Escrito por Tendenzias

Cómo prevenir la sudamina o miliaria en los bebés

¿Qué es y cómo podemos prevenir la sudamina o miliaria en los bebés? La piel de un bebé es muy sensible, con la llegada del buen tiempo y el calor tenemos que protegerla para que esté bien hidratada, teniendo en cuenta los factores externos.

Prevenir sudamina miliaria que es

En este artículo queremos mostraros algunos consejos para evitar que a los pequeños de la casa les salga este sarpullido en la piel, pero primero os explicaremos qué es la sudamina, sus síntomas y cómo tratar la miliaria de la mejor manera para que el bebé sufra lo menos posible. ¡Acompáñanos!

Qué es la sudamina o miliaria

Antes de comenzar el artículo tenemos que explicaros qué es la sudamina y por qué se produce para poder contaros cómo prevenirla. En ocasiones, los conductos por donde sale el sudor queda bloqueado u obstruido y la piel, al no poder expulsar ese sudor, produce una inflamación que deriva en un sarpullido con multitud de granos y rojeces, a esto se le conoce como sudamina o miliaria.

La reacción de la piel llamada sudamina suele aparecer en bebés de menos de un año. Las zonas que normalmente aparecen son la espalda, el cuello…que son las áreas con mayor número de glándulas. También es frecuente encontrarla estos granitos en cualquier zona del cuerpo donde haya pliegues.

Prevenir sudamina miliaria pie

Síntomas de la sudamina o miliaria

En niños y bebés es muy fácil que aparezcan los siguientes síntomas:

  • Aparición de granitos por la piel, ya sean blancos o rojos según el tipo de miliaria que sufráis.
  • Los granitos tienen un tamaño pequeño, como la cabeza de un alfiler, con relieve, que se une a una piel enrojecida al rededor de dicho granito.
  • Son granitos que contienen líquido. Pueden parecer una especie de ampolla.
  • Las zonas más comunes son el cuello, cara, espalda…

Cómo prevenir la sudamina o miliaria

Este apartado os va a resultar muy útil ya que para evitar que a los pequeños les salga sudamina lo primero que tenéis que hacer es intentar que el bebé no pase mucho calor, que sude lo menos posible y lleve ropa fresquita. Para saber si está pasando calor lo mejor es que le toquéis el cuello y la espalda y en función de cómo sea la temperatura de estos o si encontramos algún tipo de sudor, sabremos si el bebé está acalorado.

Como os hemos comentado, la ropa que lleve el bebé es muy importante. Lo recomendado es evitar la ropa ajustada porque da más calor y suele obstruir las glándulas de la piel, evitando que salga el sudor. La ropa de algodón es la mejor opción.

Prevenir sudamina miliaria espalda

Para refrescar al bebé y favorecer su hidratación e higiene, los baños diarios son muy favorecedores. Sin embargo, es muy común que a los bebés se les seque la piel con estos baños, razón por la que los expertos no recomiendan bañar al bebé más de tres días por semana. Para solventar esta situación podéis recurrir a una crema hidratante, especial para bebé, que no lleve químicos ni aromatizantes que podrían enrojecer también su piel. Pinchad en el siguiente enlace para saber las 26 sustancias alergénicas más comunes que sufren tanto los bebés como los más mayores.

Este consejo es muy obvio pero en los meses de verano y los días que haga mucho calor tenemos que intentar tener al bebé en lugares con temperaturas más bajas. Aunque a veces puede ser complicado encontrar estas zonas en pleno verano, debemos alejarles lo máximo posible de aires acondicionados y ventiladores.

También es importante que la habitación del niño esté bien aireada. Basta con ventilarla por las mañanas, cuando le saquemos de su cuarto y tener las ventanas abiertas durante unos minutos.

Cómo tratar la sudamina o miliaria

Para que el picor, el enrojecimiento de la piel, la molestia… Le afecten lo menos posible al bebé, os damos los siguientes consejos para tratar la sudamina.

  • Para limpiar la piel del bebé de residuos del sudor podéis aplicarles compresas de agua y bicarbonato. Para ello tenéis que disolver agua templada en una palangana con una cucharada de bicarbonato.
  • Dependiendo de los síntomas que tenga el bebé, os recomendamos aplicarles dos o tres compresas diarias.
  • Para aplicar las compresas al niño lo mejor es que utilicéis una toalla o una gasa de algodón. El tiempo que debéis tener esa compresa es de unos minutos para que se le calme la piel y pueda sentir alivio y frescor.
  • Después de ponerle las compresas tendréis que retirarlas y secarle la piel con mucho cuidado por los granitos que tiene.

Aunque no debemos olvidarnos de controlar la fiebre del niño por si se tratase de otro tipo de infección o problema. De esta manera, siempre es mejor acudir al médico para tratar la sudamina. En los casos más extremos, para aliviarles las molestias de la erupción, pueden recetarnos cremas con corticoides.

Seguro que también os puede interesar:

Embarazo10.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos