UP

-     Escrito por canguro

La embarazadas que toman leche prevendrían la posterior aparición en sus hijos de la esclerosis múltiple

Consumir leche durante el embarazo puede reducir el riesgo de que el bebé desarrolle en un futuro esclerosis múltiple durante su vida adulta. El estudio que ha validado esos datos ha sido realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard y ha sido revelado durante la reunión anual que mantiene la Academia de Neurología que se lleva a cabo en la ciudad canadiense de Toronto.

embarazo1011022010

creativecommons

El estudio ha sido llevado a cabo con una muestra de 35.794 enfermeras cuyas madres rellenaron un cuestionario en el 2001 sobre sus experiencias y dieta durante el embarazo de las mismas. De las enfermeras que fueron objeto de estudio 199 han padecido esclerosis múltiple durante los 16 años en los cuales se ha venido realizando el estudio.

Los datos han revelado que aquellas enfermeras nacidas de madres que tuvieron un alto consumo de leche o vitamina D la esclerosis múltiple han tenido un prevalencia menor. Fariba Mirzaei, responsable del estudio ha declarado que las hijas de aquellas madres que tomaron 4 o más vasos de leche diariamente han tenido un 56% menos de probabilidad de desarrollar la enfermedad que aquellas hijas de madres que tomaron menos de tres vasos de leche diarios.

La responsable del estudio constata que cada día hay más evidencias que la ingesta de vitamina D tiene relación con la esclerosis múltiple. El contacto con la vitamina D comenzaría en el vientre materno. Las fuentes principales de vitamina D hay que buscarlas en la leche con suplementos, el pescado graso y la exposición a la luz solar.

Fuente: Adn |    Imagen: magnusfranklin

Embarazo10.com

Newsletter