Escrito por Tendenzias

Prevención de Enfermedades ETS en el embarazo

Enfermedades de transmisión sexual (ETS), su prevención en el embarazo: Tricomoniasis, la Clamidia, el Herpes genital o el Virus del Papiloma Humano (VPH), gonorrea, sífilis, hepatitis y sida.

Prevencion de Enfermedades ETS en el embarazo.

image

Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) se transmiten de persona a persona a través de las relaciones sexuales: sexo vaginal, sexo anal y sexo oral. Las mujeres embarazadas están tan expuestas a contraerlas como cualquier otra persona y pueden ocasionar muy graves problemas de salud a la madre y al bebé. Hoy hablaremos de cómo prevenir el contagio de enfermedades ETS en el embarazo.

Las enfermedades de transmisión sexual son una problemática a la que debemos siempre prestar atención. Las ETS más comunes son: Tricomoniasis, la Clamidia, el Herpes genital o el Virus del Papiloma Humano (VPH), gonorrea, sífilis, hepatitis y sida.

Como seguramente sabrán, la única forma de prevenir el contagio es a través del sexo seguro. Cuando estamos embarazadas es posible que pensemos en interrumpir el uso del preservativo (masculino o femenino) dado que –obviamente- no corremos el riesgo de un embarazo no deseado.

image

Pero sí debemos ser conscientes de que podemos contagiarnos de alguna enfermedad de transmisión sexual, o al mismo tiempo contagiar a nuestra pareja sexual si ya somos portadoras. Por ello debemos mantener durante el embarazo prácticas de sexo seguro, de esta forma estaremos protegiendo además la salud del bebé. Básicamente hay tres formas de prevención:

  1. La abstención del contacto sexual
  2. Tener relaciones sexuales con una pareja estable, en la que ninguno de los dos tenga contacto sexual con otras personas, y en la que los dos se hayan realizado las pruebas de detección de ETS y están seguros de no tener ninguna infección.

Utilizar condones de látex en cada contacto sexual siguiendo respetando todas las indicaciones de seguridad. Esta forma de prevención disminuye las riesgos de contagio del virus del VIH (SIDA), la gonorrea, el virus del papiloma humano (VPH), la clamidia y la tricomoniasis. Para ETS como herpes genital, sífilis y chancros el uso del preservativo solamente es eficaz si el área infectada o el área de está protegida con el condón.

image

Las ETS pueden transmitirse de la madre al bebé durante el embarazo, el parto y –en el caso del SIDA– también en la lactancia. En esos casos, pueden producirse muy graves problemas de salud en el recién nacido: bajo peso al nacer, neumonía, infecciones en la sangre, daño neurológico, ceguera, sordera, enfermedad hepática crónica e incluso la muerte.

image

Es por ello muy importante realizar junto con los primeros controles del embarazo, los análisis para detectar la presencia de ETS en la embarazada. Si tenemos un diagnóstico podremos recibir un tratamiento para minimizar los riesgos. Ante la presencia de alguno de los habituales síntomas de ETS consulta inmediatamente a tu médico. Los más frecuentes son:

  • flujo vaginal anormal (amarillento, grisáceo o verdoso) y con olor a Aminas (pescado),
  • vagina enrojecida, con dolor, ardor o picor; dolor al orinar o al tener relaciones sexuales,
  • pequeñas ampollas, úlceras o verrugas que aparecen la zona genital y/o anal (también en la zona de la boca y/o garganta).
  • la hepatitis B tiene síntomas similares a la gripe: tos, dolor de garganta, cansancio, pérdida de apetito y dolor en el abdomen. También piel y ojos amarillentos, orina marrón oscuro y deposiciones color barro.
  • el SIDA consiste en la afectación del sistema inmunológico, por lo que la única indicación de la enfermedad es la aparición de diversas infecciones.

Vídeo sobre enfermedades ETS en el embarazo

Embarazo10.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos