Escrito por Tendenzias

Contracciones | Todo lo que hay que saber sobre ellas

Cuando se aproxima el momento del parto, nos surgen miles de dudas. Todas hemos oído montones de experiencias de amigas, de familia, etc., pero cada mujer es un mundo y cada una lo vive de una forma diferente. Este es tu momento y lo tienes que vivir con intensidad, porque bebes puedes tener más, pero el primero es lo desconocido, la inexperiencia y porqué no decirlo, el miedo. Hoy vamos a ver que las contracciones son un proceso natural, que inicia tu bebé cuando se encuentra preparado para su llegada al mundo, con este artículo sobre Contracciones | Todo lo que hay que saber sobre ellas, vamos a dar luz a tus dudas y miedos y conoceremos el porqué, como y cuando, ya verás como saber más sobre las contracciones te ayudarán a estar más tranquila.

que-sabes-de-las-contracciones- control-contracciones

Contracciones | Qué son las Contracciones

Si nos ajustamos a la definición de contracción esta es el endurecimiento del abdomen debido a la actividad del músculo uterino.

Las contracciones siguen un mismo patrón, comienzan siendo leves y distante en el tiempo y a medida que se acerca el momento del nacimiento se vuelven más constantes. Es conveniente que los padres controlen esta regularidad para saber en qué momento deben llamar al especialista que esté haciendo el seguimiento del embarazo.

que-sabes-de-las-contracciones-primeras-contracciones

Las contracciones uterinas son algo necesario para que el embarazo, el parto y el postparto se desarrollen con absoluta normalidad. El útero está formado por una capa de músculo especial, que se llama miometrio y que, como todos los músculos del organismo, tiene la capacidad de contraerse y relajarse, dependiendo de las necesidades de cada momento.

  • Durante el embarazo, esta capa muscular tiene que estirarse para que el feto tenga espacio para crecer.
  • Durante el parto, el músculo tiene que trabajar y contraerse para que el feto pueda salir al exterior.
  • Durante el postparto, tiene que volver a ser como era antes de comenzar la gestación.

Contracciones | Tipos de Contracciones

La tripa se endurece durante 30-40 segundos, incluso puede cambiar su forma, cuando presionamos el abdomen los notamos muy duro, tenso, tanto que no podemos hundir los dedos, esto sólo puede significar una cosa, acabas de tener una contracción.

Esto puede ocurrirte varias veces al día y no tiene que preocuparte. Se debe a que el útero tiene que ir ejercitándose a lo largo del embarazo para permitir el nacimiento de tu hijo. Por eso, se contrae y se relaja sin pauta ni ritmo fijos.

que-sabes-de-las-contracciones-caracterustucas-contraccion

Estas contracciones no suelen doler, especialmente en el primer semestre cuando apenas se notan, pero pueden resultar molestas en las últimas semanas, sobre todo si has hecho un esfuerzo físico considerable.

Los especialistas distinguen varios tipos de contracciones en función de su intensidad y frecuencia y estas, lógicamente, varían a medida que avanza la gestación. Puedes oírles hablar en estos términos:

  1. Contracciones de tipo A, también llamadas Contracciones de Álvarez y Caldeyro o Contracciones Focales. Son contracciones de intensidad tan baja que seguramente las hayas tenido y no las hayas notado. Son contracciones que ocurren hasta la semana 30 de embarazo, aproximadamente, y se producen porque tu útero ocupa la posición baja del vientre, es decir, del vello del pubis al ombligo. Son contracciones muy frecuentes, puedes llegar a tener hasta 6 al día.
  2. Contracciones de tipo B o de Braxton Hicks. Estas contracciones empezarás a notarlas claramente desde el sexto mes de embarazo. Son algo más intensas, pero no dolorosas. No invaden todo el útero, sino que abarcan solo algunas zonas, y podrás tener hasta 10 diarias. Puedes llegar a notar hasta una contracción de Braxton Hicks cada hora, pero más de tres por hora no es normal. Esta es una cifra que debe servirte como mera orientación. Lo más importante es que las contracciones fisiológicas, las normales, carecen por completo de ritmo y, por tanto, podrás sentir dos o tres en media hora y no notar ninguna más hasta varias horas después, o incluso el día siguiente. Si te resultan molestas y más frecuentes de lo normal, consulta a tu ginecólogo.
  3. Contracciones de tipo C o patológicas. Son mucho más fuertes, molestas y peligrosas ya que, si no se inhiben, pueden concluir con un parto pretérmino. Modifican el cuello del útero y son parecidas a las de la primera fase del parto. Son poco frecuentes, se dan en un 6-8% de los casos. El especialista prescribirá fármacos para frenar el proceso y te ordenará guardar reposo, pudiendo requerir incluso ingreso hospitalario.
  4. Contracciones de Parto.  Si es el primer parto, cuando las contracciones sean cada cinco minutos y no desaparezcan al estar en reposo es que ha llegado el momento de ir al hospital. Si es el segundo parto, hay que esperar a que las contracciones sean cada diez minutos.
  5. Contracciones Postparto. Nada más de nacer el bebé, es necesario que haya contracciones para que la placenta pueda desprenderse y salir al exterior. Y después, cuando ya ha salido la placenta, en los días posteriores al parto, hay contracciones (llamadas coloquialmente entuertos) que sirven para que el útero recupere su tamaño normal y no existan hemorragias. Resultan más dolorosas cuando se han tenido varios partos, pero el especialista puede recetar analgésicos para que sean más llevaderas.

Cuando llegues a la maternidad, la matrona lo corroborará mediante un monitor externo, que permite ver el estado del feto y la dinámica uterina, y que se mantendrá puesto durante todo el proceso de dilatación y el parto. Y para saber qué efecto están teniendo las contracciones sobre el cuello del útero (si son suficientes para producir dilatación), la matrona te realizará un tacto vaginal.

que-sabes-de-las-contracciones-esquema-contraccion

Pueden producirse por los movimientos o cambios de posición del bebé, entre otros motivos. Las contracciones de parto son diferentes porque presentan una mayor regularidad y un intenso dolor (aunque este último varía: en algunos casos el dolor es insoportable y en otros, se presenta como un leve cosquilleo).

Contracciones | Contracciones y dolor

La pregunta es típica, ¿Siempre duelen?. No, la percepción de las contracciones es muy diferente de unas mujeres a otras. Cada mujer tiene un umbral del dolor diferente, y la misma contracción puede ser imperceptible para una mujer, y tremendamente dolorosa para otra. De todas formas no está de más saber como evitar contracciones innecesarias y como se puede aliviar el dolor que se produzca.

que-sabes-de-las-contracciones-gimnasia

Contracciones y Dolor | Como Evitar las Contracciones Innecesarias

Es importante saber cuales son los factores que pueden desencadenar un mayor número de contracciones, algunas fácilmente evitables:

  • Esfuerzos físicos: Andar deprisa, correr, levantarte de forma brusca, cargar peso… Aún así, ten en cuenta que no todas las mujeres reaccionan igual a estos estímulos.
  • Esfuerzo psíquicos: Discusiones fuertes, ansiedad, situaciones de estrés por el trabajo, enfermedad de algún familiar… Todo lo que mantenga un exceso de preocupación en tu cabeza puede desencadenar incluso más contracciones que la actividad física.
  • Infecciones: Sobre todo urinarias y vaginales, pero también otras patologías pueden influir directamente sobre la actividad de tu útero.

Contracciones y Dolor | Como Aliviar el Dolor de las Contracciones

Hay muchos métodos que ayudar a que sen más llevaderas como son caminar despacio, movilizar la pelvis, distraernos con otras actividades, técnicas de respiración…

Los masajes, proporcionados por una persona de confianza que te brinde apoyo continuo, ayuda a relajar los músculos y a aliviar las tensiones. Especialmente en la zona lumbar que es una de las que más se tensa, aportan un gran alivio.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
que-sabes-de-las-contracciones-preparacion-parto

También se habla de los beneficios de la acupuntura para aliviar el dolor de las contracciones, pero algunos estudios apuntan a que la técnica milenaria podría no ser tan efectiva.

Hay quienes confían en la acción hipoanalgésica que provocan las finas agujas, mientras que otros creen que pueden eliminar obstrucciones en la circulación y aliviar otras dolencias, pero que tal vez en el caso del parto no aporte grandes beneficios.

que-sabes-de-las-contracciones-contracciones-2

Cuando las contracciones son de parto, también podemos recurrir a técnicas que nos aliviarán y nos harán sentir más cómodas.

  1. Hace poco conocíamos que cantar podría ayudar a sobrellevar el dolor del parto pues desencadena la liberación de endorfinas, sustancias con efecto sedante, que a su vez actúan para reducir el dolor del parto. Se cree que la fuerza con la que se usan las cuerdas vocales para producir sonidos vibratorios puede causar una sedación que disminuye el dolor.
  2. Lo mejor en estos casos es cambiar de posición. Estirarse, caminar o recostarse puede ayudar a disminuir las contracciones de Braxton Hicks. Un baño relajante también puede contribuir.
  3. Otra manera de sobrellevar las molestias que pueden causar estas contracciones es practicando los ejercicios de relajación y respiración que se hayan aprendido en el curso de preparto.
  4. Como a veces estas contracciones pueden indicar deshidratación, tomar abundante agua también puede calmarlas.
  5. Pero el más utilizado y demandado es la anestesia epidural, que consigue eliminar por completo el dolor. El efecto de la epidural dura toda la dilatación, el expulsivo y las dos primeras horas después del parto.De cualquier forma, por más intensos que hayan sido, las mujeres tienden a olvidar los dolores del parto. Los recuerdos de la intensidad del dolor vivido en ese momento desaparecen con el paso del tiempo, pero la felicidad ante la llegada de un hijo perdura para siempre.

Contracciones | Se pueden provocar las contracciones

A parte de los métodos farmacológicos, hay algunas estrategias que son útiles para favorecer la dinámica uterina cuando se acerca el momento del parto, como el ejercicio físico moderado (caminar, nadar…) o mantener relaciones sexuales.

También te puede Interesar:

Embarazo10.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos