Escrito por Tendenzias

¿Hay diferencias entre niños y adultos al tomar homeopatía?

Una de las preguntas más frecuentes que surgen alrededor la homeopatía es si niños y adultos la pueden tomar de la misma forma. La respuesta a este interrogante nos remite a una de las características más específicas de la homeopatía y es que esta terapia se basa en la individualización del tratamiento. Esto quiere decir que esta disciplina parte de las peculiaridades intrínsecas de cada paciente, los síntomas que padece, las posibles causas que los han desencadenado y la constitución de cada persona.

 homeopatia

Los expertos en homeopatía siempre tienen en cuenta al individuo de forma global, es decir, valoran todas las características, tanto físicas como psíquicas, que rodean al enfermo, siendo este un proceso que se sigue tanto en adultos como en niños. Así, esta es la peculiaridad que hay que tener en cuenta a la hora de administrar homeopatía en niños y es lo que nos indicará un profesional de la salud formado en homeopatía.

En el momento de elegir un medicamento homeopático u otro, la dilución o la posología no es diferente entre un niño o un adulto, y tampoco es necesario saber el peso de los niños para dárselos. No obstante, los expertos aseguran que la cantidad de gránulos o glóbulos (las formas farmacéuticas más comunes de esta terapia) que se administrar en los niños suele ser menor, básicamente porque con menos gránulos o glóbulos es posible alcanzar el efecto buscado, y una cantidad superior no sería efectiva.

bebes-enfermos-5-sintomas-para-ir-al-medico-niño-malito

Otra de las ventajas de esta medicina alternativa frente a la convencional, es que sus medicamentos son cómodos de administrar, pues los gránulos y los glóbulos se pueden disolver con un poco de agua, ya en un vaso, ya en el biberón. Su sabor es dulce, lo que no provoca el rechazo en los más pequeños y carecen de conservantes.

Por tanto, el tratamiento homeopático en adultos y niños presenta sólo diferencias por el hecho de que la homeopatía se centra en el individuo y en sus peculiaridades, de modo que el tratamiento variará en función de éstas y de sus síntomas. No obstante, también es importante matizar que existen medicamentos homeopáticos que alivian de forma general los trastornos más frecuentes en niños como los catarros, la gripe, los trastornos digestivos, las otitis, las infecciones de garganta o los traumatismos, entre otros.

Embarazo10.com

Newsletter