Escrito por Tendenzias

La lactancia: un vínculo único entre madre e hijo

La leche materna es el mejor y más completo alimento que puede recibir tu bebé. Un vínculo madre e hijo que aporta lo mejor para nuestro bebé y además también beneficia a nuestra recuperación tras haber dado a luz. En Embarazo10 os hablamos a continuación de La lactancia: un vínculo único entre madre e hijo.

la-lactancia-un-vinculo-unico-entre-madre-e-hijo

La lactancia: un vínculo único entre madre e hijo

la-lactancia-un-vinculo-unico-entre-madre-e-hijo-bebe-feliz

Al alimentar a tu bebé con la lactancia o leche manterna, sólo le estarás pasando todos los nutrientes indispensables para su crecimiento, sino que además le pasas tus propios anticuerpos, evitando así que se enferme siendo muy pequeño y no lo suficiente maduro para afrontar las enfermedades. Además de esto, amamantar es un momento tan sublime que quedará en tu recuerdo como una de las cosas más bonitas vividas. Se establece y fortalece la relación madre-hijo, dándole además a tu bebé la sensación de protección y seguridad que necesita para ser una persona segura de si misma, incidiendo así de manera positiva en la formación de su personalidad. En un parto natural, apenas el bebé nace ya busca instintivamente el pecho de la madre, por lo tanto es la primera experiencia importante interactiva que tiene con otra persona.

La leche materna durante el crecimiento del bebé

la-lactancia-un-vinculo-unico-entre-madre-e-hijo-importancia

A medida que el bebé crezca, la leche materna lo ayudará a adaptarse a los alimentos que le incorporarás paulatinamente, ya que irá necesitando otros nutrientes además de los que le pasas con la leche. También le evitarás alergias y ayudarás a su salud dental. También se ha comprobado que el amamantamiento disminuye el riesgo de muerte súbita en los lactantes.

Si eres madre primeriza, te sentirás un poco preocupada al comienzo, no sabrás cual es la postura correcta para que tu bebé pueda succionar con comodidad, pero con el correr de los días encontrarás la forma adecuada y más cómoda para los dos, es que cada pareja madre-hijo es única, y los dos encontrarán la mejor manera.

En la primera mamada, lo más probable es que tu bebé no pueda alimentarse, porque todavía no has comenzado a producir leche, pero a pesar de esto es indispensable que él succione, porque de esta manera estará estimulando a tus pechos a que comiencen a producirla. La primera leche que sale se llama calostro. Es un líquido amarillento y muy aguado, pero es el mejor alimento que tu hijo puede recibir en sus primeros días de vida, ya que es riquísimo en elementos inmunizantes y lo ayudará a limpiar todo su sistema digestivo. Verás que sus primeras materias fecales serán de color verdoso oscuro, que se llama meconio.

Con el correr de los días tu leche se irá poniendo cada vez más espesa y blanca, hasta que finalmente tus pechos producirán la leche definitiva.

En las primeras semanas de tu bebé, puede ocurrir que tus pechos se congestionen, los sientas afiebrados, duros, sobrecargados de leche. Es que con el estímulo de succión al principio tus pechos elaborarán más cantidad de leche de lo que tu bebé necesita. Trata de alimentar más a tu bebé, pero si con esto no alcanza, extrae la leche en forma manual. Hay unos succionadores muy prácticos que te pueden ayudar a sacar el exceso de leche. Te sentirás muy aliviada. Con el correr de los días, tus pechos se adaptarán a la demanda del bebé y ya no producirás mas leche de lo que él necesita.

Leche materna ¿cuánto tiempo?

la-lactancia-un-vinculo-unico-entre-madre-e-hijo-tiempo

Para saber cada cuanto tiempo debes alimentarlo, te diría que generalmente es cada 3 o 4 horas, pero con el tiempo el mismo bebé te hará saber lo que necesita. Lo mejor es darle pecho “a demanda“. Te lo hará saber llorando, o haciendo movimientos a los costados como buscando el pezón, se queja, se retuerce, con el tiempo entenderás las maneras que él tiene de comunicarte sus asuntos. No es lo mismo un llanto de hambre, de dolor, de molestia, tú sabrás decodificar sus mensajes mejor que nadie a medida que lo vayas conociendo.
No necesitas una dieta especial, solo se te recomienda que tomes muchos líquidos, lácteos, caldos, jugos, agua. Sobre todo trata de consumir alimentos ricos en calcio, ya que la mayor parte del calcio que consumas se lo estarás pasando a tu bebe.

El amamantamiento es indispensable los primeros tres meses de vida de tu bebe, aunque lo mejor y más recomendado es hasta los 6 meses como mínimo, ya que por lo general en este periodo es cuando se le incorporan otros tipos de alimentos. La mayoría de los pediatras lo recomiendan hasta 1 año de vida o 2, cuando el niño empieza a relacionarse con personas distintas a las de ámbito familiar, y comienza a tener sus propias actividades independientes.

Embarazo10.com

Newsletter