Escrito por Tendenzias

Cómo se debe realizar el masaje perineal

Si deseas poder tener un parto que aparentemente no tenga problema alguno, existe la opción de que nos preparemos a ello con el masaje perineal que si no sabéis en qué consiste o cómo se realiza, os explicamos con detalle. A continuación os hablamos de Cómo se debe realizar el masaje perineal.

El masaje perineal en embarazadas

Muchas de las mujeres embarazadas, sobre todo cuando están a punto de dar a luz, se preguntan cómo van a poder dar a luz a un bebé.

En realidad nuestro cuerpo es un auténtico misterio y de este modo, aunque no nos lo parezca es capaz de obrar el milagro de que nazca el bebé sin problemas a pesar de que a veces se producen complicaciones, como el riesgo de sufrir un desgarro.

Por ello, nosotras mismas podemos comenzar a preparar nuestro cuerpo para el parto con el que se conoce como masaje perineal.

Porqué hacer el masaje perineal

En la actualidad, el riesgo de sufrir un desgarro cuando estamos dando a luz, es menor dado que existe la opción de practicar una episiotomía, que es una incisión quirúrgica entre la vagina y el ano para ayudar en el parto.

Pero si queremos evitar cualquier complicación y también el hecho de que se nos tenga que practicar una episiotomía, existe también la posibilidad de preparar a nuestro cuerpo para el parto, mediante la estimulación de la zona del perineo.

Qué es el perineo

El perineo es la suave piel que se encuentra entre el ano y la vagina. Debido a su proximidad al lugar por donde el bebé sale del canal vaginal, así como la presión ejercida sobre el mismo mientras se empuja, este es propenso a la rotura, sobre todo para las mujeres que tienen su primer parto vaginal.

Pero aunque la rotura puede ser pequeña y se cura rápidamente, algunas mujeres pueden parecer laceraciones profundas en la zona, que requieren puntos de sutura y semanas de cicatrización y de malestar.

Si hubiera algo que pudiéramos hacer para ayudar a la preparación de esta área para que sea más flexible y que tenga así estiramiento requerido para el bebé, sería lo ideal y por ello, tenemos la opción del masaje perineal.

¿Qué es el masaje perineal?

El masaje perineal es exactamente lo que indica: el masaje del perineo. Algunas mujeres se lo hacen por sí mismas, y otras necesitarán ayuda. Lo que sí os podemos decir que si queréis lo podéis practicar durante todo el embarazo.

¿Para qué? El masaje perineal se realiza para estirar y aumentar la flexibilidad en el perineo en preparación al nacimiento, con la esperanza de mantener la zona intacta, o al menos reducir al mínimo el traumatismo perineal durante el parto.

Por ello queremos explicaros con detalle como se hace el masaje perineal, pero antes queremos enumeraros algunos de los beneficios de este masaje.

Beneficios del masaje perineal prenatal

  • Aliviar el dolor durante el parto: Se dice que el masaje perineal puede ayudar a aliviar el dolor del parto, en concreto, cuando aparece la cabeza alp principio.

La idea es que estirando suavemente el perineo con regularidad lograrás que se estire más fácilmente cuando el bebé esté saliendo, causando menos dolor.

  • Ayuda a que la cabeza salga más rápido y más fácil: De nuevo, si el perineo se estira más fácilmente, la cabeza del bebé puede salir más fácilmente o rápidamente.

Se puede también prepararse mentalmente para la sensación de presión y estiramiento, y puede ayudarte a que te sientas más cómodad. Si sabes qué esperar, puede ser menos tenso y más capaz de estirar

  • Evitar que se rompa el perineo: Un par de investigadores agruparon 4 estudios sobre los beneficios del masaje perineal y encontraron que disminuyó el riesgo de traumatismo perineal en un 10% de las madres primerizas.
  • Evitar una episiotomía: Los mismos investigadores encontraron que el masaje perineal durante el embarazo también ayuda a reducir la práctica de episiotomías en un 16% en madres primerizas, aunque no redujo el riesgo de la episiotomía para las madres que ya habían dado a luz previamente.

Veamos ahora cómo podéis hacer este masaje perineal, paso a paso.

Cómo se debe realizar el masaje perineal

Vamos a ver por pasos cómo debes realizar correctamente un masaje perineal, pero os recomendamos además que como siempre, consultéis con vuestro médico acerca de si el masaje perineal o cualquier masaje vaginal es seguro para ti.

¿Cuándo comenzar el masaje perineal, y con qué frecuencia?

Lo mejor es comenzar el masaje perineal prenatal alrededor de la semana 34 . De hacerlo antes apenas te servirá de nada.

En cuanto a la frecuencia con la que se debe hacer el masaje perineal, la evidencia no es clara. Varios estudios sugieren que realizando uno o dos masajes a la semana se da a lugar un menor número de traumas perineales

Sin embargo, el estudio señala también que si se realiza tres o cuatro veces por semana, es más probable que se consiga tener un periné intacto.

La respuesta sencilla sería hacer este masaje vaginal al menos una vez a la semana y hasta tantas veces como desee.

¿Qué se necesita para empezar?

  • Las manos limpias (las tuyas o las de las persona que lo vaya a hacer) con las uñas bien recortadas
  • Un poco de aceite de masaje, que no sea tóxico o irritante, como puede ser un aceite de almendras, aceite de vitamina E o aceite de coco
  • Una toalla limpia
  • Un espejo (opcional)

¿Cómo hacer el masaje perineal?

Os vamos a dar las pautas para que lo podáis hacer primero por vosotras mismas, y lo primero que os recomendamos es que preparéis vuestro cuerpo para el masaje. Así, lo mejor es comenzar tomando un baño caliente para ablandar la zona (10 minutos).

Una vez salimos del baño, nos colocamos en una posición cómoda sobre una toalla limpia. Intentando acomodar la espalda con unas almohadas.

Hemos de adoptar una actitud tranquila y relajada para que nuestra parte inferior puede estar también relajada.

Aplicamos ahora unas gotas de aceite de masaje en el perineo.

A continuación, sigue estos tres pasos

1. Inserta uno o los dos pulgares en la vagina (unos 2 centímetros), ejerciendo una presión, firme pero suave, hacia abajo en el perineo. Deja que el perineo se estire durante uno o dos minutos. Y tras haberse extendido unos minutos, notarás como los dedos se acomodan mejor, si notas dolor, deja de presionar, o hazlo más suave.

2. Una vez que el perineo se ha estirado durante un par de minutos, mueve suavemente el pulgar a lo largo de los lados de la vagina, extendiendo de un lado a otro. Piense en ello como si movieras el pulgar en el interior de un recipiente de un lado al otro.

3. Si está utilizando dos pulgares, puedes moverlos desde abajo hacia arriba a cada lado, como si comenzaras con los pulgares en la parte inferior de un recipiente, y lo subes hacia arriba por los lados opuestos.

Continuar durante 3-5 minutos, o el tiempo que te sea cómodo.

Tip : Si estás teniendo problemas para llegar, pero todavía deseas poder hacer el masaje perineal por ti misma, puedes colocar un pie sobre una silla o en el asiento de inodoro (de modo que estés en una posición de embestida) y realizar el masaje como se ha descrito anteriormente.

Artículo de interés:

MASAJES EMBARAZO

Embarazo10.com

Newsletter