Escrito por Tendenzias

Púrpura trombocitopónica idiopática: Causas, síntomas y tratamiento

Uno de los transtornos que podemos padecer con relación a la sangre es el de la Púrpura trombocitopónica idiopótica o PTI caracterizado por la ausencia de plaquetas. Un síndrome que no se debe pasar por alto y del que os hablamos con todo detalle. A continuación, Púrpura trombocitopónica idiopática: Causas, síntomas y tratamiento.

Púrpura trombocitopónica idiopática: Qué es

La púrpura trombocitopénica idiopática (PTI), también conocido como púrpura trombocitopénica inmune primaria o púrpura trombocitopénica autoinmune, se define como dos tipos de síndromes clínicos distintos, que se manifiesta como una condición aguda en niños y una condición crónica en adultos.

La PTI es principalmente una enfermedad en la que se produce la destrucción de plaquetas periféricas, algo esencial para la coagulación de la sangre, de modo que para entenderlo mejor podemos decir que es un transtorno que sufren personas que tienen muy pocas plaquetas en la sangre. Una insuficiencia de la médula relativa puede contribuir a esta condición, ya que los estudios muestran que la mayoría de los pacientes tienen una producción normal o disminuida de plaquetas.

menudo sigue a una infección aguda y tiene una resolución espontánea en un periodo de 2 meses, aunque la que es crónica puede persistir durante seis meses.

Aumento de la descomposición de las plaquetas

En las personas con PTI, los anticuerpos producidos por el sistema inmune se unen a las plaquetas, marcando las plaquetas para su destrucción. El bazo, que ayuda al cuerpo a combatir infecciones, reconoce los anticuerpos y elimina las plaquetas de Tu sistema. El resultado de este error de identificación es un número inferior de plaquetas circulantes que es normal.

Un recuento de plaquetas normal se ubica generalmente entre 150.000 y 450.000 plaquetas por microlitro de sangre circulante. Las personas con PTI menudo tienen recuentos de plaquetas por debajo de 20.000. Debido a que las plaquetas ayudan a la coagulación de la sangre, ya que su número disminuye, el riesgo de sangrado aumenta. El mayor riesgo es cuando el recuento de plaquetas cae muy bajo por debajo de 10.000 plaquetas por microlitro. En este punto, una hemorragia interna puede ocurrir incluso sin ninguna lesión.

Factores de riesgo

La púrpura trombocitopénica idiopática puede ocurrir en cualquier persona a cualquier edad, pero estos factores aumentan el riesgo:

  • Su sexo. Las mujeres tienen de dos a tres veces más probabilidades de desarrollar PTI que los hombres.
  • Infección viral reciente. Muchos niños con PTI desarrollan la enfermedad después de una enfermedad viral, como las paperas, el sarampión o una infección respiratoria.

Complicaciones

Una complicación poco común de la púrpura trombocitopénica idiopática es el sangrado en el cerebro, que puede ser fatal.

El embarazo

En las mujeres embarazadas con PTI, la condición no suele afectar al bebé. Pero recuento de plaquetas del bebé debe ser tesado poco después del nacimiento.

Si estás embarazada y turecuento de plaquetas es muy bajo o tiene sangrado, tienes un mayor riesgo de sangrado abundante durante el parto. En tal casos, tú y tu médico podéis hablar sobre el tratamiento para mantener un recuento de plaquetas estable, teniendo en cuenta los efectos sobre el bebé.

Púrpura trombocitopónica idiopática: Causas

En algunas personas el PTI es causado por el sistema inmune ya que por error ataca y destruye las plaquetas. Si la causa de esta reacción inmune es desconocida, la condición se llama púrpura trombocitopénica idiopática. Idiopática significa “de origen desconocido”.

Cuando se produce

En la mayoría de los niños con PTI, el trastorno sigue a una enfermedad viral, como las mencionadas paperas o la gripe. Puede ser de hecho que la infección desencadene el mal funcionamiento del sistema inmunológico.

En cambio en los adultos el PTI se puede producir tras una enfermedad viral, o también después de tomar ciertos medicamentos, las mujeres embarazadas también tienen riesgo de sufrir púrpura trombocitopénica idiopática.

Normalmente como ya he dicho, la enfermedad afecta más a mujeres que hombres, y más a niños que adultos. Cuando se produce en niños no se produce una diferencia de sexos demasiado marcada.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

La importancia de las plaquetas

Gracias a las plaquetas la sangre coagula ya que se acumula de modo que puede cubrir en aquellos vasos sanguíneos que puede que estén dañados.

Además, a las plaquetas se suman los anticuerpos y estas son destruídas por el cuerpo.

Púrpura trombocitopónica idiopótica: Síntomas

La púrpura trombocitopénica idiopática (PTI) puede no presentar signos y síntomas pero cuando se producen entre los más destacados tenemos:

  • moratones o piel excesivamente púrpura.
  • sangrado superficial en la piel que aparece como una erupción de manchas de color púrpura rojizo o en forma de puntos de tamaño (petequias), por lo general en las piernas.
  • El sangrado de las encías o la nariz
  • La sangre en la orina o heces
  • flujo menstrual inusualmente pesada

Cuándo consultar a un médico

Debes pedir una cita con tu médico si tú o tu hijo presentáis signos de advertencia que te preocupen.

El sangrado que no se detiene es una emergencia médica. Busca ayuda de manera inmediata si tú o tu hijo experimenta sangrado que no puede ser controlado por las técnicas de primeros auxilios habituales, tales como la aplicación de presión a la zona.

Púrpura trombocitopónica idiopótica: Tratamiento

Las personas con púrpura trombocitopénica idiopática pueden necesitar nada más que controles y recuentos de plaquetas normales. Los niños generalmente mejoran sin tratamiento. La mayoría de los adultos con PTI en cambio van a necesitar tratamiento, y su condición se puede convertir en crónica.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

El tratamiento puede incluir además de analíticas, el tomar medicamentos para aumentar su recuento de plaquetas o la cirugía para extirpar el bazo (esplenectomía). Habla con tu médico acerca de los riesgos y beneficios de las opciones de tratamiento. Algunas personas encuentran que los efectos secundarios del tratamiento son más onerosos que los efectos de la enfermedad en sí.

Medicamentos

El médico hablará contigo acerca de los medicamentos o suplementos que debes tomar y si necesitas usar otras opciones que podrían inhibir la función plaquetaria. Entre los medicamentos a tomar tenemos aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), el ginkgo biloba y la warfarina (Coumadin).

Su médico te puede prescribir uno o más de los siguientes medicamentos para el tratamiento de la PTI:

  • Los medicamentos que suprimen el sistema inmune. Probablemente se comenzará con un corticosteroide oral, como la prednisona. Este medicamento puede ayudar a elevar tu recuento de plaquetas por la disminución de la actividad del sistema inmune. Una vez que el recuento de plaquetas se haya nivelado, puedes interrumpir gradualmente el tomar el medicamento bajo la dirección de tu médico. En general, se debe tomar de dos a seis semanas.El problema es que muchos adultos experimentan una recaída después de interrumpir la ingesta de corticosteroides. Un nuevo ciclo de corticosteroides puede ser prescrito pero el uso a largo plazo de estos medicamentos no se recomienda debido al riesgo de efectos secundarios graves. Estos incluyen cataratas, azúcar en la sangre, aumento del riesgo de infecciones y adelgazamiento de los huesos (osteoporosis).
  • Las inyecciones para aumentar el conteo sanguíneo. Si los corticosteroides no ayudan, el médico te puede dar una inyección de inmunoglobulina (IVIG). Este medicamento también se puede usar si tienes sangrado crítico o necesitas aumentar rápidamente tu cantidad de sangre antes de la cirugía. El efecto por lo general desaparece en un par de semanas. Posibles efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, vómitos y baja presión arterial.
  • Los fármacos que aumentan la producción de plaquetas. Que ayudan a que la médula ósea produzca más plaquetas. Los posibles efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, mareos, náuseas o vómitos, y un mayor riesgo de coágulos de sangre.
  • Otros fármacos inmunosupresores. El Rituximab (Rituxan) ayuda a reducir la respuesta del sistema inmune elevando así el recuento de plaquetas. Los posibles efectos secundarios incluyen presión arterial baja, fiebre, dolor de garganta y erupción cutánea.

Tratamiento de emergencia

Aunque es raro, se puede producir una hemorragia severa con el PTI. La atención de emergencia por lo general incluye transfusiones de concentrados de plaquetas, corticosteroides por vía intravenosa (metilprednisolona) y la inmunoglobulina intravenosa.

Los tratamientos para la enfermedad resistente

Si la condición persiste a pesar del tratamiento, el médico puede sugerir otros medicamentos que suprimen el sistema inmune o estimulan la producción de plaquetas:

  • El retiro de su bazo. Si la condición es grave o persiste a pesar del tratamiento farmacológico inicial, el médico puede sugerir la extirpación quirúrgica del bazo (esplenectomía). Esto elimina rápidamente la principal fuente de destrucción de las plaquetas en tu cuerpo y mejora el recuento de plaquetas, a pesar de que no funciona para todo el mundo. Complicaciones post-quirúrgicas graves ocurren a veces, y no tener un bazo aumenta permanentemente su susceptibilidad a la infección.
  • Otras drogas. La azatioprina (Imuran, Azasan) se ha utilizado para tratar la PTI. Pero puede causar efectos secundarios significativos, y su eficacia aún no se ha demostrado. Los posibles efectos secundarios incluyen fiebre, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, y dolor muscular.

Artículo de interés:

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

PRUEBAS EMBARAZO | DETECCION TEMPRANA DEL SINDROME DE DOWN

Embarazo10.com

Newsletter