-    Escrito por canguro

Triple Screening o triple test, prueba en el embarazo para detectar anomalías cromosómicas.

Una de las pruebas más importantes que pueden realizar a tu bebé es el Triple Screening para detectar posibles anomalías cromosómicas ¿Conoces cuáles son sus características?

2009051323feto300.jpg

¿Qué es el triple screening?

El Triple Screening es una prueba de sangre que se realiza a la madre y que suele hacerse entre las semanas 14 y 18 del embarazo. En la misma se miden los niveles de determinadas sustancias en la sangre que podrían determinar ciertas anomalías cromosómicas del feto.

Se debe tener en cuenta que, al igual que la translucencia nucal, esta prueba no es un diagnóstico, solamente aporta datos que podrían indicar una malformación genética en el feto. Si a raíz de estos estudios, se tuviera sospecha de algún problema, entonces debería realizarse una amniocentesis o una biopsia de corion para tener un resultado más exacto.

Lo bueno de estas dos técnicas, tanto el triple screening como la translucencia nucal, es que no son invasivas, por lo tanto el feto no corre ningún riesgo; lo malo, es que no son exactas, y a veces provocan angustia y alarma en la embarazada en vano, ya que hay casos en que los niveles no son los adecuados, sin embargo, el bebé es normal. El nivel de fiabilidad del triple screening es de un 60%.

Herencias_divorcios_espera_analisis_ADN.jpg

¿Qué sustancias se deben analizar?

Las sustancias que se analizan en este análisis son:

  • AFP, alfafetoproteína- Si se detecta un aumento de esta sustancia, puede sospecharse de que el feto tendría espina bífida o alteraciones en la cabeza (anomalías del tubo neural, anencefalias). En tal caso se recomienda una ecografía para evaluar al feto. Según el momento del embarazo, si la AFT es baja podría haber Síndrome Down.
  • HCG, gonadotropina- Es una hormona producida por la placenta. Si sus niveles son más altos que lo normal, podría indicar Síndrome Down.
  • Estriol- Es una hormona elaborada por el feto y la placenta en conjunto. Si sus niveles son bajos podría existir Síndrome Down.

Se miden estas sustancias y se comparan con los valores considerados normales según la semana de gestación, determinándose así la posibilidad de alguna malformación.