anestesista no tiene explicaciones segun el van hacer 4 años de lo sucedido sufro de muchos dolores y el anestesiologo sige trabajando como si nada donde esta la justicia .a favor de quien esta esto no tiene que quedar impune

  5. paca dice:

    la anestesia epidural me parece un gran invento pero yo no la utilizaria
    devido a los incombenientes sobretodo por lo de no notar bien las contraccione.

  6. Catherine dice:

    Hola hace 26 meses tube a mi hija por cesarea la anestecista que me atendio me dijo que lo mejor para la bebe era hacerlo con anestecia epidural pasada las 24 horas de haber tenido familia me vino una fuerte cefalea que me duro 1

  7. jaime dice:

    Es lamentable que se mal informe tanto a los pacientes. Una analgesia de parto por vía epidural continua es muy segura y tiene mínimas complicaciones,que, comparadas con su beneficio, deberían recomendarse a todas las madres. En relación a las contracciones, éstas siguen tan igual como antes de la epidural, es más, puede mover las piernas sin problema alguno. La cefalea post punción de la duramadre es una complicación que se puede presentar en las mejores manos, pero es bastante esporádica. Lo que deben verificar siempre es la experiencia y destreza del anestesiólogo, no permitan que la coloque el mismo ginecólogo.

  8. Karla dice:

    hace 2 días me pusieron anestesia epidural para un legrado, sin embargo, la espalda me duele muchisimo, he tomado analgésico pero las molestias siguen y quisiera saber si este dolor es normal y cuantos días puede durar.

  9. Pampa dice:

    Hola: mi nena tiene 3 meses nació por parto natural
    Me pusieron la epidural 1 veces pues fue un parto
    Complicado, largo y doloroso, yo la pedí a gritos…
    Pero ahora siento dolor en la zona de la punción
    Según que dias mas o menos, y con algunos movimientos
    Se acentúa, es normal?

  10. Pingback: Anestesia Epidural - El Embarazo mes por mes