UP

-     Escrito por blanca

Primera ecografía

La primera ecografía del embarazo se suele realizar entre la semana 7 y la 12 y es sin duda la más emocionante de todas ya que es emotiva y nos conecta en cierto modo de un modo más especial con nuestro futuro hijo. En Embarazo10 os contamos más sobre la primera Ecografía del embarazo.

primera-ecografia

Primera ecografía del embarazo

primera ecografia

La primera ecografía se realiza a partir de una semanas donde es posible ya visualizar como el saco vitelino. Antes de las 4 semanas de gestación (es decir una semana después de la fecundación estando de 3 semanas de embarazo), no se puede visualizar nada en una ecografía. El futuro bebé mide apenas 1mm y su tamaño es similar a este punto “.”. Aunque en esta etapa las modernas pruebas de embarazo ya pueden detectar la hormona del embarazo, para la primera ecografía hay que esperar un poco. En esta primera ecografía se quiere confirmar la presencia de embarazo (que no sea un embarazo bioquímico), que el embrión esté correctamente en el útero (y  no sea un embarazo ectópico) y no haya presencia hematomas en el útero debido a la implantación etc.

ecografia-

Piensa además que la primera ecografía que te hagan no sólo servirá para que sepas si estás embarazada o no, ya que de estarlo supone tu primer contacto visual con la vida que estás gestando y aunque será todavía difícil distinguir realmente al feto, es sin duda un momento inolvidable para cualquier madre. Aparte de esto, la primera ecografía del embarazo tiene otras funciones decisivas para el desarrollo del embarazo ya que además de destacar que se pueda producir un  embarazo ectópico sirve para que se observe el pliegue nucal, la circunferencia cefálica y se detecta si es un embarazo múltiple o simple.

¿Se puede hacer una primera ecografía antes de las cuatro semanas?

Close Up Of Pregnant Woman Having 4D Ultrasound Scan

Es raro que antes del primer mes se realice una primera ecografía aunque va a depender de cada caso. En realidad pueden haber problemas en tu embarazo y por ello el médico decidir hacer una eco para confirmar que esté todo bien.

Esto es lo que se conoce como Ecografía temprana y que suele producirse cuando la embarazada ha experimentado problemas, tales como un precedente aborto involuntario o sangrado en las primeras semanas de su embarazo.

El médico o partera puede recomendar una ecografía temprana. Esta se lleva a cabo cuando se está entre las cuatro semanas y 10 semanas de embarazo. Este tipo de ecografía, se realizan con una ecografía vaginal en lugar de a través de su vientre. Esto se debe a que una exploración vaginal puede ofrecer una imagen más clara del bebé cuanto más temprano sea el embarazo que una ecografía abdominal.

Primera ecografía ¿ Cómo se realiza?

primera-ecografia-como-se-realiza

Ecografia abdominal

Si nunca te has sometido a una ecografía, que no sólo se aplican a las embarazadas sino que también pueden hacerse cuando estamos enfermos o con dolencias (que deben investigarse) en la zona estomacal, debes saber que es una prueba sencilla, cómoda y nada dolorosa. Lo más habitual si te haces una ecografía cuando ya llevas 6 o más semanas embarazada es que te hagan una ecografía normal y corriente que consiste en aplicar un gel (frío) en la zona de la barriga y pasar un pequeño aparato que permite que veamos a través de un monitor cómo es y cómo está el feto.

Para hacer este tipo de ecografía se te pedirá que te recuestes sobre su espalda, mientras que un técnico frota un gel entre frío y tibio sobre tu vientre. El gel permite que el transductor (un dispositivo de mano que se parece a un micrófono) pueda deslizarse con mayor facilidad sobre tu vientre y mejora la transmisión de las ondas sonoras en tu cuerpo. Las ondas sonoras rebotan en diferentes superficies dentro de tu cuerpo – incluyendo a tu bebé – en forma de vibraciones. Los ecos se convierten en señales eléctricas que se proyectan como imágenes en un monitor para su visualización. Una ecografía abdominal no supone ningún riesgo para ti o el bebé. De hecho, hay muchos beneficios en la comprobación sobre el desarrollo de su bebé durante el embarazo.

primera-ecografia-embarazo-tipos

Ecografia vaginal

Luego está otro tipo de ecografía, algo más complicada que se realiza cuando la mujer no sabe exactamente si está embarazada (aunque puede que le haya salido un test positivo) y calcula que no debe estarlo de más de cuatro semanas, una que justamente ya os hemos mencionado anteriormente.

En este caso el médico suele optar por hacer la que se conoce como ecografía por vía vaginal y a través de una sonda de manera que puedan comprobar mejor si estamos o no embarazadas. De todos modos, la elección del tipo de ecografía, vía abdominal o vía vaginal, viene condicionada fundamentalmente por la preferencia del médico. Ambas se consideran vías válidas. A través del abdomen, la resolución es un poco menos, pero se puede estudar al feto en planos más adecuados. A través de la vagina, la resolución es mayor pero el desplazamiento de la sonda está limitado. De este modo, el médico puede ver el útero a través del cuello del útero. Este método también puede ser usado más tarde durante el embarazo para localizar la placenta si se encuentra sobre el cuello uterino o para medir la longitud del cuello del útero. Las ecografías por ondas vaginales pueden provocar una sensación de presión, pero no deberían afectar negativamente a tu embarazo.

En cualquier caso, las ecografías de ambos tipos no son vías excluyentes y ante la duda, la  mayoría de profesionales utilizan las dos cuando lo estiman oportuno.

En una primera ecografía sobre todo, lo que se busca es que cómo está el bebé en cuestiones de corazón, cordón umbilical, y tamaño, así como el estado de la placenta. También esta primera ecografía te dirá si tienes uno, dos o tres bebés. Una ecografía en el segundo trimestre (alrededor de klas 18 semanas) puede mostrar detalles de la cabeza del feto, la cara, la columna vertebral, corazón, el abdomen y las extremidades, además de la placenta y como no, señalar ya si se trata de un bebé niño o niña.

Veamos ahora cómo se desarrollan las distintas ecografías tras la primera, a lo largo de tu embarazo.

Ecografías durante las primera semanas de embarazo

primera-ecografia-semanas

Aunque ya os hemos dado toda la información posible sobre una primera ecografía podemos señalar que pasa con las “ecos” que te puedes ir haciendo en sucesivas semanas y a medida que avanza el embarazo durante el primer trimestre ya que es a aprtir de la sexta semana cuando te harán realmente esa “Primera ecografía” y las restantes.

  • En una ecografía de la semana 6 de embarazo: Mide aproximadamente 4,5 mm, la actividad cardíaca es más fácil de ver, se comienza a notar un abultamiento en uno de los extremos qué luego será la cabecita.

  • En una ecografía de la semana 7 , tu peque ya tiene 9.2 mm. Su corazón es más grande y se comienzan a ver cuatro puntitos que seran los brazos y piernas. También se visualiza el cordón umbilical y la vesícula vitelina.

  • En una ecografía de la semana 8: !Se mueve!. El embrión ahora mide aproximadamente 15 mm. El cordón se ve fácilmente. La cabeza ha crecido y han aparecido nuevas estructuras cerebrales. El corazón ahora más grande en esta semana seguramente se escuchará más claro el latido de su corazón. Tu peque ya se mueve aunque los movimientos los notarás a partir de la semana 16 aproximadamente.

  • En una ecografía de la semana 9: El embrión ahora mide sobre 22 mm. Sus movimientos son más frecuentes, se nota está más grandecito, los cuatro miembros se han alargado un poco más, pero aún no se ven los dedos.

Que disfrutes de esta primera ecografía, será el inicio, luego te  harán al menos dos  tres más a lo  largo del embarazo, en el segundo trimestre y en el tercer trimestre.

Importancia de hacer las ecografias en el embarazo

PRIMERA ECOGRAFÍA

A pesar de que las ecografias durante el embarazo es algo que a todas nos gusta, pues nos da la posibilidad de ver como nuestro futuro bebé va creciendo, tienen también una gran importancia en el embarazo y es que estas pruebas nos dan una gran cantidad de información sobre el desarrollo de nuestro bebé. Vamos a ver por qué estas pruebas son tan importantes:

  • Establecimiento del óvulo: la primera ecografia nos permite saber si el óvulo fecundado se ha cogido bien en el cuello uterino. En el caso de que haya habido una buena implantación, el embarazo y sus pruebas seguirán según lo normal. Sin embargo, si el ginecólogo ve que el óvulo no está bien implantado, puede catalogar el embarazo de riesgo y nos hará coger la baja del trabajo. También nos hará estar en cama durante los primeros meses y hacer cero esfuerzos con el fin de evitar que este se desprenda y haya un aborto. También se nos motorizará mucho más, cada mes, para ver si este se va cogiendo cada vez más y mejor.
  • Formación correcta de la placenta: también podemos ver, como hemos mostrado en una imagen, que a través de la ecografía, los médicos pueden ver si la placenta se está desarrollando correctamente para proteger a nuestro bebé y hacerle llegar todos los nutrientes que este necesita.
  • Latidos del corazón: también verás que las ecografias que te harán será esenciales para ir valorando cómo se va formando el bebhé y si sus latidos son correctos según el mes de embarazo. Verás que en las primeras ecografías, el corazón del bebé late muy rápidamente y a medida que va avanzando el embarazo, los latidos son cada vez más pausados, hasta asemejarse a los nuestros. De este modo, los médicos comprueban que el bebé está vivo y crece bien.
  • Malformaciones: también se puede ver en la ecografía si hay alguna malformación en el bebé o algo que no vaya bien y, por ello, son pruebas de lo más esenciales. De estar en lo correcto y ver en una ecografía que hay algo que puede no ir bien, el médico nos hará otras pruebas más complejas.
PRIMERA ECOGRAFÍA

Como puedes ver, las ecografías durante el embarazo son pruebas de lo más importantes a la vez que son de lo más simples de hacer. Te recordamos que si vas a un médico o por la Seguridad social y solo te hacen una eco cada tres meses, también puedes acudir a un centro de ginecología privado para que te haga las ecos mensuales que no te hacen en el otro sitio. De este modo, verás que podrás ver cómo tu bebé va creciendo mes a mes.

Las ecografías no pueden detectar todos los defectos del nacimiento, y una ecografía normal no garantiza un bebé sano. Sin embargo, la ecografía es una herramienta de diagnóstico maravillosa que puede ayudar a asegurar que tu embarazo y tu  bebé estáis a la vez en el camino correcto.

Y, por si quieres más información sobre el embarazo y sus pruebas, te dejamos con otros artículos del blog que creemos que serán de tu interés. Y recuerda, el embarazo es una situación, un momento en la vida en la que debes disfrutar al máximo pues es realmente cuando tú bebé es solo tuyo y no lo compartes con nadie más. Disfrutar de esta gran experiencia en tu vida.

Artículos relacionados:

Si está interesada en encontrar más información sobre ecografías o las primeras semanas de embarazoos recomendamos la lectura de estos artículos.

Embarazo10.com

Newsletter