UP

-     Escrito por marimar

Mareos y Desmayos en el Embarazo

El embarazo es uno de los estados en los que las mamás se sienten más felices, saber que en nueve meses tendremos entre los brazos a nuestro bebé, nos llena de ilusión. Pero también sabemos que durante esos nueve meses tendremos una serie de molestias, típicas del estado en el que nos encontramos. Sin embargo, no todas las mujeres sufren las mismas molestias o por lo menos no con la misma intensidad. Hoy queremos aclarar todas las dudas que tengáis sobre una de las molestias más comunes entre las mujeres embarazadas, los Mareos y Desmayos en el Embarazo. Conoceremos las causas que los provoca, como evitarlos o como actuar en caso de sufrirlos.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-sintomas

Mareos y Desmayos en el Embarazo | ¿Qué es?

Marearse más de la cuenta cuando estás embarazada es absolutamente normal, en especial en verano o en entornos muy calurosos. Los mareos se producen en distintas situaciones como son cuando nos incorporamos rápidamente, si estamos durante mucho tiempo de pie o con un movimiento brusco de la cabeza.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-mareos

Un mareo fuerte puede llevar a un desmayo y este es el motivo por el que la mayoría de los desmayos no son motivo de preocupación. Pero si es preocupante en que entorno se produce, lo que implicaría riesgo de caídas o peor aún que nos ocurra mientras vamos conduciendo el coche.

Mareos y Desmayos en el Embarazo | ¿Por qué se sufren?

El responsable, en la mayoría de los casos, es una bajada de la tensión arterial. Cuando estás embarazada, el sistema cardiovascular sufre una serie de cambios drásticos, entre ellos el aumento de pulsaciones. El corazón comienza a bombear más sangre por minuto y la cantidad de sangre de tu cuerpo aumenta en una proporción de un 30% a un 50%.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-tension-arterial

Los  vasos sanguíneos se dilatan y la presión arterial disminuye de manera gradual, alcanzando su punto más bajo en la mitad del embarazo. Después comienza a aumentar y regresa a su nivel normal cuando el embarazo llega a su etapa final.

La mayoría de las veces, el sistema cardiovascular y nervioso consiguen adaptarse a estos cambios, aportando la cantidad adecuada de sangre que circulará por el cerebro. Sin embargo, hay veces en que el sistema no logra adaptarse lo suficientemente rápido y cuando esto sucede, es cuando se produce el mareo o incluso el desmayo.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-mareos-b

Al estar tanto de pie como sentada mucho tiempo, la sangre tiende a acumularse en las piernas y pies, impidiendo una que una cantidad adecuada de sangre regrese al corazón y por tanto sea bombeada al resto del cuerpo, principalmente al cerebro. Si nos levantamos bruscamente, se puede producir una disminución drástica de flujo sanguíneo al cerebro, esa falta de oxígeno al cerebro es lo que nos produce el mareo, a este fenómeno se le llama hipotensión ortostática.

Otro de los factores que pueden intervenir en los casos de mareos en embarazadas puede ser por una bajada momentánea de los niveles de azúcar en sangre, incluso se han podido combinar los dos factores bajada de tensión e hipoglucemia, pero no es nada habitual y menos en mujeres sin problemas de azúcar.

Mareos y Desmayos en el Embarazo | ¿Cómo evitarlos?

La mejor manera de evitar los mareos y desmayos en el embarazo es evitar las situaciones que los provocan, como son:

  • Evitar incorporase de golpe, o hacer movimientos bruscos de cabeza.
  • No permanecer de pie durante largos períodos de tiempo.
  • Es muy importante no estar sola en ambientes de riesgo, como pueden ser los entornos calurosos.
  • Tanto el mareo como el desmayo, igual que en cualquier otro adulto, son un motivo de consulta con el médico.
mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-pastillas

Tu médico valorará si estos mareos necesitan ser controlados a través de fármacos y será el el que te los recete.

Mareos y Desmayos en el Embarazo | ¿Qué debo hacer en caso de mareo?

Cuando sentimos un mareo, lo primero que debemos hacer es recostarnos, siempre del lado izquierdo, ya que de esta forma aumentará el flujo de sangre hacia el corazón y por tanto al cerebro. Esta actuación rápida evitará que te desmayes y aliviará la sensación de mareo.

Pero si esta situación es algo más complicada porque nos ha sucedido en la calle y lógicamente no puedes recostarte, siéntate y trata de colocar la cabeza entre las rodillas. Pero si esta situación la notas conduciendo el coche, “Detente Inmediatamente”, por lo que te aconsejamos que si sufres con más o menos frecuencia mareos y desmayos, evites desplazarte sola, pídele a un familiar o amigo que te acompañe, así evitarás posibles riesgos de caídas.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-mareos-c

A continuación incluimos algunas de las causas más comunes de mareos durante el embarazo y algunos consejos sobre cómo puedes evitarlas:

Levantarte demasiado rápido. Cuando te sientas, la sangre se acumula en los pies y en la parte inferior de las piernas, si tu cuerpo no logra adaptarse cuando te levantas rápidamente sientes un mareo, el motivo es porque no regresa suficiente sangre desde las piernas al corazón. Como resultado, la tensión arterial baja rápidamente y puede ocurrir que te desmayes.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-acostarse-lado

Para evitar marearte, trata de no levantarte abruptamente de la silla o de la cama. Cuando estás acostada, levántate despacio y permanece sentada unos minutos con las piernas colgando del costado de la cama o del sofá. Luego incorpórate despacio desde la posición de sentada, hasta pararte.

La sangre también se acumula en los pies y las piernas cuando permaneces de pie en un lugar durante mucho tiempo. Si estás en una situación en la que no te puedes mover mucho, trata de mover las piernas para estimular la circulación. Usar medias de soporte también te puede ayudar a mejorar la circulación en la mitad inferior de tu cuerpo.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-ejercicio

Acostarte sobre la espalda. En el segundo y tercer trimestres de embarazo, el útero en crecimiento puede hacer más lenta la circulación en las piernas al comprimir la vena cava inferior (la vena grande que regresa la sangre desde la mitad inferior de tu cuerpo al corazón) y las venas de la pelvis. Acostarte sobre la espalda puede empeorar este problema.

De hecho, alrededor del 8 % de las mujeres embarazadas desarrollan en su segundo y tercer trimestres una condición denominada síndrome hipotensivo en decúbito supino que consiste en que al acostarse sobre la espalda, se incrementan las pulsaciones, baja la tensión arterial y como consecuencia, la afectada se siente ansiosa, mareada y con náuseas hasta que cambia de posición.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-acostarse-lado-almohada

Para evitar este problema, acuéstate de costado en lugar de hacerlo sobre la espalda. Cualquiera de los lados es mejor que la espalda, aunque el lado izquierdo es mejor.

Colocarte una almohada por detrás o bajo la cadera, puede ayudarte a permanecer de costado o, al menos, lo suficientemente inclinada como para impedir que el útero comprima la vena cava.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-acostarse-lado-izquierdo

Síncope vasovagal. Actividades tan normales como toser, orinar o evacuar, provocan mareos en algunas mujeres embarazadas, esto se debe a que estas actividades pueden hacer que su presión arterial y ritmo cardiaco se reduzca, produciendo en mareo. La deshidratación, la ansiedad y el dolor también pueden provocar mareos y desmayos.

No ingerir suficiente comida y bebida. Si no comes lo suficiente, es posible que te baje el nivel de azúcar en la sangre, llamado hipoglucemia, lo cual puede provocarte mareos o desmayos. Para evitar la hipoglucemia deberás comer poco, pero muchas veces al día en lugar de hacer tres comidas grandes. Lleva contigo siempre agua para hidratarte y una pieza de fruta para que puedas comer cuando tengas hambre. La diete que debe llevar una mujer embarazada deberá ser lo mas sana posible y sin duda podrás conocer cual es la mejor alimentación durante el embarazo.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-hidratacion

La deshidratación te puede afectar de manera similar. Asegúrate de estar hidratada y para eso debes beber suficiente agua, y más si practicas ejercicios o si hace calor. Si tu orina se está volviendo amarilla o es turbia, no estás bebiendo suficiente agua y estás en un proceso de deshidratación.

Anemia. Si te encuentras anémica, tienes menor cantidad de glóbulos rojos para transportar oxígeno a tu cerebro y a otros órganos, lo cual te puede ocasionar mareos. La falta de hierro es la causa más común de la anemia, así que asegúrate de llevar una alimentación rica en hierro y de tomar vitaminas prenatales con hierro, especialmente en el segundo y tercer trimestre. Si padeces de anemia, tu médico posiblemente te recete además un suplemento de hierro.

blood cell

Glóbulos Rojos

Sensación de excesivo calor. Permanecer en una habitación en donde haga mucho calor o tomar un baño o una ducha calientes puede hacer que los vasos sanguíneos se dilaten, y de esta manera baje tu tensión arterial y te sientas atontada.

Si te mareas cuando hay demasiado calor, evita los lugares abarrotados de gente y con aire viciado y vístete con ropas cómodas que te puedas ir quitando a medida que lo necesites. Toma duchas o baños tibios en lugar de calientes (limita el tiempo de tus baños calientes durante el embarazo), y trata de mantener fresco el cuarto de baño.

mareos-y-desmayos-en-el-embarazo-refrescarse

Hiperventilación. El ejercicio en exceso o la ansiedad pueden algunas veces provocar una respiración acelerada y profunda (hiperventilación) y producirte un desmayo. Aunque el ejercicio puede ayudar a mejorar la circulación, ten mucho cuidado de no realizarlo en exceso cuando estés cansada o no te sientas bien. Empieza despacio. Si comienzas a sentirte mareada o aturdida mientras haces ejercicio, para y recuéstate.

También te puede interesar:

Embarazo10.com

Newsletter