Escrito por Tendenzias

Síndrome de Piernas Inquietas, relacionados al embarazo

Un nuevo estudio muestra que la elevación en los niveles de estradiol producidos durante el embarazo, incrementaría la posibilidad a padecer Síndrome de Piernas Inquietas (RLS), en las mujeres embarazadas.

La terapia de reemplazo hormonal
Durante el último trimestre del embarazo, los niveles de la hormona estradiol fueron 34.211 pg / mL en las mujeres con RLS y 25.475 pg / mL en los controles sanos.

Tres meses después del parto, los niveles de estradiol se redujeron a 30,73 pg / mL en el grupo de RLS y 94,92 pg / mL en los controles, según los autores estos datos sugieren que los estrógenos desempeñan un papel importante en RLS durante el embarazo y el estudio también apoya a los informes anteriores de la alta incidencia RLS en el último trimestre del embarazo cuando el estradiol es elevado al máximo.

“Nuestros resultados apoyan firmemente la idea de que las hormonas juegan un papel relevante en RLS fisiopatológico”, dijo el investigador principal Pollmacher Thomas, MD, director del Centro Médico de la Salud en el Klinikum Ingolstadt y profesor de psiquiatría en la Universidad Ludwig Maximilians de Munich, Alemania.

“Esta información aumentará la comprensión del RLS en el embarazo y ayudará en el desarrollo de enfoques terapéuticos específicos“.

La Academia Americana de Medicina del sueño describe como RLS a los sueños relacionados con trastornos del movimiento, que implica una casi necesidad irresistible de mover las piernas durante la noche.

Además tiende a ir acompañada de sentimientos o sensaciones inusuales, llamados “parestesias,” que se producen de forma profunda en las piernas, con sensaciones molestas que a menudo se describen como ardor, hormigueo, picazón o sensación de nerviosismo.

El RLS puede alterar profundamente la capacidad de una persona para ir a dormir o volver a dormir después de un despertar. Continuará.

Via| SC.daily

Imagen: flickr

Embarazo10.com

Newsletter